Más artículos

Guillermo Calvo: "Ahora Macri no sólo tiene que lidiar con la herencia de Cristina sino también con la de Sturzenegger"

Guillermo Calvo: "Ahora Macri no sólo tiene que lidiar con la herencia de Cristina sino también con la de Sturzenegger"
El reconocido economista que pronosticó el "efecto Tequila" habló con iProfesional y analizó la política monetaria de Sandleris, la inflación y la deuda
Por Mariano Jaimovich
13.12.2018 07.03hs Economía

Cada vez que pasa por Buenos Aires, Guillermo Calvo es requerido por todos los expertos de la City: su fama de buen pronosticador -que le viene desde cuando en 1994 pronosticó la "crisis del efecto Tequila" hace que se lo quiera escuchar con mayor atención en días de incertidumbre como los que corren.

El hoy profesor de Economía, internacionales y asuntos públicos de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) y ex economista Jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), estuvo en el país esta semana para disertar en el CIEF2018. Allí, disertó ante funcionarios como el titular del Banco Central, Guido Sandleris y a expertos de países de la región y de organismos multilaterales.

En diálogo con iProfesional, no se ahorró críticas hacia la estrategia del ex presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y mencionó los peligros que implica realizar reformas profundas en el sistema.


-¿Cómo ve la situación de Argentina en el complejo contexto mundial?
Hay que reconocer que la economía mundial está causando un montón de ruido, generando problemas en Argentina, Turquía y otros países. Es un momento complicado. A nivel local, en cierto momento estábamos al borde del precipicio y el arreglo con el Fondo Monetario ha ayudado bastante a estabilizar la situación.

-¿Y ahora?
Hay que mirar hacia delante, la situación sigue siendo complicada, la Argentina ha estabilizado las cosas macroeconómicamente en el cortísimo plazo, ha elegido variables que son intachables. El Gobierno está siguiendo una política económica que ahora entiendo, no entendía la anterior de usar la tasa de interés solamente, de una manera arbitraria. Acá las cosas son claritas sobre que van a hacer, vamos a ver si siguen con ese camino, pero el “paciente” puede entrar en un período de recuperación.

-¿De qué depende?
Hay que ser totalmente claro, la situación de Argentina no depende solamente de nosotros sino de la confianza de los argentinos, que hemos engañado por años sobre los niveles de inflación y otras variables. Hay que establecer credibilidad, y eso es muy difícil de lograr. Por eso va a llevar tiempo que bajen las expectativas de inflación, y en consecuencia la política será restrictiva, algo que ya estamos viendo. Eso es preocupante.

-¿Piensa que son correctas las medidas económicas restrictivas del Gobierno o existe otra alternativa?
No hay nada obvio en el corto plazo, después una cosa es la economía y otra los políticos. Si ellos no colaboran el Gobierno solo no puede, porque éste es un problema nacional. Entonces si empezamos a tirarle bombas al programa económico sólo para hacer oposición, vamos a hacer que la gente desconfíe y podemos confundir al elector. Contra eso no puede hacer nada el Banco Central. Puede subir la tasa de interés, pero con eso puede romper el esquema.

-Teniendo en cuenta que el año que viene hay elecciones, ¿es peligroso jugar con ese discurso en medio de esta frágil situación económica?
Sé que es muy difícil, pero tienen que llegar a un acuerdo. Las estabilizaciones exitosas, como la de Israel en los años ´80, tuvo un arreglo de precios y salarios. O como la estabilización de México, donde hubo un pacto social. Son cosas difíciles, pero el político lo debe hacer. Somos víctimas de la historia.

-¿Y las cuestiones coyunturales?
Se debe parar la inflación y hacer que el desempleo no sea muy alto, todas esas cosas con una política monetaria confiable podríamos solucionarlo bastante bien. Hay algunas cosas que no va a quedar otra que hacer ajustes que van a ser dolorosos. El salario real, por ejemplo, en el corto plazo muy probablemente va a tener que caer.

¿Cómo se maneja eso políticamente? No sé. Pero si fuese médico y viene un paciente que fumó durante 70 años, le voy a decir que ahora tiene los pulmones hechos pedazos y le voy a tener que sacar uno. La persona no puede pegarme a mí con un palo en la cabeza por serle sincero. Es lo mismo que pasa ahora con el elector, que no tiene buena información. Argentina fumó demasiado y ahora está pagando el precio. Parar la inflación va a tener costos.

-Hasta hace unos meses Sturzenegger intentó frenar la inflación con una política monetaria y metas pero no pudo…
A él sí le tengo críticas técnicas, no hay un ningún caso que se haya parado una inflación tan alta con la tasa de interés solamente. Menos aun cuando había una cláusula gatillo, que era la indexación de los  salarios. Fue un error, no había un ancla, y esto es lo que se vio: vino un ruidito de afuera y se fue todo lo logrado. Argentina hizo menos ruido que Turquía, porque Erdogan (el presidente turco) pidió no subir las tasas por cuestiones religiosas y pensé que todo se le iba al tacho, pero no pasó porque tenía control político. Nosotros apenas nos tocó la crisis mundial y el sistema reventó. Es como tener un tanque de nafta abierto.

-Y ahora hay un ajuste forzoso…
Pasa que Sturzenegger hizo más difícil la situación, habría también que hablar de la herencia de Sturzenegger, además de la de Cristina. Es muy complicado para el Gobierno. Hay que darle claridad y el peronismo racional debería juntarse para ayudar a que la situación no reviente. Mi mensaje es: peléense todo lo que quieran, pero primero cerremos el tacho con nafta porque si esto revienta, revientan todos. Todavía estamos muy al principio, pero la gente que está ahora en el Gobierno me inspira mucha confianza.
 
-Muchos analistas piden al Gobierno una reforma mucho más profunda para salir de esta situación económica cíclica, que implican nuevas reglas laborales y fiscales como se aplicaron en Brasil y otros países. ¿Cómo ve esto?
Hay que tener mucho cuidado, porque eso es abrirle la puerta a que llegue el populismo destructivo. Hay una cuestión política en eso, es muy peligroso porque ya tenemos bastante desempleo. En el largo plazo sí se va a tener que hacer una reforma, pero en el corto, que es donde estamos ahora, no me parece.-

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas