Más artículos

Dujovne rechazó que exista un atraso cambiario y dijo que "el peso es fuerte porque hay confianza"

Dujovne rechazó que exista un atraso cambiario y dijo que "el peso es fuerte porque hay confianza"
Además anunció que se logró "sobrecumplir" la meta fiscal en el 1er semestre del año con un superávit primario de las cuentas públicas de $30.221 millones
12.07.2019 13.03hs Economía

Aprovechando el marco en el que anunció que el Gobierno logró "sobrecumplir" la meta fiscal en el primer semestre del año con un superávit primario de las cuentas públicas que alcanzó los $30.221 millones, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, intentó llevar un mensaje tranquilizador sobre el rumbo de la economía que, según anunció, tendrá una inflación en "camino descendente", al menos por dos meses más.

Con la campaña electoral en marcha, Dujovne también intervino en uno de los debates calientes del gremio de los economistas: si la cotización del dólar es la de equilibrio o si las caídas nominales de las últimas semanas obedecen a una política de mantener un tipo de cambio artificialmente bajo para obtener un rédito en la campaña electoral. Dujovne desestimó las críticas y rechazó que exista un "atraso cambiario". Desde su punto de vista, el dólar vale lo que tiene que valer: "hay un peso más fuerte porque hay más confianza" en el rumbo tomado.

En una conferencia de prensa brindada este viernes en el Microcine del Palacio de Hacienda, el funcionario se refirió de esta forma a la sostenida baja del dólar experimentada en las últimas semanas y a las críticas de algunos economistas privados por un posible atraso cambiario, tal fue el caso del candidato presidencial Roberto Lavagna que dijo que el Gobierno se está "sentando arriba del dólar" para ganar las elecciones.

"Es un error de algunos economistas llamar atraso cambiario a la baja (del dólar) desde el punto más depreciado de la serie. Tratar de sostener ese tipo de cambio subvaluado generaría más inflación y más pobreza. Hay que alcanzar un delicado equilibrio. Lo que haya acá es un proceso de reconstrucción de la confianza por el superávit y porque la economía se recupera. Hay un peso más fuerte porque hay más confianza", argumentó el ministro.

 Dujovne se refirió a la inflación de junio, que se conocerá el martes próximo y se mostró confiado en que "siga el camino descendente".

"Pensamos que en junio va a seguir bajando, y en julio también. Pero hay que esperar el dato del Indec. Lo que nosotros vemos es una clara tendencia a la desaceleración de la inflación", arriesgó el ministro.

En ese sentido, el funcionario destacó, sobre todo, el freno en la inflación núcleo (que no contiene precios regulados ni estacionales). La proyección oficial para este año es de una inflación cercana al 40%.

Asimismo, teniendo en cuenta las elecciones presidenciales, Dujovne reconoció que es un año "especial" y no adelantó ninguna de las medidas preparadas por Hacienda o el Banco Central (BCRA) en caso de que las PASO no resulten como el Gobierno espera.

"Hay que garantizar la continuidad del programa", dijo y agregó: "Esperamos que los argentinos nos acompañen y que aseguren una victoria de Mauricio (Macri)".

No obstante, el ministro aseguró que no había hablado con el Presidente sobre su continuidad: "No es tiempo de hablar de eso", dijo.

Superávit fiscal primario de $30.221 millones en primer semestre

El ministro de Hacienda informó este viernes los resultados de las cuentas públicas de junio y el seguimiento de la meta fiscal del segundo trimestre del año.

El primer semestre del año registró un superávit fiscal primario de $ 30.221 millones de pesos, informó el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, en rueda de prensa.

El resultado positivo de los primeros seis meses del año se alcanzó a pesar del déficit primario registrado en junio, que fue de $6.598 millones.

Dujovne explicó que "es la décima meta fiscal consecutiva que cumple el Gobierno nacional", de las cuales las cinco últimas se encuadran en el acuerdo alcanzado con el Fondo.

Argentina tuvo en el primer semestre de 2019 un superávit fiscal primario de $30.221 millones, en un fuerte contraste con el resultado de la primera mitad de 2018, cuando se había registrado un déficit primario de 105.825 millones de pesos.

"Es la primera vez en ocho años que el sector público nacional no financiero tiene un primer semestre con superávit primario", aseguró el ministro.

El resultado primario acumulado asciende a 0,1% del PBI, en línea con el registrado en los últimos años de equilibrio primario (2010-2011), y se redujo en 0,9 punto porcentual en relación al primer semestre de 2018. Junio es el vigésimo cuarto mes consecutivo en el que los ingresos totales suben por encima de los gastos primarios: un 69% contra el 37 por ciento.

Desde el Palacio de Hacienda detallaron que los recursos de junio se vieron impulsados por ventas de activos por parte de empresas públicas por 44.600 millones de pesos. Excluyendo estos recursos, igualmente los ingresos habrían crecido 12 puntos porcentuales por encima de los gastos primarios.

Por primera vez en ocho años se completó un primer semestre con superávit primario En el acumulado del primer semestre del año, en tanto, el diferencial de crecimiento entre recursos y gastos ascendió a 14 puntos porcentuales, cifra que refleja la magnitud del ajuste aplicado por el Gobierno para equilibrar las cuentas.

La mayor parte del esfuerzo fiscal viene de la contención de los gastos. En términos reales, los gastos primarios cayeron 12% en junio, para encadenar 19 meses consecutivos de caída real (es decir de crecimiento por debajo de la inflación), y 13% a lo largo del primer semestre.

Los recursos tributarios en el primer semestre crecieron 43%, unos siete puntos por debajo de la inflación, debido a la dinámica de la recaudación por efecto de la recesión de la economía y al crecimiento en las transferencias automáticas a provincias, que en el primer semestre se expandieron 47,8% interanual, unos cinco puntos por encima de los recursos nacionales.

Vale recordar que la meta fiscal comprometida en el acuerdo con el FMI para el primer semestre del año asciende a $20.000 millones, pero este valor puede ajustarse a la baja si el conjunto de programas sociales que abarca el acuerdo supera la línea de base fijada para dichos programas o bien si el gasto de capital financiado con fuente externa supera la línea de base fijada para dichas erogaciones en el acuerdo

El anuncio se produjo en momentos en que Hacienda espera que el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional de la aprobación final de un desembolso por 5.400 millones de dólares.

A cambio de este crédito, Argentina se comprometió a cerrar las cuentas del Estado Nacional de manera equilibrada y alcanzar un superávit primario del 1% del Producto Bruto Interno (PBI), para el 2020.

El viernes pasado, el director gerente interino del FMI, David Lipton, informó el acuerdo alcanzado con las autoridades del gobierno argentino. "Me complace anunciar que el personal técnico del FMI y las autoridades argentinas llegaron a un acuerdo sobre la cuarta revisión del programa económico respaldado por el Acuerdo Stand-By. Sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo, Argentina tendría acceso a u$s5400 millones aproximadamente unos 3.900 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG, la moneda que maneja el FMI)".

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas