Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Palma Cané: "Por la desaceleración mundial, Argentina tardará más en generar dólares para pagar la deuda"

Palma Cané: "Por la desaceleración mundial, Argentina tardará más en generar dólares para pagar la deuda"
El analista internacional conversó con iProfesional sobre cómo la coyuntura internacional puede afectar al país y al próximo gobierno
Por Mariano Jaimovich
19.09.2019 06.51hs Economía

El mundo está siendo sacudido por diversos factores, como la suba en el precio del petróleo tras el atentado contra las refinerías de Arabia Saudita y la guerra comercial entre Estados Unidos y China que no encuentra resolución, a lo que se les suman otros hechos de importancia. En este agitado contexto, Argentina no se encuentra ajena a poder sufrir el impacto de las olas expansivas.

Para desglosar esta situación internacional, que influye ineludiblemente a nivel doméstico, iProfesional dialogó con el analista internacional Luis Palma Cané.

-¿Cómo puede impactar este contexto internacional delicado en la ya golpeada economía del país?

-A favor no juega nada, lo único que puede resultar favorable para Argentina es que China devuelva la represalia contra Estados Unidos, no le compre soja y nos pida más cantidad a nosotros.

Ahora están en un "impase" estas dos potencias, pero los números son claros entre ellos si se considera que las exportaciones de Estados Unidos a China son de u$s150.000 millones, mientras que China exporta a Estados Unidos unos u$s550.000 millones. Una diferencia de más de dos veces y que marca un déficit comercial muy grande que desata la guerra comercial que estamos observando. Pero, en general, hay varios conflictos geopolíticos que han llevado a la desaceleración global que hoy afrontamos.

-¿Cuáles son estos otros hechos que están generando la desaceleración mundial?

-A la mencionada guerra comercial entre Estados Unidos y China, se le suma el Brexit (la salida del Reino Unido de la Unión Europea), el desequilibrio político de Italia y el conflicto eterno entre Arabia Saudita e Irán. Ahora, la causa que los enfrenta son los drones teledirigidos que atacaron la refinería saudí. En el fondo, Irán está apoyada por Rusia, mientras que Arabia Saudita cuenta con el soporte de Estados Unidos, algo que afecta el equilibrio mundial.

-Específicamente, ¿en qué pilares se sustenta el enfriamiento de la economía mundial?

-Las tasas de crecimiento del mundo se están desacelerando. El año pasado la economía mundial creció 3,8% pero este año avanzaría 3%, no sería un freno aunque es un notorio retroceso.

Por eso, los bancos centrales están impulsando políticas de estímulos para contrarrestar la desaceleración global. En especial, los de Reino Unido, Estados Unidos, Japón y la Unión Europea dicen que no sólo alcanza con una política monetaria flexible -como bajar tasas de interés e inyectar liquidez-, sino que también es necesario complementarla con una política fiscal expansiva y aumentar el gasto público.

Claro, hoy tienen en contra para sus propuestas al eje fundamentalista, encabezados por Alemania y Holanda, las únicas economías europeas superavitarias, que se niegan a usar el superávit para financiar estos programas.

-¿Cómo afecta este escenario a la Argentina?

-Todo impacta en Argentina, porque cuanto más demoren los otros países en salir de la desaceleración, y siga cayendo el nivel de su crecimiento, más va a caer el comercio exterior. Es decir, más dificultad van a tener los países exportadores, como el nuestro, que necesitan exportar más volumen y cantidad de productos y servicios por la necesidad de subir el superávit comercial y solventar la deuda en moneda extranjera. Así, será más difícil generar más dólares.

-¿Y cómo puede afectar la crisis causada con el precio del petróleo por el ataque sufrido en Arabia Saudita?

-Existen dos factores a tener en cuenta para evaluar el impacto: por un lado, conocer cuánto tiempo les demandará recomponer la situación para normalizar la producción de 10 millones de barriles por día, algo que luce a que resolverá pronto. Asimismo, ayuda a la situación los anuncios de Trump y de Arabia Saudita respecto a abrir el uso de sus reservas estratégicas para mantener a los mercados abastecidos (la disponibilidad de los 630 millones barriles por parte de Estados Unidos). Esto tranquilizó al mundo y estabilizó el precio del petróleo.

Pero más allá de la coyuntural, la situación en sí trae una incertidumbre cada vez mayor porque, más allá de todo el apoyo que tiene Arabia Saudita de Estados Unidos, no se sabe si puede sufrir nuevos ataques. Esto es parte de un conflicto subyacente entre Estados Unidos e Irán.

Otro interrogante es la represalia que tomará Trump, más allá de las nuevas sanciones comerciales, que hasta ahora fue el tipo de castigo que aplicó siempre, porque nunca realizó ataques.

-A los conflictos geopolíticos se le suma la reunión de esta semana de la Reserva Federal, que bajó levemente la tasa de interés al rango de entre 1,75% y 2%. ¿Cómo puede afectar a la Argentina?

-Era esperable la baja de la tasa de interés, más allá que surgieron temores previos respecto a que con la suba del petróleo podía demorarse dicha medida por miedo a que se genere más inflación. En resumen, la baja de la tasa permite salir de la desaceleración económica pero hace subir la inflación. A nivel local, la baja de la tasa de la Fed favorece a la Argentina porque disminuiría el costo de la renovación de la deuda externa del país.

-Para hacer un resumen, ¿cómo pueden impactar todos los conflictos mencionados en las economías mundiales?

-Todo genera incertidumbre, que es el peor enemigo que puede tener la actividad económica, porque lleva a que no se consuma, no se invierta y se paralice todo.

Diría que a nivel internacional faltan estadistas. En general no hay líderes mundiales que resuelvan estos temas fundamentales.

-En base a la situación internacional, ¿qué puede suceder con el dólar?

-Es posible que afronte mucha volatilidad, tal como ocurre con todas las monedas. Se ha valorizado a nivel mundial alrededor del 6% este año y se va a seguir fortificando, porque a pesar de la leve baja que sufrió la tasa de interés de Estados Unidos igual sigue muy por encima que las tasas de sus principales competidores, como Japón, Reino Unido, entre otros.

Es decir, mientras no retroceda rápido esta referencia, sigue siendo más alta. Incluso, el año que viene puede revalorizarse 3% o 4% más. Diría que los bancos centrales del mundo no quieren que haya movimientos entre las monedas para que no se distorsione el mercado. Quieren que haya estabilidad entre las divisas. A nivel doméstico, el peso está cada vez más subvaluado y cuesta más endeudarse.

-¿Puede perjudicar todo este escenario al próximo gobierno?

-La desaceleración global va a complicar a cualquiera de los dos candidatos a Presidente (Mauricio Macri y Alberto Fernández), por las caídas en las exportaciones causadas por la recesión mundial, algo que jugará en contra para reactivar la economía y generar dólares.

En cambio, por el lado de las bajas en la tasa de intereses, eso tendrá un efecto positivo porque va a salir "más barata" la fiesta. Además, la mayor liquidez mundial que impulsan los bancos centrales va a favorecer al país a poder refinanciar la deuda extern.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Economía
Te puede interesar