Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

La crisis profundizó la "brecha" entre los ganadores y perdedores del sector tecnológico argentino

La crisis profundizó la "brecha" entre los ganadores y perdedores del sector tecnológico argentino
La inestabilidad cambiaria obligó a congelar proyectos y determinó una caída en ventas, sobre todo de hardware. El comercio electrónico siguió creciendo
Por César Dergarabedian
27.09.2019 11.00hs Economía

A pocos días del inicio de la cuenta regresiva mensual hacia las elecciones nacionales del 27 de octubre, y un mes y medio después de las PASO que derivaron en restricciones cambiarias, en el negocio tecnológico local surgen con claridad ganadores y perdedores.

Mientras entre los primeros están el comercio electrónico y las compañías de software y servicios informáticos, entre los segundos se encuentran aquellas compañías ligadas al hardware y las telecomunicaciones de capital nacional, que deben hacer malabarismos para sostener su negocio.

Sin embargo, triunfadores y derrotados coinciden en los reclamos de una baja de la inflación y mayor previsibilidad para empezar la reparación de daños y volver a la senda de crecimiento.

Para esta nota iProfesional recabó testimonios en primera persona de siete actores tecnológicos que compartieron cómo atraviesan este proceso recesivo.

"Pasaron cosas"

La célebre frase del presidente Mauricio Macri se puede aplicar al negocio del hardware. Juan Martín, gerente general de Lenovo, explicó que luego del año 2018, cuando "el mercado había declinado marcadamente, el segundo trimestre de 2019 mostró una recuperación de un 4% con respecto al mismo período del año anterior".

Hernán Chapitel, director de Ventas para Latinoamérica de ASRock, uno de los principales fabricantes globales de placas madre, coincidió con Martín: "Veníamos mucho mejor respecto a 2018, subiendo entre un 20% y un 30%".

Pero luego de las primarias del 11 de agosto, en el caso de la marca china, "el efecto en las ventas es el mismo que se dio en el año 2018 y que se reflejó en la contracción del mercado".

"Es evidente que estamos pasando por momentos difíciles, pero nuestra mirada es a mediano/ largo plazo y así también se lo transmitimos a nuestros clientes y asociados de negocio", dijo Martín.

El gerente de Lenovo apuntó contra la inflación, "un componente distorsivo que afecta a la economía en su conjunto y, por consiguiente, a la actividad comercial. En nuestro caso y por el momento no ha implicado la postergación de planes, pero sí ha reducido la demanda en general por dos motivos principales: son productos importados dolarizados y, que en el caso del consumidor final, se pagan mayormente en cuotas. En lo que respecta a mercado PYME y corporativo, hemos visto algunas postergaciones de compras que ya estaban pautadas".

En el caso de ASRock, "el impacto fue inmediato, el lunes mismo después de las elecciones los mayoristas asustados cancelaron las órdenes de compra. Estamos actualmente en un 20% o menos de facturación con respecto mismo mes de 2018", dijo Chapitel.

El panorama es oscuro para este sector informático: "Las ventas a consumidor final bajaron estrepitosamente, por ende el reseller no compra al mayorista. Las ventas que se siguen haciendo son las que hay que entregar si o si, pero no hay nuevos proyectos por ahora", afirmó el ejecutivo de ASrock.

"Nuestros precios están en dólares, por ende no aumentamos, se ajusta al tipo de cambio. La demanda se redujo tremendamente, y no hay planes de expansión agresiva en lo que resta del año", admitió.

Como "telco" en la neblina

En el caso de las empresas de telecomunicaciones y proveedoras de servicios de Internet, el panorama no es tan dramático como en el negocio del hardware, pero reina la neblina de la incertidumbre.

Ariel Graizer, presidente de la Cámara Argentina de Internet (Cabase), admitió que antes de las PASO ya venían "impactados por la devaluación del año pasado y por la incidencia de tasas de interés que hacen inviables muchos proyectos de inversión que dependen de instrumentos de financiamiento, pero aun así las Pymes y cooperativas de la industria han seguido invirtiendo en la actualización y ampliación de sus redes.

En el caso del Grupo Datco, Horacio Martínez, director general ejecutivo, "antes de las PASO las condiciones de la economía local no eran las mejores, (pero) pudimos sostener los ingresos en dólares muy cerca del valor del año anterior. Esto se logró en gran medida como producto de la mejora del mix de ingresos al acrecentar la participación de rubros de mayor margen de rentabilidad como consultoría, infraestructura y servicios de comunicaciones y desarrollo".

La devaluación del peso y las restricciones cambiarias posteriores a las PASO impactaron en este sector: "Para todos, la devaluación es siempre traumática por la dependencia de insumos dolarizados que tiene esta industria. Los ISP necesitan tener previsibilidad, tanto en lo que refiere a sus costos, como la tasa de retorno de sus proyectos de inversión, algo que es bien difícil de equilibrar tomando en cuenta que facturan sus servicios en pesos, pero tienen la gran mayoría de sus insumos atados al valor del dólar o directamente dolarizados", recordó el titular de la Cabase.

El titular de la cámara de los ISP locales advirtió que "estamos en niveles de tasas de inflación tan altos que complican toda la economía. No es sólo el aumento de precios, es el desaliento a la inversión que genera una  tasa de interés que sólo sirve para fomentar la bicicleta financiera.

La incertidumbre y la falta de perspectivas también hace que se pongan en pausa los proyectos y eso no hace más que complicar aún más la situación de la economía".

Desde Datco, Martínez coincidió con la visión de Graizer: "La mezcla entre una economía que no crece, devaluación, alta inflación y la incertidumbre política es el cóctel perfecto para desalentar la inversión y la generación de nuevos proyectos. Esta coyuntura de ‘wait and see’ es el peor de los escenarios posibles, ya que ante la incertidumbre todas las decisiones, hasta las más pequeñas, se posponen".

Las "moscas blancas"

Aunque no son inmunes a la crisis, el comercio electrónico y el software aprovechan el nuevo contexto para mantenerse y crecer. Marcos Pueyrredón, vicepresidente global para mercados hispanos de Vtex y presidente del eCommerce Institute, recordó que antes de las PASO, "nuestro sector en el primer semestre creció a nivel de pedidos un 21% más de órdenes de compra generadas" en la primera mitad del 2018.

"Más allá del contexto que no fue positivo el comercio electrónico, en nuestro país se ha demostrado que en momentos de crisis es una ‘ventana de oportunidades’ no sólo para la oferta (comercios y marcas) sino para los consumidores".

¿Cuáles son  las causas de este fenómeno? "Para la oferta permite canalizar ventas que no se logran o que cayeron en los canales tradiciones (tienda física, centro comerciales, cadena de distribución, etc.) a través de los canales digitales (tienda online, marketplaces, redes sociales, etc.) porque estos canales expanden el acceso a nuevos clientes y mercados", dijo Pueyrredón.

Para la demanda, o sea los consumidores (finales o empresas), permite hacer rendir mejor su dinero. "Además, es una constante que en las crisis o momentos de incertidumbre el consumidor busca más y compara más antes de gastar por lo que Internet es el canal nativo y más utilizado para esto", dijo el VP de Vtex.

Mientras en el negocio del hardware se desplomaron las ventas y los ISP renegocian sus contratos, en el comercio electrónico los resultados de las PASO abrieron un espacio de crecimiento: "Paradójicamente, en muchas categorías aumentaron las ventas porque los consumidores (finales o empresas) que tenían pesos necesitan por la incertidumbre darles un fin a los mismos y la compra de un bien o productos en línea es una forma rápida y muy eficiente para hacerlo", sostuvo Pueyrredón.

Desde Despegar, su gerente general para la Argentina y Uruguay, Sebastián Mackinnon, describió que en el último año observaron "un cambio en las preferencias de nuestros clientes, quienes se volcaron a destinos más cercanos. Antes se armaba un estilo de viaje y hoy se arma otro. Por otro lado, notamos un gran crecimiento en el turismo receptivo".

Mackinnon ilustró una reacción posterior a las PASO similar a la de Pueyrredón: "Las semanas siguientes experimentamos una fuerte demanda en nuestras plataformas respecto a las semanas anteriores. El aumento se registró tanto en servicios domésticos como internacionales y también en lo que respecta a hoteles, pasajes y paquetes".

"Los viajeros siempre buscan buenas ofertas y cuotas, es por eso, que en Despegar continuamos con financiamiento en cuotas en pesos sin interés. De esta forma los viajeros pueden aprovechar para fijar precios. Es una gran oportunidad que está siendo utilizada por muchos usuarios".

Para los destinos domésticos van a seguir con Ahora 12, ofreciendo 12 cuotas sin interés en paquetes, escapadas, hoteles, autos y actividades.

Sobre los destinos internacionales pondrán el foco en Brasil con paquetes a precios promocionales y con financiación.

Peor adentro, mejor afuera

En el caso del software, el impacto de la crisis no es inocuo. Ignacio Aguinaco, director de finanzas y operaciones de Terrand, empresa argentina dedicada a fortalecer procesos con aplicaciones móviles, aseguró que "la industria del software en la Argentina es una burbuja que se mantiene a pesar de los avatares de la economía".

Las restricciones cambiarias y la recesión los perjudicaron en la operación local: "Se postergaron algunos proyectos debido a que la propuesta está basada en valor dólar y se disparó el costo en pesos para las empresas interesadas en desarrollar el producto", reconoció Terrand.

En cambio, la caída del peso los benefició en sus operaciones en el exterior, "ya que pasamos a ser muy competitivos con respecto a otros hubs como Ucrania, Lituania, Estonia, que son los países con quienes competimos a la hora de brindar servicios en Europa".

Respecto al mercado local, observaron "dos perfiles de clientes distintos entre los argentinos. El primero congela los proyectos hasta que se tranquilice la situación mientras que el segundo busca invertir en soluciones innovadoras que le otorguen más eficiencia a sus procesos y así apoyar su estrategia en la digitalización".

Pero además, la inflación les afectó "muchísimo los márgenes de la empresa en el último año". Si bien las proyecciones mostraban que iba a estar por encima de los 40 puntos en 2019 y la del 2018 rozó el 48%, "tenemos como política aumentar los precios de nuestros productos una vez al año, lo que hace inviable trasladar todo el aumento a nuestros clientes", admitió Aguinaco.

Esto lo han combatido apostando por el crecimiento generando mayor volumen, aunque "han sido meses en los que ha costado más cerrar ventas".

"Intentamos ajustar algunos costos. Por ejemplo, nos apoyamos en nuestros proveedores locales de servidores en lugar de otros como Amazon cuyas facturas son en dólares", explicó.

Panorama negro

A partir de este contexto, ¿cómo evolucionará el mercado de aquí a fin de año? Desde Lenovo, Martínez observa "un mercado de consumo con una leve caída con respecto al segundo trimestre del año. Por el lado del mercado corporativo y Pymes, también notamos una desaceleración en la demanda en general, pero con ciertos sectores –reparó- aun dinámicos que continúan con sus planes de inversión en tecnología". 

Chapitel, de ASrock, admitió que el negocio "quedará así, con este golpe después de las PASO. Si la situación empeora puede caer pero un poco más, ya no queda mucho por caer. Estamos en una situación  similar al 2002".

Graizer, de la Cabase, advirtió que "un contexto de volatilidad e incertidumbre como el de estos días es muy perjudicial para las inversiones en una industria como la de tecnología, que en su mayoría  están dolarizadas. Una vez que se estabilice el tipo de cambio, se verá qué proyectos tendrán continuidad y cuáles ya no son viables a partir del cambio de términos de referencia".

Para Martínez, de Datco, "las perspectivas del contexto económico, donde pareciera ser que se impone un dólar alto, nos permiten prever un periodo en el que nuestro negocio mejorará sus márgenes y nos hará más competitivos, lo cual es bueno; pero no tanto si la incertidumbre que frena los proyectos no se disipa".

"No somos demasiado optimistas con el mercado interno, por lo que estamos poniendo el foco en nuestra operación de España", explicó Aguinaco, de Terrand. "De a poco vamos consiguiendo que crezca y vaya  equiparándose con la local".

Pueyrredón, de Vtex, cree que la demanda y la oferta "necesitan certidumbre y tener más confianza en lo que pasara con el próximo gobierno y están esperando las elecciones: eso marcará con qué vientos evolucionará el mercado hasta fin de año".

"Es fundamental para todas las partes tener señales claras que muestren un escenario de previsibilidad con un futuro que nos permita salir del contexto y 'humor negativo' generalizado", concluyó.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar