Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

¿Cuál es la bomba de tiempo de las pensiones en América Latina?

¿Cuál es la bomba de tiempo de las pensiones en América Latina?
De acuerdo con datos aportados por la Cepal, en el año 2065, una cuarta parte de la población de la región tendrá 65 años o más
04.11.2019 14.18hs Economía

Durante 2019, tanto Brasil, Chile y Argentina hicieron reformas a su sistema de pensiones, o al menos los revisaron y realizaron ajustes a los montos que se pagan. Por su parte, en México todo se mantuvo prácticamente igual cuando están por cumplirse los primeros doces meses del gobierno Manuel López Obrador.

El anuncio de hace unos meses no fue otra cosa que un discurso, ya que siguen enfocados en bajar y bajar las comisiones, arguyendo que con eso los pensionados actuales y futuros recibirán mejores pensiones, cuando saben que no es ese el remedio para una grave enfermedad que padece la economía mexicana y su sistema pensionario.

Al final del día, este no es un problema que no solamente afecta a México, sino a toda Latinoamérica. De acuerdo con datos de la Cepal, en el año 2065, una cuarta parte de la población de la región tendrá 65 años o más. La bomba de tiempo de las pensiones sigue su cuenta regresiva y nadie ha encontrado cómo desactivarla.

Latinoamérica vive en estos momentos una gran convulsión, le aquejan muchos problemas inmediatos y también uno de largo plazo: el de las pensiones. Lamentablemente todo indica que los ajustes se hacen cuando se han presentado los problemas, en este sentido la región es reactiva y no preventiva.

El descontento en Chile obligó a fijar una agenda social que revisará el monto de las pensiones luego de que su sistema (por cierto, copiado por México), no pudo disminuir la desigualdad económica tras más de 30 años de vigencia; en Brasil se realizó una reforma pensionaria, ya que los pasivos empezaban a ahogar al estado y el mercado estaba muy cerca de la anarquía. Este ajuste fue bien calificado por las agencias calificadoras, pero advierten que, con los años, deberá revisarse nuevamente.

Por su parte, en Argentina la grave crisis económica llevó a que se decretara un incremento de emergencia en las pensiones, el tercero en el año, además de que revisarán la ley en los meses siguientes para impulsar mayores pensiones y así disminuir en la medida la desigualdad y pobreza entre los ciudadanos de la tercera edad.

A pesar de que México dice ir muy bien, la realidad es que se incuba día a día un grave problema con una tasa de reemplazo (porcentaje del salario que obtiene un pensionado) que no llega ni al 40 por ciento, un porcentaje de aportación ridículo de apenas 6.5 por ciento tripartita (1.25 por ciento individual), fijado hace ya más de 60 años, y un sistema pensionario alterno que ahoga a universidades, estados y municipios obligando a distraer al menos 60 por ciento de su gasto fijo año con año para el pago de estos pasivos.

En Brasil, uno de los aspectos más importantes consistió en establecer por primera vez una edad mínima de jubilación. Antes de la reforma, las trabajadoras con 30 años de cotización y los trabajadores con 35 años podían acceder al retiro, en consecuencia, muchas personas dejaron de trabajar con apenas 50 años.

La reforma establece una edad mínima de jubilación de 62 años para las mujeres y de 65 años para los hombres con un tiempo mínimo de cotización de 20 años. Con estas dos décadas de contribución mínima, el trabajador tendría derecho al 60% de la pensión y, a partir de ahí, se incrementará un 2% por cada año adicional trabajado. De esta forma, para obtener el 100% de la pensión serán necesarios tener 40 años de cotización. La reforma también revisará la edad mínima para el retiro periódicamente, algo que no sucederá en México al menos los próximos 5 años.

Por su parte, el sistema de pensiones chileno fue copiado en su totalidad por México hace poco más de 20 años; hoy, ese modelo muestra graves fisuras, al grado de que el gobierno se ha visto obligado a revisarlo ante el levantamiento social que amenaza incluso con poner fin a su mandato.

"Lo que nos gustaría es que las pensiones de los futuros y actuales pensionados sean lo más altas posible. Es muy relevante que los actuales pensionados puedan ver mejoras sustantivas pronto, y estamos trabajando para poder encontrar el mejor mecanismo para llegar a eso, tengo prioridades en este momento: pensiones e ingreso mínimo garantizado", dijo la ministra del trabajo, María José Zaldivar, a periodistas sobre si habrá una reforma al sistema de pensiones. De acuerdo con las versiones provenientes del país andino, esta reforma será muy profunda, de largo plazo, y, posiblemente, de cambio de modelo.

En Argentina, que enfrentó uno de sus peores años en la última década, el sistema de pensiones se convulsiona día tras día y también se habla de una reforma de fondo, a riesgo de que se profundice el descontento social y derive en otros episodios ya registrados por la historia.

En diciembre de 2017 se aprobó en aquel país aumentar la edad de retiro de los 65 a 70 años, como una medida del aún presidente Mauricio Macri para reducir el alto déficit público. Las protestas en las calles no se hicieron esperar y este cambio alimentó la impopularidad del mandatario argentino, que a la postre le costó la derrota en las elecciones de octubre pasado frente al peronista Alberto Fernández.

México tampoco tiene un panorama alentador. El problema es el bajísimo porcentaje de aportación. Todo lo demás son solamente paliativos y argumentos políticos para tomar como bandera el aumento de unos cuántos pesos a las pensiones, al final del día, estas siguen como las más bajas de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), y también una de las más bajas del mundo.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Economía
Te puede interesar