Más artículos
El Correo Argentino de la familia Macri quedó a un paso de la quiebra

El Correo Argentino de la familia Macri quedó a un paso de la quiebra

El Correo Argentino de la familia Macri quedó a un paso de la quiebra
La fiscal Gabriela Boquín señaló que se debe abrir en forma urgente el procedimiento de "salvataje", lo que implicaría poner las acciones a la venta
Por iProfesional
05.12.2019 10.09hs Economía

La fiscal Gabriela Boquín le reclamó a la sala B de la Cámara Comercial que tome una decisión en el expediente sobre la deuda del Correo Argentino, perteneciente a la familia Macri.

Además, la fiscal señaló que se debe abrir en forma urgente el procedimiento de "salvataje", lo que implicaría poner las acciones a la venta y que el posible interesado además diga cómo les pagará a los acreedores su millonaria deuda.

Por tal motivo, éste podría ser el paso previo a la quiebra, el fantasma del que huye desde siempre el grupo empresario de la familia presidencial, ya que podría arrastrar a sus empresas activas.

"Se han dilapidado cuantiosos activos a lo largo de la inusitada extensión que se le ha dado al trámite del concurso en abierta violación al principio de igualdad ante la ley respecto de otros concursados (…) los representantes del Estado, en consonancia con la concursada han dilatado contra legem el presente proceso", indicó la fiscal en nuevo dictamen.

Además, denunció que el juez federal Ariel Lijo, que tiene la causa penal sobre el acuerdo intentado entre el Correo y el Estado para licuar la deuda, retiene el expediente comercial hace dos meses, cuando la ley solo le permite consultarlo durante cinco días. La Cámara se lo exigió ayer. Ahora habrá que ver si este tribunal avanza en alguna definición.

El nuevo dictamen de Boquín, pone asuntos cruciales sobre el tapete:

- Desde que ella denunció en 2017 el intento de un pacto perjudicial para las arcas públicas sobre la deuda del Correo, no se logró un nuevo acuerdo. Tanto los representantes estatales como los Macri-empresarios apostaron en mágica coincidencia al paso del tiempo. Se supone que el Estado debería hacer todo lo posible por cobrar, pero no sucedió. La Procuración del Tesoro dijo en su última presentación que no tuvo tiempo suficiente de analizar la oferta final de la empresa, que admitía pagar la deuda original del año 2003 (296 millones de pesos) pero pretendía que los intereses solo se computen si gana juicios al Estado. Según Boquín la deuda hoy es de 4500 millones de pesos.

- El escenario es el mismo de hace 18 años, cuando el Correo entró en concurso. En 2004 la Cámara Comercial había indicado el "cramdown" o salvataje de la empresa, pero la jueza de primera instancia no lo implementó. El tribunal de alzada lo abrió en 2010, el Correo apeló y desde entonces está inexplicablemente sin ser resuelto ese planteo.

- Con el salvataje, se abre un registro para que en los cinco días posteriores se inscriban los interesados en comprar acciones y deben decir cómo pagarán a los acreedores. Estos tienen que definir si otorgan o no su conformidad. Pero, recuerda la fiscal, el respaldo que había conseguido el Correo en el acuerdo firmado en 2016, luego anulado, estaba compuesto por conformidades truchas. Ella denunció que los acreedores estaban representados por los estudios de abogados vinculados al propio Correo y a los integrantes de su directorio. El 80 por ciento de los que habían dado su aval tenía esas características. Esas conformidades fueron denunciadas y ya no se podrían usar.

- Si no se anotan interesados o los acreedores (que son algo más de 700) los rechazan, la única vía posible es la declaración de quiebra, que arrastraría a las empresas controlantes, Socma y Sideco.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Temas relacionados