Más artículos

Alberto abre su gestión con foco en los precios y en descomprimir la tensión social de fin de año

Alberto abre su gestión con foco en los precios y en descomprimir la tensión social de fin de año
El nuevo Presidente toma medidas concretas tras definir su prioridad. Hay diálogo con supermercados para garantizar consumo en sectores de bajos ingresos
Por Claudio Zlotnik
11.12.2019 06.01hs Economía

Primero, los precios. Es la máxima que se fijó el equipo económico de Alberto Fernández para lograr el objetivo de superar la situación de crisis social. Por lo pronto, superar el fin de año sin que se produzcan situaciones de violencia generadas por la pobreza. Y para eso, las primeras medidas irán destinadas a garantizar una canasta familiar accesible a los segmentos más bajos de la pirámide social.

Como complemento, se anunciará en las próximas horas una mejora en los ingresos para los sectores que reciben planes de asistencia social, así como asalariados y jubilados de niveles inferiores.

Por más que la inflación y el encarecimiento de la canasta alimentaria hayan sido puntos que pasaron a un segundo plano en el discurso ante la Asamblea Legislativa -más centrado en aspectos políticos como la reconciliación nacional y la reforma de la Justicia-, lo cierto es que el Presidente dio la orden para que esa sensible cuestión sea abordada por su flamante Gobierno ya desde las primeras horas de mandato.

Matías Kulfas, flamante ministro de Desarrollo Productivo, y Paula Español, designada secretaria de Comercio Interior, serán los encargados de llevar a cabo ese mandato.

En las próximas horas, ambos se reunirán con las principales cadenas de supermercados con el objetivo de acordar una estrategia de cara a las próximas fiestas. El Gobierno entrante no quiere pasar ningún sobresalto durante este mes, que suele ser "caliente" con los reclamos sociales ante el advenimiento de Navidad y Año Nuevo.

Alberto F. reconoce las dificultades económicas que atraviesan las familias, sobre todo en el conurbano bonaerense, y quiere que continúe la tranquilidad en las calles.

La mayoría de las grandes cadenas de supermercados ya fueron avisadas de las próximas reuniones. Hasta la tarde de ayer martes se intentaba buscar una fecha para que pudieran asistir todos los máximos responsables de las cadenas supermercadistas.

En el temario inicial figurará la confección de una "caja de Navidad" a precios promocionales. Los principales supermercados ya ofrecen en sus salones al menos tres categorías de "cajas", pero la intención oficial es que haya ofertas todavía más baratas.

También habrá una convocatoria especial a las principales fabricantes de alimentos, pero para tratar el tema de los precios como una cuestión más abarcativa y profunda, por fuera de las fiestas de fin de año.

A dos semanas de la Nochebuena, Alberto F. ha puesto la continuidad de la "paz social" como uno de los temas prioritarios de su agenda inicial. Nada ensombrecería más el debut de su Gobierno si hay la tensión y reclamos en las calles.

Por eso mismo, entre las medidas que se anunciarán en las próximas horas figurará un aumento de "emergencia" para titulares de AUH, jubilados que ganan la mínima y trabajadores activos con "salarios bajos".

El diagnóstico del jefe de Estado es que, de entrada, se necesita dar una recomposición de los ingresos más postergados por la crisis. Todo sería anunciado, justamente, antes de las fiestas como una forma de descomprimir la situación social.

Para los días subsiguientes quedará el anuncio de un plan económico integral. De hecho, esa novedad -ni Mauricio Macri ni Cristina ni Néstor Kirchner anunciaron planes integrales- formó parte del discurso en el Congreso.

Alberto F. dijo que las principales variables de la economía -precios, salarios, tarifas, tipo de cambio, aspectos monetarios, fiscales y sociales- tendrán consistencia en ese programa que se explicitará en los próximos días.

"Nuestro plan de Acuerdos Básicos de Solidaridad en la Emergencia, busca resolver esa situación de desorden, para otorgarle consistencia económica y social a nuestra recuperación", se explayó Fernández.

En paralelo, el Presidente dará prioridad a la "Tarjeta AlimentAR". Y anunció que intervendrá la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y eliminará sus fondos reservados para destinarlos al plan contra el hambre. Lo propio hará con el resto de los fondos reservados, como el que hasta ahora administran las Fuerzas Armadas.

De acuerdo a lo anunciado semanas atrás por el ahora ministro Daniel Arroyo, la tarjeta se distribuirá entre dos millones de personas.

El plástico, que será emitido por el Banco Nación, incluirá un monto cercano a los 4.000 pesos a utilizar en el transcurso de cada mes.

La propuesta comprenderá hasta 1.500 artículos pertenecientes a ocho categorías: almacén, conservas y enlatados, legumbres, aceites, harinas y farináceos, lácteos, galletitas, bebidas, higiene personal y limpieza.

Los beneficiadores contemplados por "AlimentAR" comprenderán a titulares de la asignación universal por hijo (AUH), jubilados y pensionados, y beneficiarios de asignaciones y planes sociales.

Distinta es la realidad del resto de los trabajadores activos. A pesar de la fuerte pérdida del poder de compra de los salarios, la CGT rechazó la posibilidad de un reclamo masivo para el cobro de un bono de fin de año.

Héctor Daer subrayó que "no va a haber" un bono de fin de año general para todos los trabajadores y aclaró que "tendrá que ver con cómo está cada actividad". Camioneros -donde mandan los Moyano- fue uno de los sindicatos que ya se plantó con un reclamo en ese sentido.

A llenar la canasta

Como anticipó iProfesional, la intención es que esa canasta navideña contenga entre seis y siete artículos clásicos, como pan dulce, turrón, garrapiñada y sidra. Tendría un mismo precio en todas las cadenas que adhieran.

Esa negociación será la primera de una más abarcativa, y que involucra a los precios de los alimentos que expenden los súper.

La mira está puesta en la lista de "Precios Cuidados", que será relanzada en las próximas semanas. 

La lista actual vence en la primera semana de enero, y la idea es que ese programa vuelva a tener fuerza de ventas en las cadenas de supermercados, con la inclusión de primeras marcas en el caso de las leches y los alimentos en general.

Durante el kirchnerismo, "Precios Cuidados" llegó a tener una gran incidencia en la facturación total en alimentos de las grandes cadenas. Los empresarios, que al principio objetaban ese control, terminaron asumiendo que se trataba de una buena manera de asegurar un nivel de rentabilidad.

Algo que terminó por desarreglarse con la crisis. Los últimos balances de las principales alimenticias (Arcor y Molinos) arrojaron pérdidas históricas ante el retroceso del consumo masivo.

Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído