Más artículos

Uber, Cabify y Beat ahora también compiten por los conductores con distintos programas de incentivos

Uber, Cabify y Beat ahora también compiten por los conductores con distintos programas de incentivos
Las apps de movilidad buscan la manera de mantener la permanencia de los conductores, especialmente de los que suman buenas calificaciones. Los detalles
Por Andrea Catalano
12.02.2020 06.38hs Economía

Uber, Cabify y Beat ya no compiten sólo por los pasajeros. También lo hacen por los conductores. Las plataformas tienen activas diversas acciones para que quienes trabajan con sus apps permanezcan más tiempo en ellas a fin de recibir beneficios que, según el caso, pueden ser en dinero o no.

Beat desembarcó en noviembre pasado con un programa de incentivos económicos agresivo a fin de ganar la voluntad de conductores que les permitieran cubrir zonas de la provincia de Buenos Aires primero, y de la Ciudad después.

En diciembre, Uber hizo lo propio. Aunque en este caso el plan de recompensas se activó después de tres años de haber establecido su pie en el país. Cabify ya había implementado el suyo en julio de 2019.

Resulta cada vez más habitual que, al tomar el auto de alguna de las tres plataformas, quien conduce esté adherido a, al menos, dos de las tres disponibles, cuando no a las tres.

En cualquiera de los casos, los conductores explican que encienden la aplicación que más le conviene según el momento del día o de la semana de que se trate. Un comportamiento que también se ve en las distintas partes del mundo donde operan al menos dos de estas aplicaciones en simultáneo.

En las conversaciones informales que se suele tener con quienes conducen los autos de cualquiera de estas aplicaciones es común escuchar que, para que el trabajo rinda, deben permanecer arriba del auto entre ocho y nueve horas por día. Nunca menos.

Algunos descansan el fin de semana completo, otros se toman sólo el sábado o el domingo. Todos coinciden es que la ventaja de trabajar con una app es que, si el día viene mal, pueden apagarla y retomar en otro momento. Lo mismo si llegaron al objetivo pretendido para ese día. Valoran esa flexibilidad.

Hay consenso, también, en que para alcanzar la ganancia pretendida al final de cada mes es necesario terminar el día con unos $2.000 en el bolsillo.

Impulso griego

El desembarco de Beat hizo que el mercado de las aplicaciones de movilidad tuviera un buen remezón. Los incentivos económicos del principio alentaron a muchos a sumarse a la plataforma, aún cuando no abandonaran a las otras.

Atraer a los conductores también permitiría que más usuarios probaran esta plataforma, cuyos viajes son todavía mucho más baratos que los ofrecidos por Uber o Cabify por la misma distancia.

Así, Beat comenzó brindándoles a sus primeros choferes un bono de $5.000 a los que completaban determinada cantidad de viajes en un lapso determinado. Muchos conductores decidieron trabajar más en esa aplicación pues el bono les permitía armarse la base desde la cual, luego, generaban más ingresos por la cantidad de horas de permanencia en la calle.Luego, esa cifra se ajustó y pasó a $3.500. Para ello, había que cumplir un total de 17 viajes en determinada cantidad de tiempo. A dos meses del inicio de este incentivo, hoy ese monto ya se redujo a $1.700, de acuerdo a lo que iProfesional pudo obtener de diversos conductores. La expectativa es que el valor volverá a reducirse hacia adelante. Y hay quienes especulan que habrá un momento en que ya no exista más.

Beat fue consultada sobre este programa de incentivos pero dijo que no tenía ningún tipo de información para dar.

Otra modalidad de estímulo que impera también en este sector es el programa de referidos. En el caso de Cabify, paga $2.000 a aquel conductor que oficina de padrino de un nuevo chofer que, a su vez, tendrá la chance de sumar $1.000 adicionales por hacer 30 viajes en 15 días desde la fecha de registro. En caso de que hagan 25 viajes en una semana, ese incentivo asciende hasta los $2.500.

Además de operar en la ciudad de Buenos Aires, la española tiene presencia en Rosario y Mendoza. Entre sus tres locaciones, la compañía ya suma a más de 10.000 conductores.

Desde la compañía indicaron que tienen distintos tipos de incentivos para conductores, también orientados a cumplir un determinado número de viajes en un lapso predefinido, o en momentos en que ya se sabe que hay más demanda.

"Ofrecemos un esquema mínimo garantizado semanal. Si cumplen ese mínimo se le garantiza el ingreso. A esto se suman incentivos por franjas horarias para que hayan conductores cuando hay más demanda y poca oferta, en determinados horarios y días de la semana", explicó a iProfesional, Diego Céspedes, head of Growth de Cabify.

A esto se suman también bonos de incentivo por viajes y, en el caso particular de las operaciones establecidas en Rosario y Mendoza, se ofrecen extras por viajes para algunos traslados en particular, sobre todo los fines de semana y por la noche.

Buenas calificaciones necesarias

El manejo de los tiempos para cumplir con los objetivos propuestos es un motivador como también lo es la necesidad de obtener buenas calificaciones de partes de los usuarios, especialmente cuando se trata de los nuevos conductores. Son ellos los que necesitan más rápidamente sumar estrellas para, luego, pasar de nivel. Pero es también a este grupo al que se le da más tiempo para alcanzar los objetivos.

Uber también ofrece un programa de recompensas, llamado Uber Pro que funciona a nivel global. A diferencia de los incentivos que ofrecen sus competidoras, lo de esta compañía pasan por darles a los conductores facilidades para acceder a servicios relacionados con el auto que usan para trabajar. Aunque no son excluyentes.

Fuentes de la empresa señalaron que el objetivo de Uber Pro es "mejorar la experiencia de los conductores ofreciéndoles una variedad de ventajas a más de 75.000 personas que todos los meses generan ganancias adicionales manejando con la app de Uber". En otras palabras, se reconoce el compromiso de quienes se suben a un auto para producir ingresos por medio de esta plataforma.

Para calificar a este programa, conformado en distintas fases, los socios deben haber completado más de 50 viajes. Es la forma de acceder a la categoría azul, el trampolín para pasar, luego a los niveles oro, platino o diamante. Eso se logra a través de la acumulación de puntos con cada viaje completado.

A este requisito se le suma otro: la calificación mínima debe ser de 4.9 estrellas –la que otorgan los usuarios- además de una tasa baja de cancelación (menor al 4%). El puntaje que van ganando se suma a lo largo de tres meses. Los puntos que logran les permiten desbloquear al nivel siguiente además de obtener más recompensas.

Una vez que cumplen con estas exigencias y van pasando de nivel, acceden a esos beneficios, entre las que aparecen descuentos del 10% al 15% en la instalación de equipos de gas, en la compra de neumáticos o en membresías de gimnasios. Esas rebajas son cada vez más grandes medida que van subiendo de nivel.

Aquellos que llegan al nivel diamante, el más alto, tendrán acceso prioritario del equipo de soporte de Uber durante las 24 horas. Asimismo, los descuentos llegan en ciertos servicios al 40%, los conductores pueden conocer la duración estimada del próximo viaje (al igual que en el nivel anterior) y tienen prioridad en aeropuertos seleccionados: Ezeiza, el Palomar y El Plumerillo, en Mendoza.

Una vez más, aunque aquí no entran en juego incentivos económicos, hay días en que la app entrega puntos extra y esto es a partir del cumplimiento de objetivos de viajes a realizar en determinada cantidad de tiempo.

Por cada viaje, las plataformas se llevan una comisión que, en promedio, es de 25%. Pero en el caso de Uber ese porcentaje puede llegar, por momentos, al 38%, o ser menor al promedio en otros, en un esquema que simula al de la tarifa dinámica que pagan los usuarios.

Cabify también cobra una comisión promedio de 25% en la Ciudad y en algunas áreas de zona norte como Vicente López, Florida, Olivos, Martínez, La Lucila y el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Pero esa comisión se reduce a 0% (sí, cero por ciento) para el resto de la provincia de Buenos Aires. Un incentivo total para que los socio conductores se queden operando bajo esa plataforma.

Usuarios sí. Conductores también. La agresiva apuesta de Beat movilizó también al resto, más allá de los programas previos o los globales. La pregunta es ¿hasta cuándo durarán los agresivos incentivos de Beat? ¿Hasta cuándo podrá mantener las tarifas tan ventajosas con los usuarios? La única respuesta posible hoy es que habrá que seguir mirando el comportamiento del sector. Esto continuará.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído