iProfesional

Economía en tiempos de cuarentena: el boom de consumo menos festejado

El consumo de productos de primera necesidad creció nada menos que 27% en la primera quincena de marzo, en relación al mismo período del año pasado
Por Claudio Zlotnik
23/03/2020 - 10,31hs
Economía en tiempos de cuarentena: el boom de consumo menos festejado

En otro momento, el dato sería festejado con algarabía: en concreto, que el consumo de productos de primera necesidad creció nada menos que 27% en la primera quincena de marzo, en relación al mismo período del año pasado.

Incluso, la venta de alimentos llegó a duplicarse si se compara lo ocurrido en las cadenas de supermercados el último domingo 15 contra el primer domingo del mes.

Si sólo se toma en cuenta el rubro "Alimentos" (exceptuando bebidas), las ventas crecieron 76% en la primera quincena del mes en relación al mismo período de 2019.

Estas mediciones -realizada por la consultora especializada Scentia- comparan unidades vendidas en un período y en otro. Si se coteja en facturación, el incremento de los tickets vendidos entre la segunda quincena de marzo con la primera trepa al 85 por ciento.

Según Scentia, el alcohol registró un aumento del 255% en sus ventas respecto de la primera quincena del año pasado, lo que provocó un quiebre del stock.

A su vez, las latas de caballa triplicaron sus ventas en medio de la pandemia, lo que también provocaron faltantes en las góndolas.

En medio de la pandemia, el Gobierno tomó nuevas medidas para que las cadenas de supermercados atiendan al público. Las nuevas normas incluyen:

La Secretaría de Comercio detalló algunos cambios en la atención en o supermercados durante la cuarentena.

- Implementar un horario de atención al público de al menos 13 horas diarias con el objetivo de evitar la concentración de los clientes. Durante el fin de semana, los supermercados anunciaron horarios de atención a partir de las 7 de la mañana y hasta las 20.

- Las cadenas deben poner personal específicamente destinado a controlar el acceso y evitar aglomeraciones en los locales de venta en función de la superficie de los mismos, a fin de mantener una óptima relación entre espacio y asistentes.

- También deben señalizar los lugares de espera, con la obligación de mantener una distancia de un metro y medio entre los clientes en la fila frente a la caja.

-Habrá además banners, audios y materiales de prevención para clientes.

Los últimos datos dan vuelta el signo negativo registrado en los últimos meses. Por la recesión, el consumo en los supermercados había caído un 9,7% durante 2019, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), respecto a 2018.

En el inicio de 2020, las ventas también fueron peores que las del año pasado. Lamentablemente, la pandemia y la ola de ventas ante la lógica acumulación de stock por parte de los clientes terminaron con el signo negativo.

Pero la solución a la crisis no está a la vista, ni mucho menos.

Temas relacionados