Más artículos

Coronavirus: el Gobierno avanza con una "ayuda exprés" para las pymes que no puedan pagar salarios

Coronavirus: el Gobierno avanza con una "ayuda exprés" para las pymes que no puedan pagar salarios
Permitiría a las empresas flexibilizar los trámites para acceder de manera exprés al programa de Reprogramación Productiva. Conozca las otras medidas
Por iProfesional
25.03.2020 09.57hs Economía

Con el parate casi total en la economía debido a la cuarentena por la pandemia de coronavirus, las empresas -sobre todo las pymes- empiezan a mostrar su desesperación porque no saben cómo harán para poder afrontar el pago de los salarios de marzo, en muchos casos programados ya la semana que viene.

La Jefatura de Gabinete y los ministerios de Economía y de Trabajo avanzan en un esquema que se anunciaría en los próximos días y que permitiría a las empresas "agilizar" y "flexibilizar" los trámites para acceder de manera exprés al programa de Reprogramación Productiva (llamado REPRO).

El REPRO brinda "una suma fija mensual remunerativa de hasta un monto equivalente al salario mínimo, vital y móvil por trabajador" destinada a completar el salario.

En septiembre del año pasado, 40 empresas nucleadas en CAME iniciaron el trámite, pero ninguna lo obtuvo, recordó Pedro Cascales, directivo de esa cámara patronal.

En el sitio argentina.gob.ar se detallan los requisitos para acceder: desde constancia de inscripción en la AFIP hasta los tres últimos balances firmados por contador público y certificados por el consejo profesional, cuadro de situación, gastos, planilla de trabajadores, detalle de los dueños, entre otros.

"Hasta te piden las factura de los servicios de energía para poder comparar si de un año a otro tuviste menos actividad", contó un empresario que inició, aunque todavía sin éxito, el trámite.

En Trabajo dijeron que se está elaborando un nuevo esquema para agilizar el trámite, pero que además se debe resolver si todos las pymes que pidan REPRO podrán acceder o si habrá alguna segmentación. También se debe definir el monto.

Desde octubre el salario mínimo en la Argentina es de $ 16.875. Pero el REPRO es para cubrir "hasta" un salario mínimo. En otras palabras: en vez de un salario mínimo, el Estado puede ayudar, por ejemplo, con una parte de esos $ 16.875 para el pago del sueldo de una pyme.

Tanto la Cámara Argentina de Comercio como la CAME (que representa a medianos y pequeños empresarios) indican que prácticamente todas las empresas que representan están en alerta porque no saben cómo harán para pagar los sueldos de sus empleados.

"Del 1 al 5 muy pocos van a poder afrontar los salarios", anticipó un industrial. Ese empresario dijo que tiene ahorros y que sí podrá abonar los sueldos de marzo, pero que en abril ya no estará en condiciones en caso de que se prolongue la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

"El virus va a pasar, pero a la gente que se quede en la calle le va costar volver a reinsertarse en el mercado laboral", advierten en el sector empresario.

Estado de situación de los REPRO

El Programa de Recuperación Productiva (Repro), que administra el Ministerio de Trabajo, redujo su inversión un 70 por ciento durante la gestión de Mauricio Macri.

El Programa de Recuperación Productiva (Repro) fue creado en el año 2003 como una respuesta del Estado frente a los despidos. Ante una situación acreditada de crisis de una empresa, el Ministerio de Trabajo otorga a los empleados una suma mensual de hasta un salario mínimo, vital y móvil por trabajador, por un plazo de hasta doce meses.

La empresa que lo solicita debe, a su vez, presentar un plan de recuperación y comprometerse a mantener a la totalidad de su planta.

La caída también se explica en que este es un beneficio de hasta un monto equivalente al salario mínimo, vital y móvil que se brinda a los trabajadores de las empresas por un plazo de hasta 12 meses, destinada a completar el sueldo de su categoría laboral. Pero en los últimos cuatro años cayó de manera marcada la cantidad de empleadores.Según datos de la Administración Federal de Impuestos (AFIP) en junio de 2015 había 566.992 empleadores de diferentes tamaños tributando en el mercado local. Unos 60 meses más tarde, en agosto de este año, ese número es de 546.313, lo que marca una caída de 3,6 puntos porcentuales pero que, en términos reales, implica que en este proceso cerraron poco más de 20.00 empresas.

Otras medidas

Ayudas a sectores de bajos ingresos o vulnerables

El ministro de Trabajo Claudio Moroni se anunció la creación de un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000 sólo por el mes de abril, aunque podría extenderse. El tope mensual promedio de los beneficiarios (según el máximo oficializado) sería de hasta $26.092. "No deberán tener ningún otro ingreso, patrimonio importante ni rentas financieras", dijo Moroni. La iniciativa será para los argentinos nativos o naturalizados o residentes legales, se aclaró. No hubo anuncios para pequeños comerciantes o autónomos.

Los hogares beneficiados serán 3,6 millones, más precisamente monotributistas (categorías A y B) y trabajadores informales (también de casas particulares) que hayan dejado de percibir ingresos como consecuencia del impacto de la pandemia.

Esto beneficiados cobrarán $10.000 por única vez, en principio. Incluirá además a Monotributistas (categorías A y B), monotributistas sociales, trabajadores informales beneficiarios de Asignación Universal por Hijo (AUH), Embarazo o Progresar.

Va a haber una página en la que habrá que inscribirse en la Anses. "Es para familias que no tengan ningún otro ingreso", advirtió Moroni. La norma que crea esta nueva figura fue publicada en el Decreto 310/2020 del Boletín Oficial .

El Gobierno también había decidido el pago de un bono adicional de $3100 a los beneficiarios de la AUH y la asignación por embarazo, un refuerzo de la asistencia a comedores escolares, comunitarios y merenderos; el pago de un bono extraordinario de $3000 para las jubilaciones mínimas; y un período de gracia en el pago de créditos de la Anses.

Precios

Uno de los anuncios esperados era el refuerzo de la política de control de precios que había sido anticipada por el propio presidente Alberto Fernández.

El nuevo esquema de precios que regirá al menos por los próximos treinta días, que establecerá precios de referencia máximos para decenas de productos esenciales entre unas cincuenta categorías de bienes. El objetivo, dijo el ministro, es "evitar que posibles prácticas especulativas generen un perjuicio en el bolsillo de los argentinos y argentinas".

Los precios para las cincuenta categorías que incluyen cientos de productos serán establecidos en base a la lista que tiene la Secretaría de Comercio Interior en el Programa Precios Claros cuya referencia será el 6 de marzo. Los comerciantes que superen el umbral de precios de esa fecha serán sancionados.

Aportes y contribuciones

Eximirá del pago de contribuciones patronales a los sectores especialmente afectados por las medidas preventivas de aislamiento social, como las actividades de esparcimiento, el transporte de pasajeros, hotelería, entre otros.

Al mismo tiempo, aumentarán el monto del seguro de desempleo como parte de los anuncios de carácter social que habían realizado antes Daniel Arroyo y Alejandro Vanoli.

Refuerzo a la producción

Con el objetivo de garantizar el abastecimiento de la cadena comercial y los niveles de actividad, el ministro de Producción también realizó anuncios para los sectores industriales que van desde distintas líneas de financiamiento hasta políticas tributarias, de capacitación y de impulso al consumo.

"En los próximos días se dispondrá de un paquete de financiación por 350.000 millones de pesos para financiar capital de trabajo, compra de insumos y darle liquidez al sistema productivo para que la cadena no se frene", anunció el ministro Matías Kulfas.

También detalló que una parte de esos recursos saldrá de un inminente anuncio del Banco Central que impondrá una nueva línea de créditos a tasas del 26% para todos los bancos con esos fines.

"El Banco Nación anunciará también créditos por 25.000 millones de pesos para productores de alimentos, higiene personal y productos sanitarios", añadió Kulfas, y destacó también la inversión de alrededor de 3.000 millones de pesos para reactivar parques industriales y tecnológicos en distintas ciudades del país.

Asimismo, el gobierno desarrollará políticas de apoyo técnico y financiero para empresas que tengan que ver con el desarrollo de equipamiento médico, de asistencia digital a pymes, ampliación del programa Ahora12 por un plazo de seis meses, limitaciones para la exportación de insumos médicos y aceleración de los reintegros por exportación para industriales.

Nuevo Pro.Cre.Ar. y obra pública

Entre la batería de medidas que anunciaron los ministros de Economía y de Desarrollo Productivo, el gobierno adelantó el relanzamiento del Programa de Crédito Argentino para la adquisición de la vivienda única familiar, que sumará a su esquema tradicional una nueva línea para pequeñas refacciones y mantenimiento del hogar. En una primera etapa, se entregarán unos 100.000 créditos, según adelantó Guzmán, para la construcción de viviendas.

Por otro lado, el ministro destacó el aumento del presupuesto para Obra Pública en el órden de los 100.000 millones de pesos (unos 1.500 millones de dólares) para apuntalar también a través de la inversión pública la actividad económica.

Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído