Nada de "Plan B": por qué Alberto Fernández quiere un rápido acuerdo con el FMI

Nada de "Plan B": por qué Alberto Fernández quiere un rápido acuerdo con el FMI
La idea del jefe de Estado es sentarse a rever el acuerdo firmado por su antecesor, Mauricio Macri, cuando antes. No quiere dar ninguna señal equívoca
Por Claudio Zlotnik
20.07.2020 10.22hs Economía

Alberto Fernández no quiere hablar de "Plan B" -por si fracasa la negociación abierta con los acreedores privados- sino, más bien, de "Plan A". El Presidente no quiere dar ninguna señal equívoca al respecto. La idea del jefe de Estado es sentarse a rever el acuerdo firmado por su antecesor, Mauricio Macri, cuando antes. No quiere dilaciones:  está convencido de que un acuerdo temprano con el Fondo Monetario resultará fundamental para la recuperación de la economía post pandémica.

Más allá de las razones políticas que puedan sopesar en la decisión presidencial, existe una causa fundamental en esa estrategia: se vienen vencimientos con el FMI, que resultan impagables para las adelgazadas reservas del Banco Central.

Para pasar en limpio los vencimientos de la deuda con el FMI: este año habrá que pagar vencimientos por u$s1.562 millones por concepto de intereses. Pero lo más abultado, sin dudas, viene en los años siguientes.

Durante 2021 habría que girar nada menos que u$s4.853 millones (entre capital e intereses). Los años siguientes son los más pesados: los vencimientos de 2022 trepan a la friolera de u$s18.118 millones y hacia 2023, otros u$s18.356 millones, también entre capital e intereses.

Alberto Fernández es sentarse a rever el acuerdo firmado por su antecesor, Mauricio Macri
Alberto Fernández es sentarse a rever el acuerdo firmado por Mauricio Macri

En el Gobierno aseguran que están ahora enfocados en cerrar trato con los acreedores privados, y que no quieren abrir el juego de lo que viene con el Fondo Monetario. Pero en estricto off the record coinciden en que se tratará de una negociación muy dura.

Por ahora, cuando todavía está pendiente el cierre de un acuerdo con los acreedores de Wall Street, el Fondo Monetario se muestra como un aliado de la Argentina. 

Las señales positivas del Fondo

Kristalina Georgieva volvió a darle un respaldo contundente a la propuesta de la Argentina. "Los acreedores de la Argentina tienen que ver éste como un momento de acción", dijo, la semana pasada, la directora gerente del Fondo durante una conferencia del G20 y el Club de París en la que participó el ministro Guzmán.

Sin embargo, ese respaldo público (y político) no tiene por qué materializarse en una negociación fácil cuando el Gobierno y el FMI se sienten a negociar un acuerdo de mediano o largo plazo.

El Fondo Monetario querrá asegurarse que a la Argentina le sobren dólares para afrontar los vencimientos. Para eso será determinante que haya nuevas reglas fiscales y monetarias. Un escenario muy distinto a lo que ocurre durante la pandemia, donde no hay prácticamente reglas, más allá de buscar la contención social.

Kristalina Georgieva volvió a darle un respaldo contundente a la propuesta de la Argentina
Kristalina Georgieva volvió a darle un respaldo contundente a la propuesta de la Argentina

Está claro que el Fondo pedirá una rebaja del rojo fiscal, que este año se agrandará a por lo menos 6,5 o 7 puntos del PIB. Y, como siempre, reclamará una regla cambiaria que deje atrás el cepo y las restricciones.

Una de las posibilidades que avizoran en el mercado financiero refiere a la chance de que, como ahora Ecuador, el gobierno argentino también se encamine hacia acuerdos de corto plazo, que permitan refinanciar los vencimientos del próximo año a plazos que no vayan más allá de los dos o tres años. De manera tal de quitar incertidumbres y dar oxígeno para que la actividad económica se recupere.

Temas relacionados