Más artículos

Súper chinos lanzaron un duro boicot contra una popular marca argentina: ¿por qué?

Súper chinos lanzaron un duro boicot contra una popular marca argentina: ¿por qué?
Los autoservicios chinos están pasando por una difícil situación por la falta de ventas. A esto se suma un fuerte enfrentamiento con una reconocida empresa
Por iProfesional
28.07.2020 20.00hs Economía

Los supermercados chinos están llevando adelante un boicot contra la compañía de lácteos La Serenísima, a quien acusan de aplicarles un aumento encubierto del 3% como "gastos de flete".

Todo comenzó unas semanas atrás, cuando en las heladeras de muchos locales comenzó a haber una faltante de productos de Mastellone Hnos (empresa dueña de La Serenísima). Para que quedara en claro cuál era el motivo, muchos de ellos pusieron carteles en los que explicaban los problemas de abastecimiento como una medida de protesta.

"La Serenísima decidió empezar a cobrar un envío (flete) del 3% a partir del 20/07/20. Después de una gestión institucional, la lechera insiste en su política. Por lo que puede haber faltante de sus productos en la heladera", dicen los carteles.

La leche tiene precio congelado desde hace ocho meses, al estar incluída dentro del programa de Precios Máximos, y hace solo unas semanas desde el Gobierno autorizaron dicha alza del 3% en el marco de una serie de aumentos concedidos a algunas empresas. Sin embargo, los supermercados orientales se quejan de que el aumento solo se aplica para ellos mientras que desde Mastellone explicaron a La Nación que igualmente esta suba no afecta a sus costos: "En lo que va del año, nuestros costos, incluyendo la logística y el flete, acumularon una suba del 28%", señalaron. 

ccc
Los supermercados chinos dicen que el aumento solo se da en sus locales

Crisis del barrio chino

Pero no solo los supermercados chinos se están viendo afectados por los productos de La Serenísima. El Barrio Chino, enclavado en Belgrano, se convirtió en un escenario muy difícil. Golpeada por la irrupción del Covid-19 y la posterior cuarentena, esta zona que hasta marzo nucleaba a más de 120 comercios de origen asiático hoy no es más que otra muestra de emprendimientos que se desarticulan, pérdidas de puestos de trabajo e incertidumbre respecto de cómo seguir en el caso de las pyme que aún subsisten. El 90 por ciento de los negocios exhibe sus persianas bajas y en las últimas semanas comenzó acelerarse el cierre definitivo de restaurantes y locales de distintos rubros.

Ante la consulta de iProfesional, desde la Asociación Barrio Chino de Buenos Aires, organización que integra a todas las actividades en esa área, fueron lapidarios a la hora de fijar un pronóstico: al menos el 30 por ciento de los comercios no volverá a abrir sus puertas.

El barrio chino se convirtió en un atractivo turístico de la Ciudad de Buenos Aires

El barrio chino se convirtió en un atractivo turístico de la Ciudad de Buenos Aires

En otras palabras, alrededor de 40 emprendimientos, indicaron desde la entidad, se habrán perdido para siempre para cuando termine de levantarse la cuarentena obligatoria.

Indicaron, además, que hay más de 500 familias que, por efecto de la pandemia y el crack comercial, ya oficializaron la decisión de retornar justamente a China en cuanto se reactiven los vuelos internacionales. Las organizaciones de la comunidad vienen motorizando acciones como entrega de material sanitario y suministros en general, todo con el fin de moderar de alguna manera las dificultades de los vecinos de la zona.

"A excepción de los rubros esenciales como supermercados, verdulerías y ópticas, el resto de los comercios están todos cerrados. Alcanzados por lo que establece la cuarentena. Estamos teniendo cierres muy seguidos en negocios como los restaurantes. En las últimas semanas cerraron 3 y ahora hay 2 más que están a punto de dejar de funcionar de forma definitiva", dijo a iProfesional Antonio Chang, presidente de la Asociación Barrio Chino.

"Todo el mundo dice que esperan que esto vuelva a una cierta normalidad en diciembre. Los alquileres no los están pudiendo pagar. Porque están rígidamente en dólares. Hay en algunos negociación como para bajar la presión...", concluye Carlitos Lin, quien confirma que ya hay chinos que decidieron volver a su país. 

"Sé que hay un 'charter' completo", señala Lin, quien igual recalca que la mayoría sigue apostando por la Argentina que les acogió: "Hay que ver la proporción. Hay 200.000 chinos en Argentina y no se quieren ir 190.000". 

En el barrio chino alertan que no pueden aguantar la falta de ventas

Durante la segunda semana de mayo, el Hong Kong Style, un punto gastronómico tradicional del área, muy recomendado por chefs de renombre, cerró las puertas de su local en Montañeses al 2100.

"Después de 20 años de dedicar absolutamente todos nuestros días a este proyecto que culminó en lo que hoy ustedes conocen como Hong Kong Style, hemos tomado la difícil decisión de cerrar las puertas de la que ha sido nuestra casa desde el 2000 y guardar el wok de Lui", informaron sus propietarios a través del espacio del restaurante en Instagram.

Pocos días después, fue el turno de Todos Contentos -Arribeños 2177-, un reducto de la comida taiwanesa con más de 35 años de funcionamiento en ese enclave de Belgrano. A sus dueños se les hizo imposible resistir a base de entregas de comida por delivery y sus 14 empleados quedaron en la calle.

Ya en las últimas jornadas, la baja de persianas definitiva corrió por cuenta de Dragón Porteño -Arribeños 2137-, cocina taiwanesa con más de dos décadas de funcionamiento en el Barrio Chino.

Sus propietarios avanzaron con el cese de operaciones tras no poder afrontar el pago de alquiler, impuestos en general, y el salario de 8 empleados. La alternativa del delivery apenas si les significaba una facturación del orden del 10 por ciento respecto del movimiento comercial previo al coronavirus.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído