Más artículos
Sueldos: un gremio arregló 29% de aumento en tres tramos por paritaria de 2019

Sueldos: un gremio arregló 29% de aumento en tres tramos por paritaria de 2019

Sueldos: un gremio arregló 29% de aumento en tres tramos por paritaria de 2019
Dirigentes criticaron las demoras para cerrar el acuerdo paritario y reclamaron que se avance de forma rápida en la paritaria de este año
Por iProfesional
14.08.2020 17.39hs Economía

El interventor en el Sindicato de Obreros del Caucho y Afines (Socaya), Lucas Amado, informó sobre el aumento salarial del 29 por ciento para clausurar la paritaria 2019, que los trabajadores percibirán en tres tramos no acumulativos.

La mejora salarial es idéntica a las cifras acordadas en febrero último, indicaron en un comunicado de prensa los dirigentes sindicales desplazados de la conducción de la organización gremial desde la asunción del interventor.

El incremento de los haberes se abonará en tres tramos no acumulativos de 13 por ciento retroactivo a febrero, 8 por ciento correspondiente a marzo y otro 8 por ciento final a abril.

Los dirigentes criticaron "las demoras para cerrar el acuerdo paritario" y reclamaron a Amado que avance de forma rápida en la paritaria de este año.

El entendimiento con la Federación Argentina de la Industria del Caucho cubrió la revisión que debía haberse convenido en el primer trimestre del año, según consta en las cláusulas paritarias rubricadas en julio de 2019.

"Se acordó lo convenido en febrero último, que no pudo firmarse entonces como consecuencia de la decisión de la cartera laboral de intervenir el sindicato", explicó el exsecretario Gremial de la entidad, Javier Avancini.

ccc
El arreglo es de un incremento del 29% en tres tramos

También sostuvo que, en realidad, la exconducción había convenido en su momento cuatro puntos porcentuales más de mejora salarial y responsabilizó a la Lista Celeste opositora de "agitar la intervención para impedir ese acuerdo".

"La gente de la Celeste se contactó con la Federación para agitar la intervención, por lo que se perdieron otros cuatro puntos de mejora salarial. Además, a esta altura ya debería haberse firmado la paritaria de este año", puntualizó Avancini.

El Socaya representa a los operarios de las plantas industriales, de armado de rodados y de gomerías, y las paritarias en las tres ramas vencieron el 30 de abril.

Qué aumento de salarios dan las empresas en la cuarentena

Todo lo que se había previsto para 2020 quedó desactualizado; se lo puede ir a buscar a la papelera, y no precisamente la que permite reciclar. Lo mismo sucede con los aumentos de sueldos que las empresas habían planeado para sus colaboradores: la gran mayoría minimizó sus presupuestos en este punto.

Al mismo tiempo, los empleados, conscientes de lo que se viene, empiezan a expresar que prefieren rescindir parte de sus ingresos pero, a cambio, retener sus puestos.

Es así que, según el Estudio de Compensaciones, Beneficios y Tendencias realizado por HuCap, un 83% de las compañías encuestadas reconoció que modificó su presupuesto para incrementos salariales o lo hará.

¿En qué medida se dan estos recortes? Un 38% señaló que los aumentos serán inferiores a lo que habían pensado dar (esa disminución gira en torno del 17,5%, en promedio), el 33% no brindará incremento salarial, el 21% todavía no tomó la decisión y el 8% aseguró que dará lo prometido a principios de año, pero una vez pasada la emergencia sanitaria.

Consultoras de RRHH advierten que la mayoría de las empresas modificó los presupuesto para incrementos salariales

Por su parte, Mercer, otra consultora de RRHH, al analizar el mercado asegura que casi 4 de cada 10 empresas consultadas en marzo y en mayo redujeron sus intenciones de incrementos salariales. Esta merma es en promedio de 11 puntos porcentuales.

El lado positivo es que, según el estudio de esta consultora, el margen de las firmas que espera sostener el incremento es mayor. Es así que para Mercer el 41% de las compañías mantendrá el incremento anual estimado para 2020, mientras que un 20% de las empresas aumentaron el incremento anual estimado, en promedio 4 puntos porcentuales.

Como consecuencia, en el mercado total encuestado, el incremento anual previsto se redujo en promedio 3,1 puntos porcentuales, pasando de un 41,2% en marzo a un 38,1% en mayo.

"Con nuevos presupuestos adecuados a esta nueva realidad, el 50% de las organizaciones no realizó ni tiene previsto realizar incrementos. A su vez, el 40% de ya otorgó incrementos entre febrero y julio, en tanto que el 10% tiene previsto hacerlo en agosto y septiembre", señala Carlos Contino, socio gerente de CONA RH.

Según los números que maneja esta consultora, es interesante ver cómo varió la brecha entre lo planificado y lo otorgado. ¿Por qué? Es que mientras los mínimos aumentos que se pensaban dar crecieron del 2 al 6%, lo contrario sucedió con los incrementos medios y altos. Es así que los medianos cayeron del 10 al 3%, y quienes más iban a mejorar sus salarios pasaron de tener una previsión de incremento del 25 al 15%.

Por la crisis, la mitad de las organizaciones no realizó ni tiene previsto realizar incrementos

A esto hay que agregar las suspensiones de actividades, que consecuentemente se trasladaron a los colaboradores. "El 60% de las empresas se vieron obligadas a suspender actividades totales y/ o parciales y consecuentemente de personal. Entonces, los descuentos aplicados a los trabajadores suspendidos variaron de un mínimo del 3%, una mediana del 20% y un máximo del 50%", agrega Contino.

Trabajo versus sueldo

En el escenario de pandemia, y habiendo experimentado el combo que significa una crisis económica más un parate casi total de las industrias por la cuarentena, los argentinos empezaron a ordenar sus prioridades. Es así que seguridad laboral le gana a mejores ingresos.

Esto se desprende del estudio Employer Brand Research 2020, realizado por Randstad. Aunque la encuesta se realizó en 33 países y participaron 185 mil personas, tiene un apartado sobre Argentina que deja ver que el 69% de los trabajadores locales estaría dispuesto a resignar parte de su salario a cambio de una mayor seguridad en su trabajo.

Al analizar más en profundidad el estudio, se sabe que el 19,6% de los consultados estaría dispuesto a resignar entre el 1 y el 5% de su salario en pos de una mayor seguridad laboral, un 10,4% resignaría entre el 11 y el 15% de sus ingresos, un 12,5% entre el 16 y el 20% de su sueldo, un 17,7% cedería entre el 6 y el 10% de su sueldo, mientras que un 8,9% estaría dispuesto a resignar más del 20% de su ingreso. En el otro extremo, el 31% no está dispuesto a resignar salario a cambio de mayor seguridad en su trabajo.

Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Economía