Más artículos

Reactivación complicada: los aumentos de las materias primas podrían atentar contra las promesas del Ahora 12

Reactivación complicada: los aumentos de las materias primas podrían atentar contra las promesas del Ahora 12
Las pymes industriales esperan reactivarse pero los aumentos de las materias primas podría complicar la producción y el incentivo al consumo vía Ahora 12
Por Andrea Catalano
24.09.2020 09.43hs Economía

Las materias primas para la producción nacional que realizan las pymes industriales registran aumentos que oscilan entre el 10% y el 50% en dólares a lo que se suma desabastecimiento de esos insumos en varios rubros a nivel global por los distintos impactos provocados por la pandemia. De seguir así esta situación las medidas que viene implementando el Gobierno para incentivar el consumo en distintos rubros, como las incluidas en el Ahora 12, no podrá ser satisfecha por el sector productivo.

Así lo explicó a iProfesional, Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (iPA), quien señaló "la necesidad de buscar una solución política con el Gobierno porque esto tiene que ver con los insumos y con las importaciones y si no logra resolverse la situación las empresas se van a ver obligadas a parar".

El doble impacto negativo de aumentos de los insumos más desabastecimiento está generando inconvenientes en distintas industrias, desde la automotriz hasta la de electrodomésticos, pasando los por los fabricantes de plástico, de muebles, y de papel, incluidas también las de producción de alimentos.

El Ahora 12 promete la reactivación de la industria nacional pero el aumento de los insumos en dólares o por desabastecimiento encienden alertas
El Ahora 12 promete la reactivación pero el aumento de los insumos en dólares o por desabastecimiento encienden alertas

Es decir, todos segmentos de la actividad que podrían verse favorecidos por las medidas tomadas en los últimos días por el Gobierno para comenzar a despabilar una economía que caerá al menos 10% cuando finalice 2020.

Las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia provocó que fábricas de distintos productos quedaran paralizadas y, ahora, cuando la expectativa es que se registre una incipiente reactivación los incrementos de las materias primas, más los faltantes, obstaculizan esa posibilidad.

"Hay que plantear un tratamiento sector por sector porque hay empresas que están operando al 30% y otras que están haciéndolo al 90%. Ahora nos encontramos con plantas que no tienen insumos, o despachan en un 70% con aumentos en dólares. Esto genera mayores costos y, ante la reactivación, no podemos abastecernos ni entregar", enfatizó Rosato.

Los ejemplos en los distintos sectores son variados. Por ejemplo, hay problemas con la madera maciza que se produce en Corrientes y Misiones. La producción se exporta y no hay para responder al mercado interno, por ende, los fabricantes de muebles comienzan a tener problemas con ese insumo y también con otros como la provisión de cierres o telas.

Lo mismo sucede con la línea blanca. "El acero local aumentó 28% en dólares y esto se debe a un problema que es necesario hablar con los productores nacionales", sostuvo Rosato. Es la razón por la que están pidiéndole una reunión al Gobierno a fin de que intervenga en cada uno de los sectores de la producción industrial para encontrar soluciones que permitan comenzar a producir sin estos incrementos que, al mismo tiempo, saben que no pueden trasladar al consumo.

Precios por las nubes

El presidente del IPA puso de relieve situaciones puntuales que reflejan el estado de situación de muchos sectores pymes, que se enfrentan ante crisis de oferta-demanda del mercado, como también a situaciones de especulación de parte de grandes empresas con control monopólico del mercado.

Los aumentos de los distintos insumos, nacionales o importados, llegan hasta el 50% en dólares
Los aumentos de los distintos insumos, nacionales o importados, llegan hasta el 50% en dólares

"La crisis económica que desató la pandemia impactó de manera alarmante en los precios de la producción nacional, que se enfrenta a remarcaciones fuertes que son imposibles de trasladar al producto final, pero que a la vez pone en riesgo la continuidad de muchas fábricas pymes argentinas", afirmó Rosato.

 "En el rubro plástico, se verificó una falta de insumos que desató el aumento de precios en toda la cadena, y que afecta a los productos que llegan a la góndola. Por caso, el polipropileno de fabricación nacional sufrió una reducción de la oferta del 30% debido a que la única productora enfrenta una ausencia de abastecimiento por parte de las petroleras, que realizan paradas técnicas por mantenimiento hace dos meses", graficó.

La escasez produjo un doble efecto: el valor del insumo de polipropileno se incrementó 10%, y aun así existen clientes que atraviesan por situaciones de desabastecimiento.

Más grave es el aumento en la materia prima importada ante la ausencia de productores primarios locales, como el caso del acrilonitrilo butadieno estireno (ABS), que se utiliza para la industria automotriz, los materiales eléctricos, y los electrodomésticos, entre otros.

"Hay faltante a nivel mundial, lo que generó fuerte aumento de precios del orden del 50% en dólares. Y en el Mercosur no hay planta que lo fabriquen, sino que provienen de Estados Unidos, Asia, Europa y México", aseguró Rosato.

El rubro plástico afronta otras complicaciones en el resto de las materias primas no fabricadas en la Argentina como el nylon, el policarbonato, el tereftalato de polibutileno (PBT), el poliestireno (PS) y el poliestireno expandido (tergopol). En estos dos últimos casos existe fabricación local, pero sin posibilidad de cubrir el mercado.

La baja de productividad que generó la pandemia es tan profunda que ni siquiera hay suficiente material para reciclar. En el caso del tereftalato de polietileno (PET), el IPA señaló que "la oferta bajó entre 30% y 35%, debido a que por la pandemia hubo una reducción en la recolección para el reciclado", pero también se profundizó la caída del consumo de gaseosas plásticas que se había iniciado en la crisis económica de los últimos años.

Las fábricas pymes de productos esenciales tampoco le escaparon a la crisis de los insumos, porque si bien existe un "correcto" abastecimiento de parte de los molinos, se registró un incremento del orden del 20% en la materia prima, como el caso de los envases, en el marco del programa de precios congelados para evitar inflación en las góndolas.

Al desabastecimiento local se le suma también el internacional. Los barcos con los insumos que se importan no están llegando a la Argentina porque se están priorizando otros mercados, como los de Estados Unidos, Europa y China, razón por la que también se genera un impacto a ese nivel.

Temas relacionados