Empleados de comercio: la mayor paritaria del país cerró un aumento salarial del 21% hasta marzo

Empleados de comercio: la mayor paritaria del país cerró un aumento salarial del 21% hasta marzo
Los empleados mercantiles recibirán un aumento no remunerativo en enero, febrero y marzo para compensar la diferencia con la inflación del año pasado.
Por Juan Manuel Barca
28.01.2021 19.39hs Economía

El gremio y las cámaras de comercio cerraron este jueves un aumento salarial no remunerativo del 21% en tres tramos a partir de enero. La suba corresponde a la paritaria firmada en octubre del 2020, por la que se fijó un incremento del 12% y su revisión en enero de este año. Así, con el nuevo acuerdo, los salarios de la actividad acumularán una suba global del 33%.

Con 1,2 millones de empleados, el titular del sindicato mercantil, Armando Cavalieri, se convirtió en uno de los primeros gremios de peso en reabrir su paritaria después finalizar el año pasado muy por detrás de la inflación, que llegó al 36%.

En diciembre, los aceiteros y recibidores de granos cerraron una suba del 35% por el 2020 y pactaron un ajuste del 25% hasta agosto de este año. Los bancarios y los trabajadores de frigoríficos buscan también recuperar terreno perdido.

En la actividad mercantil, el nuevo incremento se abonará en tres tandas del 7% no acumulativas en enero, febrero y marzo, tomando como base de cálculo el salario básico de cada escala de diciembre de 2020 y los $5.000 de la suma no remunerativa acordada desde octubre pasado hasta marzo de este año.

Así, el sueldo inicial de un empleado de de comercio pasará de $46.790 a $56.615 (Maestranza A, sin presentismo).

El gremio de comercio se convirtió en uno de los primeros en reabrir su paritaria en lo que va del año.

"En función de amortiguar el duro golpe que ha sufrido el poder adquisitivo de los trabajadores como consecuencia del curso inflacionario y las variaciones económicas, el titular del gremio consiguió un nuevo incremento del 21% y la anexión de los 5000 mil pesos (no remunerativos). A tal efecto, la sumatoria de los incrementos desde abril de 2020 constituye una suba anual del 35% y una suba del piso del salario básico que trepa a $60.513 (incluido presentismo)", informó el gremio en un comunicado. 

La revisión pactada con las tres cámaras de la actividad (CAC, CAME y UDECA) tendrá vigencia hasta el 31 de marzo, cuando las partes deberán renovar el convenio y definir el aumento salarial correspondiente al 2021, un año que arrancó con fuertes subas en los alimentos y ya generó tensiones en algunas actividades por la resistencia del sector empresario a convalidar el reclamo gremial de una recuperación del poder adquisitivo perdido el año pasado.

Las negociaciones iniciadas a principios de enero se despejaron en las últimas horas, tras la aparente autorización del Ministerio de Trabajo para evitar en forma transitoria el pago de las cargas sociales correspondientes al ajuste salarial, un punto que generaba incertidumbre porque menores ingresos fiscales por aportes y contribuciones laborales en momentos que el Ministerio de Economía negocia con el FMI una reducción del déficit fiscal.

Los gremios acuerdan revisiones salariales para recuperar el poder adquisitivo perdido el año pasado.

"Al tratarse de un aumento no remunerativo, la incidencia que tiene sobre el costo del empleador (entendido como el salario básico y las contribuciones patronales) no es del 21% sino del 17,9%. A la vez, al no estar sujeta a ningún adicional, la incidencia efectiva sobre el costo del empleador resulta aún menor que el 17,9% (dependiendo el porcentaje concreto del caso en cuestión)", explicó la CAME.

De esa manera, la asignación extraordinaria recién se incorporará al salario básico a partir de abril y lo mismo ocurrrirá con la suma fija de $5.000, que se integrará a la remuneración habitual en dos pagos de $2.500 en abril y mayo próximos. Inicialmente, el gremio pretendía convertir dichos montos en remunerativos antes de marzo y había pedido un incremento del 25%.

Temas relacionados