Ganancias: quiénes se verán beneficiados y cuánto mejorarán sus ingresos si se aprueba el proyecto

Ganancias: quiénes se verán beneficiados y cuánto mejorarán sus ingresos si se aprueba el proyecto
Las mejoras, si se aprueba como se espera el proyecto, llegan al 7,7% para los trabajadores sin cargas de familia. Cuánto dejarán de pagar
Por iProfesional
09.03.2021 15.22hs Economía

La suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias para los trabajadores en relación de dependencia representará mejoras nominales en los ingresos de hasta un 7,7%, aunque con diferencias de acuerdo con el salario bruto y las cargas familiares en cada caso.

La mejora en los ingresos nominales de la denominada "cuarta categoría" se concentrará en aquellos empleados con salarios brutos entre $100.000 y $167.500, sin que el beneficio represente modificación alguna para aquellos que perciban sueldos inferiores o superiores a esa franja.

Pero dentro de esa franja salarial puede haber diferencias, al punto que para un salario bruto de $125.000 ($103.750 netos) la mejora nominal al término del año pasaría a ser de 0,2% para un trabajador con cargas familiares (cónyuge y dos hijos) y del 3,8% para aquel que no tuviera familiares a cargo.

Los cálculos sobre cuánto le corresponde a cada trabajador según su nivel salarial y condición familiar fueron realizados por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), dirigido por el economista Nadín Argañaraz.

 

En el detalle de los ingresos se tuvieron en cuenta las últimas modificaciones, en especial la excepción del cálculo del Sueldo Anual Complementario (SAC) o aguinaldo, que representa un 8,33% de los ingresos salariales anuales, informa NA.

Deducción adicional

Los trabajadores beneficiados por la suba del mínimo no imponible y la excepción del aguinaldo y las horas extras se estima en aproximadamente 1.200.000 casos.

"La propuesta actual formula, en esencia, una suerte de deducción adicional solo aplicable a los trabajadores dependientes (y una solución equivalente para pasivos) cuya remuneración bruta mensual sea igual o inferior a $ 150.000, cuyo monto será el necesario para que no deban abonar el impuesto, considerando además en estos casos como no alcanzado el SAC (aguinaldo)", explicó al respecto el IARAF.

La entidad aclaró que "para el resto de los empleados los mínimos y deducciones continuarán siendo los mismos que los vigentes actualmente, excepto para quienes perciban una remuneración de entre $150.001 y $173.000, para los cuales se faculta al PEN a realizar los ajustes necesarios para evitar que estos trabajadores terminen con un ingreso de bolsillo inferior".

 

Como regla general, las mejoras nominales son mayores para los trabajadores sin cargas familiares. Al respecto, IARAF elaboró una tabla con la incidencia de la modificación del mínimo no imponible en cada nivel de ingresos.

Para los empleados que perciban un haber bruto de $100.000 (neto $83.000), la mejora en los ingresos netos será de $7.001 anuales ($583,42 mensuales), es decir el 0,7%.

Pero ese ejemplo sólo es válido para los empleados sin cargas familiares, ya que si las tuvieran no tendrían modificación alguna.

Los trabajadores con cargas familiares tendrán que percibir un salario bruto de $125.000 (neto $103.750) para notar una mejora nominal. En este caso, sería de $3.111 pesos anuales ($ 259,25 mensuales), equivalentes al 0,2%.

 

Con el mismo salario, si no tuviera cargas familiares la mejora nominal anual pasaría a ser de $48.895 ($4.074,58 mensuales), que representaría una mejora del 3,8%.

En el caso de los trabajadores que perciban un haber bruto de $150.000 ($124.500 netos), la diferencia entre los dos ejemplos supera los 5 puntos porcentuales. Para los empleados con cargas familiares, la mejora nominal sería de $40.489 ($3.374,08 por mes), un 2,6% del salario de bolsillo actual.

En el caso de aquellos que no tengan cargas familiares declaradas, el ingreso neto adicional seria de $115.686 por año ($9.640,50 por mes), que representaría una mejora del 7,7%.

El proyecto, punto por punto

La fecha de vigencia

La vigencia del proyecto será retroactiva al 1 de enero de 2021. Así, a los que pagaron Ganancias por enero y febrero y paguen por marzo, se les devolverá lo retenido en el recibo de sueldo de abril.

Es decir que los 1.267.000 trabajadores y jubilados que van a dejar de pagar el impuesto tendrán, además, una devolución por lo que pagaron durante enero, febrero y marzo, señalaron fuentes cercanas al autor del proyecto, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Algunos ejemplos proyectados por los técnicos de Massa, dependiendo del resto de las deducciones de cada trabajador, como hipoteca, trabajador de casa particular, entre otros, son los siguientes:

-Un trabajador soltero sin hijos que gana $110.000 brutos ($91.300 netos), este año el descuento mensual de Ganancias ronda los $1.658 mensuales. Con este proyecto deja de pagar el impuesto, pero además en abril, por la aplicación retroactiva de la reforma, recibirá $4.974 de devolución de retenciones del Impuesto a las Ganancias.

-Un trabajador soltero que gana $130.000 brutos ($107.900 netos) recibirá $15.216 en abril por devolución de retenciones del impuesto a las ganancias. Si es casado con dos hijos recibirá $1.970.

-Un trabajador soltero que gana $140.000 brutos ($116.200 netos) recibirá $21.640 en abril. Si es casado con dos hijos recibirá $ 5.340.

-Un trabajador soltero que gana $150.000 brutos ($124.500 netos) recibirán $28.920 en abril. Si es casado con dos hijos recibirá $10.000 en abril.

Con esta medida, cada uno de los 1.267.000 de trabajadores y jubilados recibiría en promedio en abril $7.893 en su bolsillo por devolución de las retenciones del Impuesto a las Ganancias de los meses de enero, febrero y marzo, calcularon los técnicos de Massa.

Con la retroactividad, los trabajadores que pagaron Ganancias este año y quedan exentos recibirán una devolución
Con la retroactividad, los trabajadores que pagaron Ganancias este año y quedan exentos recibirán una devolución

El beneficio con el aguinaldo

El proyecto va a incorporar de manera expresa la exención del aguinaldo, aunque sólo para sueldos de hasta $150.000.

En otras palabras, los 1.267.000 trabajadores y jubilados que van a dejar de pagar el impuesto, además tendrán la exención sobre el aguinaldo de manera expresa en la ley.

Asimismo, el proyecto de ley original mantiene el beneficio por zona patagónica. Esto fue ratificado por el Ministerio de Economía y la AFIP y contestado por nota del titular de la Comsión de Presupuesto de la Cámara Baja, Carlos Heller, a los diputados.

Sin embargo, para dejar clara la voluntad política de que el beneficio es intocable, se va a incorporar un artículo que establezca que se mantiene vigente el beneficio del 22% adicional para la "zona".

Esto beneficia a cerca de 83.500 empleados y jubilados que pagarán el impuesto en esta zona aunque con una menor carga tributaria que el resto de los contribuyentes, porque mantendrán un incremento en las deducciones del 22% respecto del resto del país.

Jubilados con otros ingresos

Hoy la ley establece que para que el jubilado pueda acceder al beneficio de la deducción incrementada de seis haberes no puede tener otros ingresos distintos al de la jubilación.

Por ejemplo, si tiene intereses de un plazo fijo pierde el beneficio y sólo puede deducir un haber.

El Gobierno accedió a flexibilizar el requisito para la deducción para jubilados estableciendo un monto mínimo de ingresos para perder el beneficio equivalente a la ganancia no imponible de la Ley del Impuesto a las Ganancias.

Por ejemplo: si el jubilado ganó $2 millones por un alquiler de un campo, pierde el beneficio; pero si tiene intereses de plazo fijo por $150.000, lo mantiene, ejemplificaron en el equipo de Massa.

La deducción por concubino

Hoy la ley permite deducir al cónyuge, pero ahora se amplía la deducción al concubino cualquiera fuera el sexo en los términos del Código Civil y Comercial. Esto le da al proyecto una perspectiva de género, tal como propuso el diputado Moyano.

"La deducción prevista en este apartado también será aplicable para los integrantes de la unión basada en relaciones afectivas de carácter singular, pública, notoria, estable y permanente de dos personas que conviven y comparten un proyecto de vida común, sean del mismo o de diferente sexo, que se acredite en la forma y condiciones que a esos efectos establezca la reglamentación", establece el proyecto.

Esto tiene un impacto importante. A modo de ejemplo en 2018 en CABA se verificaron 1.711 uniones convivenciales (13%) y 11.732 matrimonios (87%), precisaron los técnicos de Massa.

El impuesto a las ganancias sólo corresponderá para sueldos superiores a $150.000 mensuales brutos
El impuesto a las ganancias sólo corresponderá para sueldos superiores a $150.000 mensuales brutos

Los puntos generales

El proyecto del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa para eximir de Ganancias tiene las siguientes características generales:

-Se sube el piso de Impuesto a las Ganancias de los trabajadores en relación de dependencia a $150.000, beneficiando especialmente a los solteros.

-El aguinaldo no se sumará al monto para llegar a los $150.000.

-Ese valor de $150.000 será actualizado anualmente con la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

-El mecanismo para sacar a 1.267.000 trabajadores y jubilados de la órbita del Impuesto a las Ganancias no toca la base del gravamen sino uno de los componentes del Mínimo no Imponible, que se denomina "deducción especial".

-En concreto, la deducción especial deberá incrementarse todo lo necesario para que nadie que cobre por debajo de $150.000 pague el Impuesto a las Ganancias.

-Se calcula que el proyecto le costará al Estado una pérdida tributaria de $40.000 millones, la que será pagada por las empresas con una suba del 25% que deberían haber empezado a pagar este año a una tasa efectiva de casi 40%.

-El texto incluye una facultad al Poder Ejecutivo para que aumente las deducciones para quienes perciban entre $150.000 y $173.000, lo que les permitirá pagar menos de Ganancias.

-También establece un piso para las jubilaciones, las que recién pagarán el impuesto cuando superen los ocho haberes mínimos garantizados, actualmente $152.280.

-Ratifica que será de 1,5 el múltiplo para la deducción especial de autónomos, cuando se trate de nuevos emprendedores o nuevo profesionales. Pero no les da ninguna mejora

En resumen, pagará el Impuesto a las Ganancias solo 10% de los contribuyentes con mayores ingresos, las jubilaciones de privilegio y muchos profesionales autónomos.

Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído