Impuesto a las Ganancias: por qué algunos jubilados pagarían más que los asalariados

El proyecto presentado por Sergio Massa busca subir el piso salarial a partir del cual se paga Ganancias y lo fija en 150.000 pesos brutos
Por iProfesional
08/03/2021 - 21,50hs
Impuesto a las Ganancias: por qué algunos jubilados pagarían más que los asalariados

La iniciativa presentada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, en el Congreso referida a la modificación en el impuesto a las Ganancias para los empleados en relación de dependencia hará que un grupo de jubilados pague el impuesto a partir de haberes mensuales inferiores a los ingresos de los asalariados que quedarán alcanzados por la carga fiscal.

El proyecto busca subir el piso salarial a partir del cual se paga Ganancias en 150.000 pesos brutos. Pero algunos pasivos seguirán tributando si tienen un ingreso mensual de por lo menos $74.810 netos ya que en la cláusula que no están incluidos los jubilados y pensionados, con lo cual para ellos seguirían rigiendo los valores actuales, en los casos en los que no se cumpla con las condiciones requeridas para acceder a una deducción que es exclusiva para los ingresos de los pasivos.

Por la ley 27.346, hay una deducción específica, que tiene como efecto que los pasivos no tributen si tienen un ingreso mensual de hasta un monto equivalente a seis haberes mínimos, si cumplen con ciertos requisitos. Si no se dan las condiciones establecidas, los ingresos quedan alcanzados por el tributo.

En la propuesta se busca elevar esa referencia del menor ingreso alcanzado para llevarlo de seis a ocho haberes mínimos, lo que subiría el haber más bajo a partir del cual se tributa de $123.429 a $164.571 para los meses de marzo, abril y mayo. Pero no todos los jubilados estarían alcanzados por ese mínimo especia, sino solamente los que cumplan con las condiciones que establece la ley vigente.

Jubilado
Algunos pasivos seguirán tributando si tienen un ingreso mensual de por lo menos $74.810 netos

El impacto en el bolsillo de los trabajadores asalariados

La propuesta actual formula, en esencia, una suerte de deducción adicional solo aplicable a los trabajadores dependientes (y una solución equivalente para pasivos) cuya remuneración bruta mensual sea igual o inferior a $150.000, cuyo monto será el necesario para que no deban abonar el impuesto, considerando además en estos casos como no alcanzado el SAC (aguinaldo).

 

Reforma de Ganancias: impacto en el bolsillo

Para el resto de los empleados los mínimos y deducciones continuarán siendo los mismos que los vigentes actualmente, excepto para quienes perciban una remuneración de entre $150.001 y $173.000, para los cuales se faculta al PEN a realizar los ajustes necesarios para evitar que estos trabajadores terminen con un ingreso de bolsillo inferior a los comprendidos en el párrafo anterior.

 

Para analizar cuantitativamente los posibles efectos derivados de la aprobación del proyecto presentado se ejemplifica el impuesto determinado al que quedan comprendidos actualmente trabajadores (con y sin cargas de familia) de diferentes niveles de ingreso mensual promedio, y se lo compara con la situación que se daría en caso de aprobarse el proyecto de ley, señala el flamante informe del IARAF.

 

La situación se modifica para el caso de los tramos de ingresos más bajos entre los aquí considerados, y la modificación es más sensible para el caso de los trabajadores sin cargas de familia.

Por ejemplo, un trabajador sin cargas con un ingreso mensual bruto de $125.000, que deja de pagar ganancias según el proyecto, verá su ingreso neto anual incrementado en un 3,8%, mientras que uno que ingrese $150.000 mensuales brutos recibirá el máximo incremento (7,7%).

En el caso de un trabajador con cargas de familia como el considerado en el ejemplo, estos incrementos de su ingreso neto después de impuesto son del 0,2% para el que tiene un ingreso de $125.000 mensuales, hasta un 2,6% para aquellos que tengan ingresos brutos por $150.000 cada mes.

Ganancias: cuáles son los últimos cambios al proyecto

Ya tiene fecha el inicio del debate sobre el impuesto a las Ganancias en la Cámara de Diputados. Arranca el próximo martes, a partir de las 15, en las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Legislación del Trabajo, que escucharán a invitados antes de la firma del dictamen.

El mismo día y en el mismo ámbito se tratará el proyecto de ley de Régimen de Sostenimiento e Inclusión Fiscal para Pequeños Contribuyentes.

El diputado oficialista Marcelo Casaretto, secretario de Presupuesto y Hacienda, confirmó que ese día se realizará el primer plenario virtual, donde asistirían el secretario de Política Tributaria del Ministerio de Economía, Roberto J. Arias; el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, como así también representantes de los trabajadores y expositores en la materia en tratamiento.

La intención del oficialismo es realizar dos o tres reuniones informativas la semana próxima, con la mira puesta en una votación en el recinto la tercera semana del mes.

El titular de la Cámara, Sergio Massa, había enviado este jueves una nota a Heller en la que le solicitó convocar al debate, luego de que el presidente Alberto Fernández pidiera avanzar con la ley durante su discurso de apertura de sesiones.

Ganancias: cuáles son los últimos cambios al proyecto
Ganancias: cuáles son los últimos cambios al proyecto

Fernández sostuvo que "recuperar el salario medio en la Argentina es un desafío que debemos asumir en este tiempo de recuperación económica", y en ese sentido pidió al Congreso que avance con los proyectos de Ganancias y modificaciones al régimen de Monotributo.

El proyecto del Frente de Todos busca elevar a 150.000 pesos el mínimo no imponible del impuesto para que más de 1.200.000 trabajadores y jubilados dejen de pagarlo. La iniciativa propone que ese piso se actualice anualmente según el índice de variación salarial (RIPTE).

Por su parte, la CGT y diputados de extracción sindical que integran el bloque oficialista reclaman eximir de Ganancias a las horas extra, los viáticos, los feriados trabajados, distintos adicionales, gastos educativos y hasta el aguinaldo, entre otros conceptos.

"El Presidente pidió en la Asamblea acelerar el tratamiento de Ganancias porque para el Gobierno la recuperación del ingreso es una prioridad", aseguró Massa a la agencia Télam.

"Este alivio fiscal que se está impulsando para trabajadores y jubilados, que implicará una esfuerzo presupuestario para el Estado, se va a compensar por la mayor recaudación que generará el consumo adicional", evaluaron desde el equipo de asesores de Massa.

"La suba del mínimo no imponible, más la retroactividad a enero y la exención del medio aguinaldo, impactarán de manera positiva en el bolsillo de trabajadores y jubilados", cerraron.

Ganancias: cuáles son las últimas modificaciones al proyecto

Como novedad, se acordó que la implementación de la suba del nuevo piso a $150.000 sea retroactiva al 1 de enero pasado.

De esta forma, el Estado reintegrará en el salario de abril lo descontado por el impuesto en enero, febrero y marzo.

La otra modificación surge de la reunión que mantuvo el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, con los dirigentes sindicales. Massa incluyó un cambio sobre el Sueldo Anual Complementario (aguinaldo). Con la sanción de la Ley se eximirá del pago del tributo a los aguinaldos con base en sueldos de hasta 150.000 pesos.

En efecto,  en abril 1.267.000 jubilados y pensionados recibirán en abril en promedio $7.893 por las devoluciones de Ganancias de enero, febrero y marzo.

Temas relacionados