Medida clave para comercios Pyme: se acortó el plazo de cobro de las ventas hechas con tarjeta de crédito

Medida clave para comercios Pyme: se acortó el plazo de cobro de las ventas hechas con tarjeta de crédito
El Banco Central dispuso acortar de manera drástica los plazos que demoran los bancos en entregar el dinero de las ventas a las MiPymes
Por iProfesional
10.06.2021 18.04hs Economía

El directorio del Banco Central resolvió este jueves reducir el plazo de la liquidación de los pagos que hacen los bancos a los comercios por las ventas concretadas con tarjetas de crédito, en una medida que permitirá mejorar la percepción de 1,5 millón de micro y pequeños comercios y que entrará en vigor el 1 de julio. 

El tiempo que transcurre entre el gasto en los comercios y el pago por parte de los tarjetahabientes del resumen de la tarjeta es actualmente, en promedio, de 18 días hábiles. Históricamente este fue el plazo en que se hacía efectivo el pago de los bancos a los comercios. "Este esquema era neutral respecto al descalce de plazos entre el momento de pago del usuario y la recepción por el comercio", señaló el BCRA. 

Con la nueva disposición, los micro y pequeños comercios -según la definición de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores-, percibirán el cobro de las ventas efectuadas con tarjeta de crédito a los 8 días hábiles de concretada

En el caso de las empresas medianas, el plazo será de 10 días hábiles, mientras que para las grandes empresas el plazo será a los 18 días hábiles.

Para las empresas de salud, gastronómicas y hoteleras regirá también la reducción a ocho días si se tratan de micro o pequeños comercios y se mantiene en diez días hábiles para el resto.

"Corresponde remarcar que este esquema que facilita la fluidez del sistema de pagos se complementa con el límite de la tasa de interés que los bancos pueden aplicar a los usuarios que optan por financiar el pago de sus consumos", señaló el Banco Central.

Por qué se estancaron las compras con tarjeta de crédito

Agobiados por la situación económica, la inflación y la falta de flexibilidades para afrontar la deuda de tarjetas, los argentinos reducen al máximo sus gastos, también con tarjeta de crédito, para no endeudarse.

En esa línea, en mayo, el saldo promedio de las deudas con plásticos se mantuvo prácticamente estable y solo creció 0,62%, lo que equivale a $5800 millones. Esa cifra significó la segunda variación más baja en el último año, detrás de los $1400 millones de febrero de este 2021. El bajo interés de comprar en cuotas se mantiene aún con la renovación del programa "Ahora 12″, que seguirá vigente hasta el 31 de julio, y del acuerdo para congelar los precios de electrodomésticos hasta fin de año.

En mayo la baja promedio en Hogar, Moda, Ocio y Viajes se ubicó entre -50% y -60% respecto de la semana anterior

Según un estudio del BBVA Research que monitorea el consumo con tarjetas de crédito el endurecimiento de las restricciones sanitarias durante la última semana del mes pasado contribuyó al estancamiento de las compras. "Las buenas noticias que había traído el Hot Sale de mediados de mayo se disiparon hacia los últimos días del mes con caídas del consumo entre 20% y 30% año contra año, arrastrados por la contracción de los gastos en bienes", explicó la entidad.

 Los rubros más golpedados

"Los rubros más afectados por la nueva ‘fase estricta’ fueron los relacionados a la movilidad y a las actividades ‘no esenciales’. En particular, durante la última semana de mayo la baja promedio en Hogar, Moda, Ocio y Viajes se ubicó entre -50% y -60% respecto de la semana anterior; Automoción, Deportes y juguetes, Tecnología y Transporte se retrajeron alrededor de 35% semanal; Alojamiento, Bares y restaurantes, Combustibles, Construcción, Cuidado y belleza apuntaron caídas entre 20% y 30% en el mismo lapso", detalló el documento.

Guillermo Barbero, socio de First Capital Group, opinó: "El freno impuesto a las actividades gastronómicas, turísticas, comerciales y de esparcimiento limitan de manera muy fuerte a este rubro, por otra parte, todo lo relativo al comercio electrónico y al uso de las plataformas electrónicas para visualización de contenidos lo impulsan en estos momentos de aislamiento social".

En la comparación interanual a nivel del sistema financiero, el stock promedio creció un 71%. Sin embargo, la caída exhiben los datos de BBVA puede deberse a otra cuestión: hace un año, el Gobierno impulsó una refinanciación de los saldos en las tarjetas de crédito y los préstamos a tasa cero para monotributistas y autónomos, que se desembolsaban en tres cuotas directamente en las tarjetas de crédito.

Caída de electrodomésticos

Ni la renovación del "Ahora 12", ni la posibilidad de empezar a pagar las cuotas a los tres meses de la compra. Ni el subsidio de las tasas de interés, que en ese programa se encuentra claramente por debajo de la inflación. Nada parece ayudar a levantar al rubro de los electrodomésticos, uno de los rubros clave del consumo popular. Un segmento que, no importa cuál sea la escala de la pirámide social que ocupe el consumidor, es un típico aspiracional de la sociedad.

Los números del sector son alarmantes. Se dan caídas históricas en el nivel de consumo de heladeras, cocinas y de pequeños electrodomésticos. Pero también de teléfonos móviles, que hasta hace poco se destacaban como el rubro estrella del sector.

Los datos concretos, recopilados por la consultora PxQ en base a los registros del Indec, demuestran que en el primer trimesre del año, la venta de electros creció 11,2% versus el primer triemstre de 2020. Esa marca positiva, que daría lugar a un análisis optimista, se contextualiza con que marzo del año pasado ya estuvo atravesado por la pandemia. Con lo cual esa comparación resulta engañosa.

Tanto que, en el cotejo de las ventas del primer trimestre de este año con el mismo período de 2019 (sin pandemia), se verifica una caída del 14,4%.

Y si se compara con las ventas del primer trimestre de 2018, la caída ya resulta dramática: del 44,1%. Nada menos. Es decir, para pasarlo en limpio: hoy en día se vende prácticamente la mitad de electrodomésticos que hace tres años.

Y un 34% menos que durante el primer trimestre de 2017.

Nada parece ayudar a levantar al rubro de los electrodomésticos
Nada parece ayudar a levantar al rubro de los electrodomésticos

Cuáles son los rubros más perjudicados

Lo dicho: algunos rubros son más perjudicados que otros. Por la pandemia y el trabajo desde los hogares, las ventas de computadoras y notebooks fueron positivos respecto de un año atrás, con una mejora del 22,7%

También se destaca la suba en las ventas de ventiladores, del 79% respecto al primer trimestre del año pasado.

Según el relevamiento de PxQ e Indec, la venta de pequeños electrodomésticos cayó 23,6% y la de calefactores, el 28%.

El derrape en el sector tiene impacto en el nivel de empleo: en el último año, las cadenas de electros se despojaron de 2.816 empleados (el 12% del total). Todavía emplean a 19.909 personas.

También hubo cierres: en total fueron 33 locales. Permanecen abiertos 1.481 (100 cadenas).

El cierre de locales es cada vez mayor
El cierre de locales es cada vez mayor

Está claro que la caída del poder adquisitivo resulta clave para entender lo que está pasando en el sector: el poder adquisitivo de los salarios cayó 20% desde 2018. Los salarios corrieron por detrás de la inflación y, por otra parte, hubo un salto en el nivel de desempleo, sobre todo en el último año.

La pandemia de coronavirus cambió la realidad de múltiples sectores. Sin dudas, los más golpeados fueron los de gastronomía, agencias de viajes y hoteles.

Por detrás, sin embargo, hay todo un grupo de ramas de actividad que están sintiendo el efecto de la pandemia. Y uno de ellos es el de la tecnología y artículos del hogar.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ