Grandes marcas sufren las restricciones y alertan por otro Día del Padre perdido a nivel ventas

Grandes marcas sufren las restricciones y alertan por otro Día del Padre perdido a nivel ventas
El Día del Padre se celebra el próximo 20 de junio; las marcas buscan generar promociones online y alianzas con bancos para fomentar el consumo
Por María Caamaño
05.06.2021 21.31hs Actualidad

Mientras las marcas preparan sus canales online y afilan los lápices con promociones, las cámaras de indumentaria le piden al Gobierno la apertura de los shoppings y la flexibilización de las restricciones para el próximo Día del Padre, una de las fechas que más ventas genera para el sector.

Desde la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) le pidieron al Gobierno la apertura de los shoppings y el fin de las restricciones, para los fines de semana, para los comercios de indumentaria de cara a la próxima celebración que se celebra el tercer domingo de junio.

"Más de 50 industrias se mueven alrededor de esa fecha clave y por supuesto centenares de miles de trabajadores. Es determinante que con los más estrictos protocolos se pueda tener actividad comercial", sostuvieron desde la Cámara.

Hay que tener en cuenta que como consecuencia de la escalada de casos de Covid, hasta ahora los negocios deben atender a sus clientes desde la calle y con horarios reducidos, lo que les genera una baja considerable en las ventas.

Los
Desde la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) le pidieron al Gobierno la apertura de los shoppings

El foco del pedido está puesto en los shoppings, que hoy permanecen cerrados hace más de un mes y medio. Y es que el pasado 15 de abril los centros comerciales de Ciudad y región AMBA cerraron sus puertas. Desde ese día, no volvieron a atender al público y todo indicaría que todavía no será su turno para la reapertura.

La semana pasada las cámaras y asociaciones de centros comerciales de toda América latina elevaron un mensaje al Gobierno argentino para permitir la inmediata apertura de los shopping, con los protocolos que venían funcionando hasta su cierre.

Ahora con la llegada del Día del Padre el reclamo volvió a tomar vuelo. "Desde ya estamos solicitando la inmediata apertura de los centros comerciales no sólo por el Día del padre sino porque ya no podemos seguir cerrados", sostuvo, Mario Nirenberg, presidente de la Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC).

Lo cierto es que a 20 días de celebrarse el Día del Padre, el gobierno aún no les da una respuesta a sus reclamos. "Por ahora solo recibimos un paliativo que es posibilitar el ingreso de las empresas al Repro II", concluyó Nirenberg.

Mientras tanto las principales marcas de ropa empiezan a diagramar una serie de promociones, descuentos y alianzas con los principales bancos para incentivar las ventas online, tal como sucedió el año pasado que la fecha cayó en medio del confinamiento obligatorio. Sin embargo, la apertura de los shoppings es fundamental para incrementar los números de facturación.

"Con horarios hasta las 19 horas y sin prueba de ropa, pero 10 días antes debemos estar en funcionamiento", indicaron desde la CIAI.

Hoy existen 16 centros comerciales en la Capital Federal, 27 en la provincia de Buenos Aires y 30 distribuidos en el resto del país. En total, emplean a 13.200 personas. Todos están cerrados y por ahora no hay certezas de cuál será su situación de cara al próximo 21 de junio.

Números en rojo

Se trata del segundo año consecutivo en que la industria padece las consecuencias de la pandemia. El año pasado, según los datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) las cantidades vendidas por los comercios minoristas el Día del Padre cayeron 44,2% frente a igual fecha en 2019.

A
En 2020 las cantidades vendidas por los comercios minoristas el Día del Padre cayeron 44,2% frente a igual fecha en 2019

La cuarentena y la pérdida de ingresos de los hogares fueron los principales responsables del magro resultado, según la entidad.

El ticket promedio de venta el año pasado se ubicó en $1400, un 40% por encima del 2019. Se espera que esos números se superen, como consecuencia de la inflación acumulada en los últimos 12 meses.

En 2020 la mayor caída se registró en el rubro "Calzado y Marroquinería" donde las cantidades vendidas cayeron 56,4%. Se vendieron modelos discontinuos, y productos de bajo valor como pantuflas, un jugador que vuelve a aparecer con fuerza este año como consecuencia de la continuidad del home-office y el regreso del confinamiento y las restricciones con el foco puesto los fines de semana.