Mercado inmobiliario: qué necesita para empezar a recuperarse

Mercado inmobiliario: qué necesita para empezar a recuperarse
Los representantes del sector reclaman que se activen los créditos hipotecarios, dejar atrás el cepo al dólar y medidas que favorezcan los desarrollos
Por Marysol Antón
14.06.2021 17.04hs Economía

Créditos hipotecarios, poder salir del cepo al dólar, la liberación de la moneda y credibilidad en las medidas de gobierno. Estos son los cuatro aspectos fundamentales que los representantes del sector inmobiliario están pidiendo con urgencia para lograr la esperada recuperación del área, que lleva ya dos años con los peores números de los últimos tiempos.

"El sector inmobiliario viene sufriendo una larguísima crisis, que se inició dos años antes que la pandemia y que ésta agravó. Sobre esa situación ya compleja, debimos enfrentarnos a intervenciones del Estado en el sector (como la Ley de Alquileres y los congelamientos de contratos por decretos) que lo han asfixiado aún más, generando complicaciones para todos los actores, incluso a quienes (supuestamente) se intentaba beneficiar", manifiesta Marta Liotto, vicepresidente del Colegio Unico de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA).

Francisco Altgelt, presidente de Altgelt Negocios Inmobiliarios, asegura que hoy "seguimos teniendo un mercado sobreofertado en la Ciudad de Buenos Aires, con 110.000 departamentos a la venta. También seguimos con una demanda acotada pero concreta".

Y agrega que, pese a lo que se puede creer, no se está notando "especulación en el precio, ni en los vendedores ni en los compradores. La contraoferta está entre un 5 y un 10% del monto de publicación".

Este experto reclama hacer crecer la demanda, y asegura que para eso "debe haber mayor confianza en las condiciones macroeconómicas y mejorar las herramientas para los compradores. Tenemos que ir a un número de escrituras en la Ciudad de entre 3000 y 6000 por mes, y eso debe sostenerse en meses consecutivos", afirma Altgelt.

Para recuperar el sector se pide el acceso al crédito hipotecario.

"El mercado desde el lado de la demanda está expectante, habiendo diversidad de inquietudes y consultas dependiendo del segmento, zonas, requerimientos específicos y distintos intereses, tanto para vivienda propia como para renta", anticipa Mario Olivetto, director comercial Rosbaco & Partners.

En este sentido, el experto asegura que están percibiendo un alto incremento en las consultas. "Sin dudas se debe continuar con la incorporación de incentivos más amplios, que incluyan a toda la cadena de valor de la industria, tanto impositivos como crediticios. Sería conveniente, además, que la iniciativa del blanqueo sea extendida para que tenga un mayor efecto y que sea realmente un driver de activación en la actual coyuntura macroeconómica y del sector", dice Olivetto.

Buscan inversiones

Un punto a favor para el sector es que el ladrillo, y más aún la inversión en proyectos en preventa y de pozo, son siempre una posibilidad de inversión muy atractiva para los argentinos, y que genera la posibilidad de incrementar el capital en dólares.

"A esta altura, volver a la normalidad no significa que todo regrese a su lugar. Son muchos los cambios de costumbres que afectaron nuestras vidas y el mercado inmobiliario también debe adaptarse. También la agenda política hace lo suyo. El atraso cambiario y el aumento de materiales hacen que el precio del m2 en dólares haya aumentado un 50% también en dólares", explica Horacio Ludigliani, asesor inmobiliario, titular de Ludigliani Desarrollo Inmobiliario.

El aumento de los materiales para la construcción es uno de los factores que agravó la crisis.

Actualmente, resignando beneficios y bajando costos, "los desarrolladores no consiguen vender las unidades. Es que el comprador no tiene certeza de cuáles serán los tiempos para la recuperación de la economía. Los más optimistas hablan de 5 años", advierte Ludigliani.

Igualmente, con la mirada puesta en marzo 2022, como el mes que los inversores señalan como un posible momento de inflexión, Ludigliani agrega que "la emisión de monedas en todos los países generan una desvalorización de las mismas, lo que hace que a la larga se valoricen los tangibles como la vivienda o los comodities".

"Sin embargo, en las mejores zonas de la Capital y en los barrios cerrados del Gran Buenos Aires, el resguardo de valor en los inmuebles sigue teniendo buenas expectativas. El mundo nos muestra que luego de las vacunas hay una vuelta a una nueva normalidad y eso sabemos que es así. Los precios de los inmuebles van a recuperar su valor en el 2023, por lo tanto hoy es una buena oportunidad de inversión la compra en precio de mercado", concluye Oscar Puebla, de Puebla Inmobiliaria.

Temas relacionados