Malos pronósticos para reservas del BCRA por la soja: así puede pegar en el dólar y la brecha

Malos pronósticos para reservas del BCRA por la soja: así puede pegar en el dólar y la brecha
Las expectativas de recuperación económica están apuntaladas por la paz cambiaria. Por qué el desplome de la soja podría ser un duro golpe
Por iProfesional
18.06.2021 19.29hs Economía

El entusiasmo de la soja por encima de los u$s600 fue intenso pero duró poco. La tonelada de la oleaginosa superó esa marca hace un mes, pero luego comenzó a bajar gradualmente hasta que ayer, jueves, hizo saltar varios fusibles: se hundió repentinamente a $488.

Este viernes, la soja rebota y se mantiene en u$s513 por tonelada. Es un precio todavía bueno para el país, pero los últimos movimientos dejaron a la vista la volatilidad del mercado. Para los analistas, el problema es que si sigue la caída de la soja, la economía argentina se verá castigada y la cotización del dólar puede acusar el cimbronazo. De hecho, esta semana el blue dio un salto de $6 para ubicarse a $164, apenas por debajo del pico de este año ($165 en enero).

El economista Salvador Di Stefano da cuenta de la magnitud del problema, al asegurar que Argentina podría perder cerca de u$s6.800 millones para engrosar sus reservas y $172.000 millones por ingresos fiscales, ante la fuerte caída de la soja y el maíz en las últimas semanas.

"Los que le rezaban a la santa soja tendrán que cambiar de santo, o tener más austeridad fiscal, de lo contrario la brecha entre el dólar mayorista y los dólares alternativos volverá a ubicarse por encima del 100%", aconseja.

Di Stefano argumenta que los ingresos fiscales que no lleguen serán reemplazados por emisión del Banco Central y así habrá más abundancia de pesos. "Los dólares que no lleguen los vamos a extrañar, por ende, habrá escasez de dólares. En este escenario, los dólares alternativos estarán a la suba", sentencia.

¿Es momento de comprar dólares?

Di Stefano anticpa una inminente "abundancia de pesos" en circulación, lo que hace que comprar dólares aparezca como "un buen negocio".

En julio habrá abundancia de pesos en el mercado porque el Gobierno da aumentos generalizados a quienes reciben subsidios sociales, jubilados y pensionados. Los trabajadores cobran el medio aguinaldo y no pagarán ganancias, comenzará la devolución de lo abonado en concepto de impuestos a las ganancias para la cuarta categoría que cobra menos de $ 150.000, y el salario con menor carga tributaria. Las paritarias llegan en su mayoría con aumentos superiores al 40% anual", explica.

Y agrega: "A esto habría que sumarle el proceso de dolarización de cartera que se lleva adelante por los ahorristas antes de cada elección, y ya faltan menos de 90 días para las PASO, y menos de 150 días para las legislativas".   

Para el economista y consultor, "en la medida que el dólar tenga una brecha menor al 80%, parece razonable comprar. Por lo tanto, si está a menos de $180 podría ser un buen negocio pensando en el mediano plazo. Si el Gobierno no logra recuperar la confianza, la brecha podría volver a superar el 100%".

El economista Salvador Di Stéfano.
El economista Salvador Di Stéfano.

Sin "súper soja", el Banco Central pierde poder de fuego

En paralo con las malas noticias que llegan desde el mercado de las materias primas, las compras de dólares que realiza el Banco Central se vienen desacelerando. Mientras que en los primeros 17 días de mayo la mesa de dinero del BCRA pudo adquirir u$s1.557 millones en el mercado cambiario, en el mismo período pero de este mes, la compras orillan los u$s540 millones. Ergo, el Central compra un tercio de lo que venía sumando hace un mes. 

Claro que mayo tuvo mucho de "excepcional". Hubo una liquidación récord de los últimos 18 años gracias al boom de la la soja: el sector vendió en torno a los u$s3.500 millones. El BCRA adquirió u$s2.089 millones el mes pasado, el monto máximo desde que arribó Miguel Angel Pesce a Reconquista 266. Ahora la liquidación de los dólares comerciales empezó a ser menor. 

Miguel Pesce enfrentará un segundo semestre complejo con menos dólares y más presiones por las elecciones
Miguel Pesce enfrentará un segundo semestre complejo con menos dólares y más presiones por las elecciones

El fin de la abundancia

Pero ya ingresados en el "temido" segundo semestre, cuando baja naturalmente el monto de liquidación de divisas por parte del campo, el desafío para el BCRA -más aún de cara a un año electoral- es mayor. A esto, la repentina caída del precio de la soja en Chicago -que sufrió 8% este jueves y quedó por debajo de los u$s500 la tonelada- enciende otra alarma inesperada para el Gobierno

No sólo hay menos ingreso de dólares por el canal comercial (el único que tiene el país ya que el financiero es virtualmente nulo), sino que aparecen vencimientos de deuda en dólares que demandarán divisas, escasas en el contexto del "poder de fuego" que tiene el BCRA para asegurarse una transición ordenada en épocas electorales. 

Quantum Finanzas, la consultora de Daniel Marx, afirma que hacia adelante pueden afectar la acumulación de reservas los pagos netos a organismos internacionales. Y le pone números: hay vencimientos de capital con el FMI por el equivalente a u$s3.800 millones -más pagos de intereses por u$s600 millones-. Si bien se estima que es muy probable que la asignación de los DEGs -que sería recién en agosto o septiembre- por el equivalente a u$s4.400 millones sea utilizada para hacer frente a estos vencimientos, hay dudas porque una parte del oficialismo los quiere para aumentar el gasto público. 

"Las dificultades para generar oferta neta de divisas -en particular por financiamiento-, en momentos en que la estacionalidad del comercio exterior no jugará a favor, la posibilidad de que el déficit fiscal sea mayor al esperado, con su correlato en la emisión monetaria, y sus efectos sobre expectativas y decisiones de los agentes económicos representan los principales desafíos que enfrenta el Gobierno para continuar acumulando reservas", recuerda Quantum. 

La suba de la brecha dependerá de cuánto gaste el BCRA
La suba de la brecha dependerá de cuánto gaste el BCRA vendiendo bonos y recomprándolo contra dólares

¿Hay margen para contener la brecha?

A las mayores problemas para acumular dólares hacia adelante, se le suma el hecho de que el BCRA tendrá que utilizar su poder de fuego para controlar los dólares financieros cuando se acerquen las elecciones legislativas. Si bien el Central mejoró su posición de reservas netas, que estarían en torno a los u$s6.000 millones actualmente, deberá intervenir en el mercado del contado con liquidación para controlar la brecha. 

El BCRA utilizó u$s1.200 millones desde noviembre del año pasado para bajar las presiones sobre el CCL. Por un lado vende bonos que tiene en cartera (los surgidos del canje ley local pero en dólares) contra pesos, para así quitarle presión al tipo de cambio implícito que surge de operar los títulos públicos, pero luego usa dólares contantes y sonantes para recomprar parte de esos bonos que vendió. Así es que de lo que suma en el mercado de cambios, se le resta finalmente lo que opera en el MAE. 

El CCL en $165 y el MEP o dólar Bolsa en $160, marcando una brecha contra el oficial de 75% y 68% respectivamente, encienden las alarmas. Ya están en niveles que complican el funcionamiento de la economía y, de seguir incrementándose por la típica dolarización electoral, le insumirá más reservas al BCRA. El blue, que el Central no puede controlar, empezó a despertarse y está arbitrando con el resto de las cotizaciones. 

Si bien hay un consenso en el mercado acerca de que el Central tiene margen de acción para amoriguar los cimbronazos que puedan producirse en las cotizaciones financieros del dólar, lo cierto es que tiene un costo. Ese costo se traduce en menos dólares para las reservas, mientras que el país busca un acuerdo con el FMI y el Club de París que le permita no tener que desembolsar billetes verdes en los próximos años. 

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados