En crisis: el 26% no pagó expensas comparado con el mismo mes de 2020

En crisis: el 26% no pagó expensas comparado con el mismo mes de 2020
El economista Damián Di Pace explicó que se trata de "un estudio que cruzaron la gestión de cobro de servicios de diferentes compañías". Datos alarmantes
Por iProfesional
22.06.2021 13.50hs Economía

"El 26% no pagó expensas comparado con el mismo mes de 2020". El dato fue dado a conocer por el economista, Damián Di Pace en el programa radial de Jorge Lanata en donde explicó que se trata de "un estudio que cruzaron la gestión de cobro de servicios de diferentes compañías".

Además, de esa cifra, el informe brindó otros detalles acerca de cómo la pandemia impactó en la economía de la clase media. Según detalló: "Un 17% dejó de pagar la cuota de carrera universitaria, un 15% no pagó el abono mensual de monitoreo privado de seguridad".

Otra suba de expensas

Pese a haber cerrado un incremento para este año del orden del 32 por ciento, el SUTERH, gremio que integra a los encargados de edificios, finalmente logró torcerles las muñecas a los administradores y abrochó un extra de 8.000 pesos mensuales de aquí a febrero de 2022.

En lo que debe asumirse como el primer ejemplo de una escalada de revisiones que ganará intensidad durante la segunda parte del año, el sindicato impuso su visión del contexto inflacionario que viene para, de esa forma, alzarse con un incremento salarial acumulado cercano al 45 por ciento.

En el ámbito de los consorcios, aunque se cuidan de la crítica dura, reconocen que el monto extra se verá reflejado en las boletas que llegan cada mes a los inmuebles. Pronostican un horizonte de aumento de al menos del 30 por ciento para lo que queda del año.

En torno a entidades como la Asociación Civil de Administradores Independientes de Propiedad Horizontal (AIPH) van más allá: estiman un piso de suba del 35 por ciento.

Como consecuencia de esto, los consorcios dan por descontado que el efecto inmediato será la intensificación de la morosidad, lo cual complicará aún más el día a día de las administraciones.

Hoy por hoy, indicaron a iProfesional desde la Liga del Consorcista, justamente la morosidad promedia el 50 por ciento en algunos complejos de viviendas de Capital Federal. El primer inconveniente conocido refiere a que la interrupción en los que pagos que realizan los dueños o inquilinos deriva en el reparto del monto total de gastos comunes entre los departamentos que sí cumplen con las cancelaciones.

La presión renovada por la suma adicional obtenida por el SUTERH, comentan entre los administradores, reducirá aún más la torta de los pocos que siguen cumpliendo con las expensas.

"La situación se está volviendo más caótica y este tipo de cambios empeoran aún más el escenario. Propietarios e inquilinos ya no pueden afrontar más gastos. Esto que se decidió ahora es otro abuso, una decisión unilateral aunque se diga de otra forma. Este adicional que llegará a las boletas afectará fuerte la liquidación mensual. Vamos a una morosidad nunca vista", comentó a iProfesional Samuel Knopoff, presidente de la Federación de Consorcistas de Argentina.

El salario de los encargados representa el 70 por ciento del valor de las expensas.
El salario de los encargados representa el 70 por ciento del valor de las expensas.

La falta de pagos se profundizó durante la pandemia y redundó en un fuerte endeudamiento de los edificios en impuestos como agua, luz y ABL. Un informe reciente de la AIPH expuso que cerca de 90.000 consorcios porteños enfrentan enormes complicaciones para sostener el funcionamiento de los edificios.

"El peso del sueldo del encargado sigue siendo un gran tema de discusión en los consorcios y más en estos momentos. Pensemos que el 70 por ciento de la factura que llega por expensas corresponde a ese concepto", dijo a iProfesional David Loisi, máxima autoridad de la Liga del Consorcista.

"La pandemia acentuó la tendencia alcista de prescindir del encargado para, en cambio, alquilar la unidad de la portería para generar más fondos. En lugar de contar con una persona en esa función son cada vez más los edificios que contratan empresas de limpieza", agregó.

Problemas de fondos

Loisi comentó recientemente que, hoy por hoy, los consorcios carecen totalmente de fondos para llevar a cabo grandes refacciones o mejoras estéticas en los edificios. La pintura nueva se volvió un recuerdo.

Y señaló, además, que por esta misma falta de caja se estiró el mantenimiento de recursos como los matafuegos, los mismos ascensores o la limpieza de tanques.

La morosidad elevada redundó en una falta de mantenimiento generalizada de los edificios.
La morosidad elevada redundó en una falta de mantenimiento generalizada de los edificios.

El extra que percibirán los encargados, y que llegará a las boletas, profundizará esta ausencia de recursos para normalizar estas actividades y controles.

"No se está pudiendo hacer ningún arreglo en los edificios y esto se pondrá mucho peor con este adicional en las expensas", aseguró Knopoff.

"Muchos complejos de viviendas directamente se están viniendo abajo por esta falta de mantenimiento. Apenas si se hace el arreglo de un baño cuando se constata una pérdida mayor. Lamentablemente, la perspectiva es peor por estos costos adicionales que los propietarios ya no pueden cubrir", concluyó.

Consumo en caída

En diálogo con Radio Mitre, el profesional precisó que también hubo un número importante que "dejó de pagar las pólizas para las aseguradoras, el colegio, el club social" por lo que remarcó: "La clase media está en una situación muy delicada". En ese contexto, detalló: "No solamente los asalariados que perdieron entre el 6 y el 7% del 2019 a la fecha sino aquellos que perdieron el nivel de ingresos y son monotributistas o autónomos".

"No están pudiendo pagar los servicios pero no están pudiendo cumplimentar lo básico para el hogar", agregó. Además, acerca de los precios de los productos de primera necesidad, indicó: "Alimentos en el AMBA hay una caída del 19,6%" y sumó: "En términos reales respecto al 2020 hay una caída del orden del 6%". En contraposición, destacó que "las ventas del día del padre tuvieron un crecimiento respecto del año pasado".

 "El año pasado veníamos de una caída del 44,2%", recordó por lo que aclaró: "Si lo comparamos con el 2019 que tampoco fue un año bueno, fue el día del apagón del día del padre". En consecuencia, puntualizó: "La caída real es del 21,5% respecto de ese 2019 que había sido un año malo". Ante ese contexto, afirmó: "La gente paga con lo que tiene y ya no se puede endeudar más".

Como ejemplo, mencionó: "Generalmente el aguinaldo se destinaba a tratar de darte un gustito" en cambio ahora "el 38% logra invertirlo o ahorrarlo y todo el resto lo destina a pagar deuda", subrayó el economista y detalló: "La mayor deuda que tienen es tarjeta de crédito, después deudas con créditos personales y deudas con familiares".

Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído