A todo o nada: el Gobierno ya gasta el equivalente a u$s8.000 millones para llegar mejor a las elecciones

A todo o nada: el Gobierno ya gasta el equivalente a u$s8.000 millones para llegar mejor a las elecciones
Surge de cálculos de un consultor privado. De todas formas, la economía llegará mal y el resultado será incierto para el oficialismo
Por Leandro Gabin
29.08.2021 09.00hs Economía

El Gobierno de Alberto Fernández se encamina a una elección por demás compleja. La falta de resultados en lo económico y la situación de la pandemia (agravado por el escándalo del "Olivos-Gate" y sus derivaciones) hace que no sea fácil la pulseada para el oficialismo en las urnas.

Menos con un nivel de actividad que si bien se está recuperando, no compensa la caída del 2020 y mantiene una inflación galopante que golpea precisamente al conurbano, bastión electoral del Frente de Todos. Así, se explica que se hayan redoblado los esfuerzos para aumentar el "gasto electoral", aquél que se produce sólo este año y que busca mejorar la imagen pública del Gobierno a pocas semanas de las PASO. 

El economista y director de la consultora FMyA, Fernando Marull, calculó a cuánto asciende este "gasto electoral" que muchas veces es difícil de ponderar.

"El aumento del déficit refleja los mayores gastos que vino anunciando el Gobierno en los últimos meses, que podemos estimar en $600.000 millones, o 1,5% del PBI. Si le sumamos los u$s1.700 millones que usó el BCRA para bajar el dólar contado con liquidación, el Gobierno viene usando un total de u$s8.000 millones, casi 2% del PBI. Esto sería más del 1% del PBI que gastó Cristina en 2015 para que gane Scioli. Y no alcanzó", señaló Marull. 

Guzmán tiene la tarea de equilibrar el aumento del gasto con los pedidos del FMI para contener el déficit fiscal
Guzmán tiene la tarea de equilibrar el aumento del gasto con los pedidos del FMI para contener el déficit fiscal

Subisidios y planes para todos

En el desagregado, la consultora muestra cómo se llega a esos números. Lo explica como medidas fiscales y monetarias. Hubo aumentos del gasto considerados transitorios, como el IFE, bonos a jubilados y AUH, otros subsidios económicos y créditos a monotributistas que este año ascienden a un total de $385.177 millones. 

Después están los aumentos permanentes del gasto, entre lo que considera el programa Potenciar Trabajo (hubo un aumento del 30%), se duplicaron los beneficiarios de la Tarjeta Alimentar (a 4 millones) y se aplicó una suba del 30%; el aumento del piso de Ganancias para personas físicas, y la marcha atrás del retroactivo de Monotributo. Todo eso sumaría $216.600 millones.

Así, sumando los "gastos transitorios" y los "permanentes", se llega a que el total ya usado por el Gobierno con fines electorales asciende a $601.777 millones.

Marull, a esta cuenta, le agrega lo que lleva vendido el Banco Central para detener la suba de la brecha. Ya que el Central vende bonos y luego recompra en el mercados secundario contra dólares para no bajar su stock, termina perdiendo reservas en ese pasamanos. ¿Cuánto? Dice el consultor que se gastaron u$s1.700 millones. 

Más allá de las medidas tomadas, la economía llega mal parada y eso repercutirá en las urnas
Más allá de las medidas tomadas, la economía llega mal parada y eso repercutirá en las urnas

Repunte no alcanza con tanta malaria

De ahí que tomando lo fiscal y lo financiero, la consultora afirma que se vienen utilizando el equivalente a u$s8.000 millones para llegar de mejor forma a las elecciones. "El gasto electoral está financiado con las retenciones a la soja y el Impuesto a la Riqueza", advierte Marull. 

Para el 2021, proyecta un déficit primario del 4% PBI. "El menor déficit comparado con el 2020 (6,5% del PBI) es por soja y el impuesto a la Riqueza, junto a un gasto Covid menor al de 2020", explica. 

"La economía está un poco mejor pero no alcanzaría para que el Gobierno haga una buena elección. Obviamente que hay otros factores en juego que pueden hacer que el Gobierno saque un mejor número. Pero no habrá que buscarlo en la economía. Algo de eso se viene reflejando en la intención de voto del Gobierno, que sigue floja", señala Marull. 

Eso, además, ya se está viendo el mercado con subas interesantes en acciones y bonos. Recientemente el banco Morgan Stanley salió a recomendar bonos argentinos porque ve que en las encuestas el oficialismo está flojo. Se verá si finalmente el termómetro de la calle que utilizan los consultores se replica en las urnas y no termina siendo el "fiasco" de las PASO del 2019 cuando se cayeron todas las apuestas que había a una buena elección del macrismo. 

Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído