Las prepagas suben por encima de la inflación y más argentinos buscan opciones para bajar el costo mensual

Las prepagas suben por encima de la inflación y más argentinos buscan opciones para bajar el costo mensual
Entre marzo de este año y enero del 2022, la medicina privada habrá subido por encima del 60%. Crece la cantidad de personas que buscan planes más baratos
Por Marysol Antón
08.10.2021 13.12hs Economía

Cada día crece la cantidad de argentinos que deciden cambiar de su plan de medicina prepaga o directamente abandonarlo. El motivo es simple: la necesidad de reajustar los egresos familiares por la inflación en general, pero en particular porque las empresas de servicios médicos corrieron aún más aceleradas en el aumento de precios.

Uno de estos casos es el de Violeta y Carlos son un matrimonio de más de 65 años. Solo por ellos dos en abril de 2020, apenas iniciada la pandemia, pagaban más $46.000 por un plan que los cubriera a ambos en una de las empresas más económicas que hay hoy en el mercado local. Ahora, y habiendo atravesado un cambio de plan buscando una opción más accesible, sostener la medicina prepaga les insume mensualmente $65.000.

En estos momentos, ambos se preguntan cómo harán para seguir sosteniendo este servicio, previendo los aumentos que aún están por delante. Lo que sucede es que la Superintendencia de Salud aprobó un aumento de 9% aplicado en agosto y otro 9% que se vio reflejado en septiembre. Pero ahí no termina la suba, en octubre se vuelve a sumar otro 9% y, por último, un 9% más a partir del 1º de enero ya de 2022. Estos aumentos son acumulativos, es decir: en enero la suba total será del 41%.

Cada vez son más las familias que hacen cuentas y evalúan cambiarse de plan de medicina prepaga.

Ahora bien, si analizamos los movimientos de marzo 2021 a enero 2022, lo que sucede es que al sumar también el 3,5% de marzo, el 4,5% de abril y el 5,5% de mayo, esto le permitió a las prepagas conquistar subas que ajustan sus cuotas por encima del 61% en menos de un año.

Esto es clave: el Estado le autorizó al sector tener aumentos por encima de la inflación e incluso de lo que crecieron los sueldos, ni hablar de compararlo con la jubilación.

Mirar hacia abajo

"Recibimos muchas consultas diarias de personas que ya cuentan con una prepaga y como consecuencia de los aumentos les resulta cada vez más complicado pagarla. En esos casos asesoramos sobre otras opciones de planes de salud que existen y que podrían ajustarse mejor a las necesidades de nuestros usuarios", aseguran desde ElegíMejor.com.ar, una plataforma que permite comparar más de 60 planes de prepagas.

Para tener una idea, dentro de los usuarios de esta plataforma que ya tienen una prepaga, el 56% busca cambiar de plan de medicina prepaga porque el precio de la cuota mensual de su plan actual es demasiado caro para su situación económica.

"Poniendo como ejemplo un matrimonio con dos hijos, con la implementación de estos nuevos aumentos, el valor mensual de un plan de medicina prepaga para el grupo familiar oscilara entre $20.016 mensuales para un plan económico de una de las firmas más accesibles y $47.868 para un plan premium como el de OSDE 310, ambos pensando lo que se llegará a pagar en enero 2022", indican desde ElegíMejor.com.ar.

Son más los usuarios que aceptan pagar copagos si eso baja la cuota mensual.

Para tener idea del impacto económico de estas subas, en marzo, por estos mismos servicios, los precios eran de $14.282 para la opción más económica, y $33.911 para quienes tienen OSDE.

En cambio, para una persona sola, joven, que apenas supera los 25 años, el valor de la cuota mensual estaba en marzo en $4.034 entre los planes más económicos y $11.162 para quienes optaron por uno de los planes más onerosos de OSDE.

¿A cuánto se va a ir la cuota en enero de 2022? Llegará a los $5.694 para este joven que elige un plan económico, y subirá a los $15.756 para poder tener uno de los planes más altos de OSDE.

Por su parte, Ignacio Cámpora, fundador de MiObraSocial.com.ar, otra plataforma que compara prestadores de salud, también refleja el interés de las personas por buscar alternativas que le faciliten cubrir los costos de la medicina privada.

"Cada vez son más las personas que ven con buenos ojos y aceptan pagar copagos al ir a la consulta médica o hacerse un estudio si esto les asegura una baja en la cuota mensual. Suben también las consultas por planes con cartillas más acotadas y que prescinden de grandes hospitales y sanatorios", indica Cámpora.