Acuerdo con el FMI: Massa dio detalles de las condiciones que reclama el Gobierno argentino

Acuerdo con el FMI: Massa dio detalles de las condiciones que reclama el Gobierno argentino
El presidente de la Cámara de Diputados reveló cuáles son los pedidos que Economía llevó ante el organismo crediticio para incluir en un nuevo programa
Por iProfesional
07.10.2021 16.02hs Economía

El titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, reclamó mayores plazos para la devolución de la deuda al Fondo Monetario Internacional (FMI) y menores tasas para el repago de las obligaciones.

Esto lo hizo al hablar ante sus pares internacionales de la deuda de la Argentina, en el encuentro del P20, el grupo parlamentario de los países integrantes del G20 organizado presencialmente en Roma. 

"Es necesario construir junto al Banco Mundial y al FMI una nueva arquitectura financiera que garantice la liquidez indispensable para promover el desarrollo a través de la generación de empleo. Sólo así se podrá revertir el impacto profundo que la pandemia ha causado en las cadenas productivas y en la economía real de las naciones", advirtió.

"Como parte del proceso de reestructuración de su deuda, la Argentina ha logrado con mucho trabajo, dialogo y voluntad reestructurar sus compromisos con tenedores privados durante el año 2020, organizando la carga de los vencimientos de forma sostenible. Ahora es fundamental que los organismos internacionales de crédito también comprendan que se necesita un alivio, referido a tasas, plazos y condiciones, que nos permita impulsar un proceso de desarrollo productivo que asegure más y mejores trabajos para nuestra gente", argumentó.

Menores tasas y mayores plazos: el pedido de Argentina

"Es necesario construir junto al Banco Mundial y al FMI una nueva arquitectura financiera", advirtió Massa

"Esperamos acciones concretas de los organismos internacionales de crédito que tiendan a favorecer la capacidad de respuesta de nuestros países a la hora de encarar un proceso de recuperación productiva sostenible. Necesitamos extender los plazos para atender los pagos del endeudamiento y la aplicación de menores tasas bajo las actuales circunstancias de estrés sanitario y ecológico. A la vez, es necesario repensar el sistema de calificación crediticia para no castigar injustamente a países vulnerables que ya enfrentan desafíos complejos", advirtió el presidente de la Cámara de Diputados.

En este sentido, el G20 prorrogó la suspensión de los servicios de deuda, una medida que Massa calificó como "valiosa pero insuficiente, porque no aborda a fondo la necesidad del alivio en la reestructuración de deuda soberana".

Y agregó que "la falta de un marco multilateral innovador para los países de renta media con vulnerabilidades sigue siendo un vacío importante dentro del modelo de gobernanza financiera global vigente. Y la Argentina continuará bregando por un nuevo marco".

Una propuesta del exintendente de Tigre fue "terminar con los procesos de reestructuración de deuda que imponen modelos de ajuste y programas económicos que vuelven inviable la recuperación económica, o que postergan la misma por tiempo indefinido a costa de los trabajadores".

El funcionario argentino dijo que cree en la necesidad de un equilibrio fiscal que permita afrontar un proceso de desendeudamiento, pero dijo que "debe ser compatible con un modelo de crecimiento con inclusión y abocado a la creación de empleo de calidad. Todo ello permitirá tener un mayor superávit comercial y la consecuente acumulación de reservas".

Guzmán reiteró el reclamo al FMI

Según Guzmán, la mayoría de los países no obtienen el alivio de carga necesario

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que los intereses aplicados por el FMI a los créditos "desestabilizan" la economía e impiden la recuperación de los países, por lo que reiteró su pedido de reducirlos.

"Las cargas de la deuda insostenibles impiden que los países establezcan caminos de recuperación y crean una dinámica económica y social desestabilizadora", señaló el ministro.

Guzmán dijo que "la mayoría de los países, cuando realizan reestructuraciones de deuda soberana, no obtienen el alivio de carga necesario para restaurar la sostenibilidad" de sus economías.

Agregó que los países "no tienen la capacidad de luchar de la forma necesaria para lograr una resolución efectiva para la crisis de la deuda soberana y es evidente que necesitamos reformas".

El ministro reiteró las críticas al FMI al intervenir en conferencia en la XV Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Consideró que la situación financiera internacional "no es buena" y reclamó reformas, al sostener que "hay deficiencias estructurales que dañan las posibilidades de desarrollo".

Pidió "la creación de un mecanismo multinacional de reestructuración de deuda soberana debe partir de los principios de sostenibilidad, transparencia y trato equitativo".

Al participar de la Mesa Redonda Ministerial titulada "Aumento de la financiación para el desarrollo", el ministro dijo que "hace falta avanzar con lo que habíamos propuesto junto a Stiglitz en el 2014 y en el 2015 en las Naciones Unidas, de un marco multilateral para la reestructuración de deuda soberanas".

"Necesitamos que la UNCTAD sea reconocida como un organismo que puede llevar adelante análisis de sostenibilidad de deuda, que sea independiente y no sesgado, no hay que dejarle solo este rol al FMI", indicó.

"En el FMI se ha logrado avanzar, bajo la conducción actual, en pasos positivos, como fue la emisión de los DEGs, pero no vemos el mismo nivel de liderazgo en todas las esferas del poder internacional y esto es algo que hay que corregir", lamentó.

Al criticar al FMI, Guzmán añadió que impone tasas de interés "cuando los países toman prestado por encima de cierto umbral, por encima de su cuota, esto significa que existe una contradicción entre la condición de acreedor preferente del FMI, que se supone que presta sin riesgo de incumplimiento, y la estructura de las tasas de interés del FMI.