"No vamos a hacer ningún salto devaluatorio"

"No vamos a hacer ningún salto devaluatorio"
El ministro Martín Guzmán participó de manera virtual en el Coloquio de IDEA y dejó definiciones sobre los principales temas que preocupan a empresarios
Por Andrés Sanguinetti
13.10.2021 10.35hs Economía

A través de un video grabado antes de su partida a Washington para continuar con las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el ministro de Economía, Martín Guzman, dejó una gran cantidad de definiciones sobre los principales temas que preocupan a los empresarios.

De hecho, los casi 600 hombres de negocios que se encuentran presentes en el 57 Coloquio de IDEA que se está desarrollando en el predio porteño de Costa Salguero pudieron escuchar de primera mano el pensamiento del ministro sobre el acuerdo con el FMI; la inflación; el mercado laboral; el futuro de la economía y una posible devaluación del peso.

Los principales conceptos que dejó Guzmán ante los ejecutivos de IDEA se refieren a la confianza del Gobierno en la política cambiaria actual; a la negativa a devaluar; a defender el rol del Estado como motorizador de la economía y a admitir que existen medidas coyunturales que afectan la generación de empleo que, en la medida de lo posible, se irán dejando de lado como la doble indemnización o la prohibición de despidos.

Guzmán negó un salto devaluatorio y destacó el rol del Estado para dinamizar el desarrollo
Guzmán negó un salto devaluatorio y destacó el rol del Estado para dinamizar el desarrollo

Las definiciones de Guzmán ante los principales empresarios del país

Política cambiaria: va a seguir en la línea de lo que se ha planteado en el esquema macroeconómico reflejado en el Presupuesto 2021 y luego en el Presupuesto del 2022. Es consistente, busca evitar un desfasaje entre la evolución de las importaciones y la evolución de las exportaciones o, de forma más general, entre el ingreso y la salida de dólares 

Hay que continuar elevando los niveles de exportaciones, de modo que a la Argentina le permita tener un mayor nivel de reservas, y continuar limpiando este stock de capitales especulativos, de carry trade, del cual todavía hay un monto importante

Dólar: tenemos claro que no vamos a hacer ningún salto devaluatorio. En este marco, los controles en la cuenta de capitales tienen una naturaleza principalmente defensiva, con evitar que haya una salida de golpe de los capitales que entraron en la Argentina a partir de fines del 2015 y principios del 2016, que vinieron a aprovechar oportunidades de retornos financieros de corto plazo, lo que se suele llamar la ‘bicicleta financiera’.

Cuando cambiaron las expectativas en la Argentina, en abril del 2018, esos capitales se comenzaron a ir. 

Está claro que también tienen un costo, también genera problemas para el ingreso de inversiones en la economía real, y es por eso que trabajamos para construir condiciones que nos permitan tener un esquema diferente, lo que llamamos regulaciones macroprudenciales, que alienten la entrada de capitales para la economía real, la producción, las fábricas, y que desalienten los movimientos abruptos de capitales especulativos que buscan un retorno financiero de corto plazo.

Política cambiaria: hay que seguir trabajando en que haya más confianza en nuestros activos, los activos en nuestra moneda, porque más confianza en la moneda también contribuye a reducir la inflación en la Argentina.

El Estado: hay que ir generando condiciones para que la economía pueda sostener un rumbo y sus niveles de crecimiento y en eso el rol del Estado es absolutamente esencial.

Resuelve cuestiones que el sector privado por sí solo no puede, y eso es lo que refleja cómo administramos la cuestión económica apostando por infraestructura, la generación de conocimiento, la aplicación del conocimiento en la producción.

Por eso es fundamental que el Estado siga cumpliendo un rol expansivo que apuntale la recuperación y que permita pasar de la doble crisis (la del esquema macroeconómico del gobierno de Juntos por el Cambio y la de la pandemia) a la doble recuperación.

El ministro defendió el rol
El ministro defendió el rol "expansivo" del Estado en la economía

Sector privado: también tiene un rol fundamental pero en una situación de una economía funcionando normalmente. Por eso, para resolver muchos problemas de la Argentina, debe trabajar de la mano con el sector público.

Esto es muy importante para que nos fortalezcamos también como Estado Nación. Pero en una situación donde la economía viene de años de recesión, es el Estado el que debe jugar primero, logrando hacer una política expansiva que permita que también haya una multiplicación de la actividad privada.

Economía: está en recuperación y lo que vemos a futuro es una economía asentándose en esa recuperación, que sea menos heterogénea de lo que ha venido siendo. Hay que ir generando condiciones para que la economía pueda sostener un rumbo y pueda sostener niveles de crecimiento, sin chocarse con lo que tantas veces nos ha pasado en nuestra historia, que son los problemas cambiarios, las crisis macroeconómicas.

Exportaciones: están creciendo. En agosto tuvimos un valor de exportaciones que no teníamos desde el 2013.

Inversión: está creciendo y, en este sentido, la estabilidad macroeconómica es la condición central para que en la Argentina haya generación de empleo privado y que sea de forma sostenida.

Acuerdo con el FMI: haber solicitado un préstamo de u$s57.000 millones es absolutamente incompatible con todo sendero de capacidad de pago de la deuda.

Cuando tenés más deuda en dólares significa menos posibilidades de expansión de la capacidad económica y más inflación. Cuando faltan los dólares hay menos crecimiento y más inflación. Buscamos llegar a un acuerdo con el FMI que sea sobre la base de lo que es nuestra visión de cómo administrar la economía.

Mercado laboral: la prohibición de despidos tiene que ver con una situación coyuntural. La estabilidad macroeconómica es la condición central para que en la Argentina haya generación de empleo privado y que sea de forma sostenida.

Toda la organización del mercado de trabajo tiene que ir evolucionando en función de la evolución tecnológica, en función de lo que va pasando en la economía.

Nuestra política en la forma de ordenar las cuestiones del mercado de trabajo no es sobre la base de debilitar o quitar derechos, para nada. 

Inflación: es un fenómeno que tiene múltiples causas. Hubo un gobierno previo que planteó que reducir la inflación era algo sencillo, y no es así, porque para reducir la inflación no alcanza simplemente con reducir la emisión monetaria, que fue el esquema que prevaleció bajo el gobierno anterior. Se hizo eso y la inflación término en casi el 54% anual.

Atacar el problema de la inflación requiere atacar sus múltiples causas. Primero, que la Argentina pueda tener más divisas para no experimentar choques contra la restricción externa que impliquen saltos cambiarios. Para eso es fundamental dos cosas: que aumenten las exportaciones netas y que resolvamos los problemas de las deudas. Todo esto lo estamos haciendo

Reservas: los siete primeros meses del año fueron claramente favorables en cuanto a acumulación de reservas. El Banco Central llego a acumular alrededor de u$s3.500 millones, luego tuvimos el ingreso de los Derechos Especiales de Giro (DEG), que fortalecieron la posición cambiaria. Y luego tenemos la dinámica que es absolutamente esperable en esta última parte del año.

Gasto público: la reducción del déficit fiscal la vemos como algo positivo y, al mismo tiempo es necesario que el Estado siga en un rol expansivo que apuntale a la recuperación y que permita pasar de una doble crisis -la del esquema macroeconómico del gobierno de Juntos por el Cambio y la de la pandemia- a una doble recuperación.

Cuando tenés más deuda en dólares significa menos posibilidades de expansión de la capacidad económica y más inflación, cuando faltan los dólares hay menos crecimiento y más inflación. Es muy simple, entonces hay que resolverlo. 

Temas relacionados