iProfesional

Guerra por las retenciones: la fuerte interna que puso a Feletti contra Guzmán y Kulfas

Las declaraciones de Feletti sobre la posibilidad de aumentar las retenciones a las exportaciones despertaron nuevas tensiones en el equipo económico
Por Carlos Arbia
27/11/2021 - 19,06hs
Guerra por las retenciones: la fuerte interna que puso a Feletti contra Guzmán y Kulfas

En los últimos días, más precisamente luego de un reportaje al secretario de Comercio, Roberto Feletti, en un medio gráfico local comenzó un fuerte debate dentro del Gobierno sobre el futuro de las retenciones. "El más tradicional de aumentar los derechos de exportación y un alternativo de crear fideicomisos de subsidio cruzado, como sucede en el mercado del aceite mezcla". Además aseguró que Martín Guzmán "estuvo de acuerdo en evaluarlas".

Feletti fue consultado sobre el aumento del precio de la carne en el mercado local y mencionó medidas que habrían analizado en un encuentro con Kulfas, Martín Guzmán y Julián Domínguez. "tenemos que desvincular los precios internos de los internacionales", contestó.

Es equivocado razonar que el problema de las retenciones es por el aumento del precio de la carne. El problema es de tipo conceptual y hay dudas en las empresas y el mercado financiero acerca de cómo terminará esta nueva Guerra de las Retenciones Capitulo I.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, reconoció el miércoles pasado que de cara a 2022, "está en análisis" el esquema de las retenciones al vino, que hoy se ubican en el 4,5%. "Es un tema que está en análisis, seguramente que el año que viene se va a trabajar sobre ese tema". Además, destacó que, no obstante, que las últimas cifras de exportación muestran que "el tema del importe de las retenciones hoy no está constituyendo un obstáculo para exportar". 

Consultado sobre las declaraciones de Feletti respecto a la posibilidad de reajustar los derechos de exportación, se limitó a mencionar: "No voy a dar ninguna opinión sobre el tema". Además, sostuvo que seguirá vigente hasta el 31 de diciembre próximo el sistema de cuotificación de exportaciones de carne, y aseguró que se está trabajando en un nuevo esquema para 2022. Domínguez, reclama en reuniones privadas mantener bajo su jurisdicción cualquier decisión que tenga que ver con el sector agropecuario, y una decisión sobre las retenciones a las exportaciones está directamente ligado a su terreno de acción.

En un evento en la Bolsa de Cereales, Domínguez, rechazó hablar sobre el tema. Si bien aclaró que mantiene una relación "excelente" con Feletti, mostró que tiene un criterio diferente para neutralizar los aumentos de la carne. "Somos servidores públicos y tenemos la obligación de trabajar en cada una de las dificultades. No me van a encontrar a mí en discusiones políticas. No se me pidió ni se me convocó para hacer política", dijo.

Lo concreto es que las declaraciones de Feletti sobre la posibilidad de aumentar las retenciones a las exportaciones despertaron nuevas tensiones en el equipo económico. El miércoles pasado el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas desautorizó a Feletti al manifestar que "Feletti tuvo una actitud que no es la más indicada y pensar en voz alta no es lo más apropiado, de ninguna manera hay una decisión tomada y lo que se está haciendo es analizar diferentes alternativas".

La reunión del pasado jueves entre Feletti y los ministros Kulfas, Guzmán y Domínguez habría sido la que encendió la mecha. Allí se llegó a una conclusión unánime: algo hay que hacer para evitar que el aumento de los precios internacionales de la carne se traduzca en más inflación sobre la canasta argentina de los alimentos y la palabra estrella del encuentro fue "desacople". Algo que utilizó como argumento el kirchnerismo en el 2008 en su guerra con el campo por el aumento de las retenciones que finalizó con el voto no positivo del entonces vicepresidente Julio Cobos.

las declaraciones de Feletti sobre la posibilidad de aumentar las retenciones a las exportaciones despertaron nuevas tensiones en el equipo económico
Feletti habló de aumentar las retenciones a las exportaciones y se despertaron tensiones en el equipo económico

El inconveniente es que luego de esa reunión no hubo unanimidad en qué criterio seguir. Las propuestas que mostró Feletti fueron  subir las retenciones a la carne o armar un fideicomiso similar al que se aplica para la industria aceitera que cubre con parte de los derechos de exportación los costos para sostener los precios del mercado interno.

Tanto Guzmán como Kulfas, sostienen que la prioridad en materia macroeconómica es acumular reservas producto de un aumento de las exportaciones de todos los sectores que sean posibles. Este es el caso de las iniciativas de Desarrollo Productivo, el ministerio a cargo de Kulfas, para promover las ventas al extranjero de las pymes de todos los rubros.

En el entorno de Guzmán explican que "subir las retenciones solo surte el efecto de desacoplar los precios internacionales de los precios domésticos si se logra disuadir las ventas en el extranjero y volcar esa oferta al mercado interno por lo tanto para que las retenciones sean efectivas como medida para contener los precios, sí o sí el Banco Central recibirá menos liquidación de dólares por el lado de los frigoríficos".

Esto explica que Guzmán busque dilatar las propuestas de Feletti para buscar dentro del equipo económico más amplio con las mesas económicas ampliadas de las que participan también el presidente del BCRA Miguel Pesce, la titular de la AFIP Mercedes Marcó del Pont y otros ministros. Domínguez por su parte busca la recomposición del stock ganadero y un incremento en la actividad agropecuaria algo que no se condice con un futuro aumento de las retenciones para mejorar los números fiscales. Para esto es clave que Domínguez consiga dinamizar las inversiones en el sector para hacer crecer paulatinamente el stock de cabezas de ganado para poder atender al mercado interno y a un mercado externo cada vez mayor. Con esto podría evitarles a los exportadores del sector un aumento de las retenciones que, de acuerdo a estimaciones de la Secretaría de Comercio podrían subir del 9% actual hasta un 12% para conseguir el desacople de los precios buscado.

¿Feletti se cortó solo?

Los principales integrantes del equipo económico y fuentes del gabinete consideran que el secretario de Comercio Interior "se cortó solo y adelantó un debate que en los otros despachos oficiales consideraban como muy preliminar y que podría traer consecuencias negativas al gobierno.

Fuentes cercanas a Kulfas expresan que "no hay ningún tipo de problema personal" entre los dos funcionarios, pero afirmaron que el modo en que actuó Feletti, de anticipar una discusión de ese calibre -con las sensibilidades que toca en un sector con el que el Gobierno ya acumuló distintos capítulos de tensión en los últimos dos años- estuvo lejos de lo que buscaban los funcionarios. "Habló demás, nosotros preferimos otra manera de trabajar", le recriminaron desde otro despacho al secretario de Comercio Interior. 

La segunda de Feletti, la subsecretaria Débora Giorgi ,no tiene una buena relación con Kulfas. Este la criticó sin nombrarla, por su gestión al frente de la secretaría de Industria en el segundo Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en su libro Los tres kirchnerismos, que publicó durante el gobierno de Mauricio Macri.

Parte del núcleo del gabinete económico -Guzmán y Kulfas- responde principalmente al presidente Alberto Fernández. Kulfas, incluso, ya era cercano al ahora mandatario antes de su incursión hacia la presidencia. Esa identidad les valió algún conflicto desde que comenzó la experiencia de gobierno de la coalición.

Fuentes cercanas a Kulfas expresan que
Allegados a Kulfas expresan que "no hay ningún tipo de problema personal" entre los dos funcionarios

El precio promedio del novillo escaló de $186,87 por kilo a principios de noviembre a $221,57 (+18,2%) hasta ayer. Mientras el precio del kilo de novillito pasó de $198,89 a $247,19 y el kilo de vaquillonas de $190,74 a $237,13 por kilo. En los dos casos implicó un salto de superior al 24 por ciento.

Desde mediados de noviembre muchas carnicerías comenzaron a recibir medias reses con subas de hasta un 15%. Cerca de Domínguez niegan que la suba esté relacionada al volumen de las exportaciones que se recuperaron en septiembre y octubre con valores superiores a los 5000 dólares por tonelada. Feletti pretende que no haya subas de cara a las fiestas de fin de año. El tema no es nada sencillo dado que se trata, en definitiva, del momento de mayor consumo interno en un contexto de 3,5% de inflación mensual general (y más alto aún en el rubro alimentos y bebidas).

Los especialistas del mercado cárnico explican que las intervenciones del Gobierno tuvieron efecto durante algunos meses. Pero, inevitablemente, la menor oferta de animales producida por esas medidas, con una demanda constante, termina en una actualización brusca de precios internos.

Las retenciones que rigen hoy para las exportaciones de carne llegan al 9%, lo que representa una recaudación estimada de US$ 240 millones. Según Feletti, si se compara 2015 con 2021, "hoy las retenciones tienen menos peso frente a productos con precios internacionales más altos y, por lo tanto, menor regulación de cupo de exportaciones". Entidades y referentes agropecuarios calificaron como "muy imprudentes" esas declaraciones y no descartaron medidas de protesta en caso de que se implementen.

En esta nueva etapa de la cartera agropecuaria, se observa al ministro Julián Domínguez en la escena de la toma de decisiones, el ministro de Agricultura vuelve a tener cierto protagonismo en el tema de la carne vacuna y donde la Mesa de Enlace se posiciona como uno de los principales interlocutores, algo que hasta el momento no sucedía, ya que el dicha problemática estaba en la órbita de Desarrollo Productivo, donde Matías kulfas mantenía un contacto directo con los frigoríficos exportadores.

Otra de las sorpresas fue el cambio de actitud de ciertos gobernadores que hasta el momento no habían planteado el impacto del cepo a la carne vacuna en sus respectivos distritos y en el ámbito del Gobierno nacional, e inclusive no hicieron lugar al reclamo de la Mesa de Enlace para reunirse con ellos. Es el caso de Gustavo Bordet (Entre Ríos), Axel Kicillof (Buenos Aires) y Sergio Ziliotto (La Pampa).

Lejos de cada uno de ellos se ubicó el gobernador de Córdoba  Juan Schiaretti, quien reclamó desde un primer momento por la liberación total e inmediata de las exportaciones de carne vacuna, se reunió con los presidentes de las entidades y hasta dijo que en su provincia "se cuida al campo". Y si bien cuestionó la medida desde un primer momento a la protesta se sumó el gobernador de Santa Fe Omar Perotti quienes en el futuro se podría sumar a esta llamada Guerra de las Retenciones Capitulo II. El Capítulo I ya sabemos cómo terminó en julio del 2008 con el voto no positivo del entonces vicepresidente Julio Cobos.