iProfesional

Mercado nervioso: el dólar blue marcó un nuevo máximo histórico pero luego recortó la suba

En la primera quincena del diciembre, la moneda estadounidense había descendido hasta los 195,50 pesos en el mercado paralelo. Este jueves llegó a $210
Por iProfesional
30/12/2021 - 16,25hs
Mercado nervioso: el dólar blue marcó un nuevo máximo histórico pero luego recortó la suba

El dólar blue comenzó a operar este jueves a un récord de $210 para la venta, pero después del mediodía la cotización cayó hasta los $208.

En la primera quincena del diciembre, el blue había descendido hasta los $195,50, pero desde ese momento comenzó una carrera alcista que lo ha colocado en precios récord.

En este mercado, la divisa concluyó el año con un incremento de alrededor del 26 respecto de los $166 que alcanzó a fines de 2020.

Hasta el momento, el precio máximo de cierre se alcanzó en la rueda del miércoles, cuando trepó hasta los $209.

Ahora, la brecha cambiaria con el dólar mayorista alcanza a casi 103%.

En el mercado mayorista, la moneda norteamericana operó con una suba de 4 centavos, hasta los $102,72.

Este jueves, en el segmento minorista, el dólar oficial cotizó a $108,29, según el promedio que realiza el Banco Central.

El dólar solidario o ahorro se ofreció a $178,67, al tiempo que las versiones ligadas a la actividad financiera operaron así: $202,13 para el contado con liquidación, $197,80 para el Bolsa o MEP.

Las reservas internacionales del Banco Central se habían ubicado el miércoles en u$s39.127 millones, el monto más bajo desde el 22 de diciembre de 2020.

Por qué el dólar blue marcó un nuevo récord histórico

La suba del blue descoloca a parte del mercado en esta época del año.
La suba del blue descoloca a parte del mercado en esta época del año.

Tras haber dibujado un pico en su trayectoria hasta tocar los $207 a mediados de noviembre, el dólar blue comenzó diciembre estabilizado en torno a los $200 y empezó a bajar su precio hacia mediados de mes, presionado a la baja por la mayor demanda de pesos para hacer frente a los gastos de fin de año, vacaciones y pagos de aguinaldo de algunas empresas más pequeñas que se manejan con ese dólar informal.

Sin embargo, el día anterior a la Nochebuena, dio un salto de $3,50 hasta los $204, pero no contento con ese valor, el 28 volvió a trepar otro tanto, posicionándose en los $206 y este miércoles marcó un nuevo récord de cierre: $209.

¿Y ahora, que pasa?

El experto en comercio internacional, Miguel Ponce, señala que "el comportamiento del blue a la suba por estos días sorprende porque es habitual que se necesiten pesos en las familias y empresas en esta época para las compras de fin de año, vacaciones en el país y pago de aguinaldo y bonos".  

Sin embargo asegura que, después de que pasaron las compras, aquella persona que tenía un poco de capacidad de ahorro busca comprar dólares con algún resto del aguinaldo y las empresas intentaron volver a buscar cobertura en la divisa ante la incertidubre económica que generan algunos factores. 

Así, tal como describe el economista Federico Glustein, "el dólar blue se recalentó estos últimos días y tocó los $209, el nivel más alto desde las elecciones de noviembre, alcanzando una brecha cercana al 90% en relación con el dólar minorista".

Indica que mantuvo una tendencia hacia la estabilidad hasta los entendimientos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), los ingresos del agro y la inflación de noviembre para luego saltar hacia arriba por las expectativas negativas en relación a la no aprobación del Presupuesto 2022 y la caída de reservas por el pago al organismo de u$s1.900 millones que se realizó el 22 de diciembre.

Además, a estas variables, suma el cobro del aguinaldo, "ya que –explica- muchos que no pueden acceder al solidario destinaron, aunque sea en parte, a comprar dólares en el blue como vía para dolarizar sus ahorros y resguardarlos".  Y, según su visión, esta sumatoria de factores hace que se ubique muy cerca de su valor más alto nuevamente.

Ponce también apunta como elemento clave de la lista de causantes de la suba el hecho de que "el BCRA tiene problemas con las reservas porque sufre de escasez de divisas para hacer frente a la demanda de las importaciones y muchos aseguran que las reservas líquidas están en zona negativa".

E insiste en señalar que hay una sensación de que el acuerdo con el FMI puede dificultarse a partir de dictamen expósito y eso puede dificultar o demorar la llegada de un acuerdo. "Entonces, esa incertidumbre y la situación de un BCRA con escaso poder de fuego genera una mayor demanda de dólares", dice.

Cierto escenario de incertidumbre alienta la dolarización.
Cierto escenario de incertidumbre alienta la dolarización.

¿Una tendencia ascendente que se reafirma?

Sin embargo, el economista y especialista en mercados financieros Christian Buteler disiente con sus colegas al señalar que "no hay un motivo particular para la suba del dólar blue". Aunque no descarta que, en parte, un porcentaje del aguinaldo de aquellas personas que tienen capacidad de ahorro se vuelque hacia ese mercado, él opina que el verdadero motivo de la escalada es que "la tendencia del blue es ascendente".

De este modo, no descarta que, como sucedió en algunos momentos, que el blue se pase de en esa tendencia a la suba y vaya corrigiendo su cotización, como los momentos en los que bajó a $195 hace unas semanas, pero asegura que "se trata de correcciones dentro de la tendencia alcista".

"Son movimientos normales, mientras estén en un rango entre los $198 y los $208, por ejemplo", dice Buteler. En consecuencia, asegura que no le extraña que por estos días esté en $209 y tampoco descarta que pueda volver a bajar a $203 en algún momento.

Y es que asegura que dada la cantidad de pesos que hay en el mercado y la búsqueda de cobertura ante la devaluación y la inflación esto seguirá y no va a cambiar, prevé.

Glustein por su parte, no descarta que, durante el receso estival (y sobre todo en enero) es probable que aumente la demanda de moneda blue por turismo estacional y señala que "a ese fenómeno hay que sumarle una potencial dolarización de los bonos de fin de año", por lo que asegura que no sería extraño que se mantenga levemente al alza.

En este sentido, sostiene que, salvo algún sismo en el mercado o en la macro, la diferencia no debiera ser superior al 2% ya que los últimos saltos no lograron tampoco que fuera mayor al 1%, mientras que la inflación es sensiblemente mayor y el crawling peg del BCRA se sigue acelerando.

Este es su pronóstico a corto plazo y habrá que esperar a ver si se consolida en un país en el que la proyección por grandes períodos hacia adelante no es tarea fácil y menos, ante un mercado tan pequeño y volátil como el blue.

Temas relacionados