El dólar para turistas extranjeros se lanzó para salvar las reservas del BCRA pero el plan naufragó

A más de dos meses del anuncio de las cuentas bimonetarias para turistas, ¿cuáles son las razones por las cuales los bancos no acompañaron la medida?
Por Mirta Fernández
10/01/2022 - 16,15hs
El dólar para turistas extranjeros se lanzó para salvar las reservas del BCRA pero el plan naufragó

Previo al inicio de la temporada turística fuerte, y en un contexto de escasez de reservas, el directorio del Banco Central sacó a fines de octubre una resolución que permite que los turistas extranjeros que visiten Argentina puedan "abrir una caja de ahorro bimonetaria y acceder a los servicios financieros y medios electrónicos de pago, con los beneficios inherentes en transparencia y seguridad, en la medida que tengan una cuenta bancaria en su país de origen que será la única habilitada para transferir divisas a la cuenta local".

Traducido en criollo, la medida apuntaba a que los turistas tuvieran la posibilidad de vender sus divisas al valor del dólar financiero MEP o Bolsa que actualmente cotiza cerca de $198 en lugar hacerlo al tipo de cambio oficial que ronda en $102,2 el minorista, según el promedio del BCRA.

Así, en plena escalada del dólar blue se buscaba desalentar que los billetes verdes vayan al mercado informal, y a la vez dotar de mayor liquidez al oficial. Sin embargo, en el mercado auguraban que la iniciativa no iba a tener éxito, esgrimiendo que para los turistas extranjeros no sería negocio porque pueden recurrir al mercado paralelo donde el blue cotiza más alto.

Al impulsar la medida, el presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce había destacado en una reunión con cámaras de bancos y turismo realizada para analizar la implementación de estas cuentas que "la intención es que los turistas extranjeros no requieran el uso de dinero en efectivo".

"La idea es que, a través de su celular o una tarjeta, puedan acceder a los medios electrónicos de pago", remarcó el funcionario.

Entre las ventajas del sistema, fuentes oficiales también resaltaron en esa oportunidad que "para vender dólares MEP no hace falta parking (el tiempo obligatorio de inmovilización), así que en forma inmediata pueden disponer de los fondos en pesos".

Banco Nación implementó la medida pero no tuvieron consultas de turistas para abrir cuentas
Banco Nación implementó la medida pero no tuvieron consultas de turistas para abrir cuentas

¿Tuvo aceptación?

A más de dos meses de la resolución del BCRA y ya en plena temporada turística, la mayoría de los bancos sondeados por iProfesional no implementaron la medida -que no era obligatoria- por "ser muy complejo" su desarrollo y porque creen que es "poco atractiva para el turista"

De los consultados, solo Banco Nación ofrece actualmente la posibilidad de abrir la caja de ahorro para turistas.

En la entidad que conduce Eduardo Hecker comentaron a iProfesional que "acompañan la medida del gobierno nacional, tenemos dos sucursales en el Aeroparque metropolitano, y en el aeropuerto internacional de Ezeiza con la plataforma y el personal capacitado para generar la apertura de la cuenta".

Sin embargo, señalaron que hasta el momento "no hay consultas de turistas por lo cual no se abrieron cuentas bimonetarias para extranjeros".

Por su parte, Leonardo Echegoyen, director de Banco Piano, contó que "nosotros estamos desarrollando el sistema, pero el principal problema que tenemos es que no es obligatorio el CDI (clave de identificación) o CUIT o CUIL, y todos los sistemas identifican a los clientes con esa clave".

"Para los turistas no hace falta identificarlos por esa clave, están eximidos de ir a sacar el CDI para abrir la cuenta, pero los sistemas están preparados para eso, asi los estamos readecuando pero no es tan fácil; creemos que dentro de poco ya va a estar" explicó el directivo quien estimó que podría estar operativo "a fines de este mes".

Echegoyen indicó que "tenemos una sucursal en la terminal de Buquebús, hay pocas consultas, pero alguna hubo, de turistas uruguayos y brasileros".

"El gran problema del turista es que tiene que abrir una cuenta, y el gran beneficio es que no tiene que andar en cuevas o lugares extraños, o con el conserje del hotel cambiando dólares, que está operando en un banco. No creemos que vaya a mover los números del banco pero quizás alguna aceptación tiene", evaluó.

Las razones de los bancos para no acompañar

Los bancos consultados pidieron estricto off the record para hablar del tema.

En un banco de capital extranjero alegaron que "no ofrecemos las cajas de ahorro bimonetarias porque la implementación de una medida así requería de un equipo de trabajo de desarrollo, de un presupuesto, y no es algo tan sencillo, al tiempo que consideramos que no es una modalidad tan práctica para el turista, y como no era obligatorio, decidimos no avanzar".

Otra entidad también internacional explicaron que "no lo implementamos porque no lo veíamos como una propuesta atractiva", mientras que otro banco también de origen extranjero dijo que "se evaluó la posibilidad pero no se llevó a cabo finalmente porque es muy complejo y no vemos que sea muy viable su uso".

En sintonía, en un banco local argumentaron que "no se avanzó porque es muy complejo, eran optativas, y nosotros decidimos no implementarlas porque tienen una serie de complejidades para su funcionamiento, y tampoco preveíamos que iba a haber una demanda de las mismas".

"Esos dos factores hacen que por el momento no las estemos ofreciendo. Requieren un desarrollo relativamente complejo y que no se traduce eso en una demanda que nos lleve a implementarlas", justificaron.

En otra institución financiera de origen nacional también fundamentaron que "por ahora no la estamos implementando, la norma no se planteaba como una obligación"

Una de las entidades más grandes del sistema financiero se limitó a decir que "se trata de un producto que aún se encuentra en análisis para su eventual desarrollo".

Ante la consulta de iProfesional, en el Banco Central hasta el cierre de esta nota no tenían datos precisos acerca de si hubo apertura de cuentas bimonetarias.

A más de dos meses del anuncio de las cuentas bimonetarias para turistas, el proyecto naufragó

¿Cómo funcionan esas cajas de ahorro?

Los turistas podrán abrir la cuenta en la modalidad no presencial o a su arribo al país y la identificación de los titulares se efectuará mediante el pasaporte o documento de viaje.

La cuenta deberá estar a nombre de una persona humana residente en el exterior, con la excepción de los países o territorios donde no se aplican, o no se aplican suficientemente, las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional.

Estas cuentas podrán utilizarse para compras en comercios en pesos en el país, tanto mediante tarjeta de débito como a través de aplicaciones de banca digital, y para realizar retiros de efectivo de moneda nacional.

También tendrán habilitada la posibilidad de realizar operaciones financieras para el cambio de moneda.

En las cuentas en pesos no se admitirán depósitos, transferencias de terceros ni su utilización para realizar inversiones.

Las acreditaciones de moneda extranjera en esta caja de ahorro para turistas deberán realizarse mediante transferencias efectuadas desde cuentas de su titular en el país de origen o mediante depósitos de dólares en efectivo, hasta el importe total de u$s 5.000.

En caso de que exista saldo en la cuenta del cliente en moneda extranjera al finalizar su estadía, la entidad deberá transferirlo, en forma automática, a la cuenta en el país de origen y proceder a su cierre, no pudiéndose efectuar retiros de efectivo de moneda extranjera.

En cuanto al impacto que podría tener esta medida, desde despachos oficiales habían estimado que , sin pandemia, por año ingresan por turismo entre u$s5.000 y 6.000 millones.

"Esto puede servir para capturar parte de esos fondos para la economía formal. Una estimación conservadora puede ser entre 15% y 20% del turismo que ingrese por esta cuenta", especulaban las fuentes.

Sin embargo, admiten que "eso es en un año normal, pero habrá que ver como irá funcionando el turismo" ante la actual ola de contagios por la variante Omicron de Covid.