"Índice Netflix": este ranking revela si la tarifa en Argentina está cara o barata a nivel mundial

Las tarifas de la plataforma de streaming en el país son de los más baratas en todo el mundo. A qué puede deberse y qué dice de la moneda local
Por Andrés Iglesias
29/04/2022 - 16,08hs
"Índice Netflix": este ranking revela si la tarifa en Argentina está cara o barata a nivel mundial

Si se toman como referencia los precios que los usuarios de la plataforma de streaming Netflix pagan por sus servicios alrededor del mundo, es posible sacar algunas conclusiones sobre las distintas realidades económicas.

Por caso, si se analizan las tarifas que se pagan distintos países, se percibe que el valor que los usuarios abonan en la Argentina, tanto en términos de dólar blue como al dólar oficial, se encuentra entre los más económicos del mundo.

Desde 1986, la revista británica The Economist publica el "Índice Big Mac", que mide entre otros aspectos si la moneda de un país está sub o sobrevalorada según el precio en dólares al que se vende la clásica hamburguesa. El avance de las nuevas tecnologías y los servicios digitales, permitiría en la actualidad trazar paralelismos similares: así, es posible realizar un "Índice Netflix", dado que se trata del mismo servicio estandarizado para todo el mundo.

Por ejemplo, el plan premium -que entre otras cosas permite utilizar cuatro plataformas en simultáneo y calidad ultra HD- cuesta $939 al mes. A ese valor se le suman los diversos impuestos: un 35% de percepción a cuenta de Ganancias, un 8% del impuesto PAIS y un 21% de IVA, por lo que el precio final se ubica en torno a $1.539 (en algunas jurisdicciones, como CABA y Provincia de Buenos Aires, se le suma un 2% de Ingresos Brutos).

El plan Premium en Argentina cuesta
El plan premium de Netflix en Argentina cuesta unos $1.539, con los impuestos incluidos

Si se "pasa" ese valor al dólar oficial del Banco Nación, el plan Premium en Argentina costaría unos u$s12,85, por debajo del promedio global que ronda los u$s15,15. En cambio, si el valor en pesos se "cotizara" en dólar blue, sería u$s7,54. Y, en ese caso, quedaría sólo por encima de Turquía como el segundo más económico en una lista de países relevados.

Es que el valor "base" de los planes que ofrece Netflix en Argentina (sin los impuestos), es de los más bajos en el mundo. Según un informe de la página especializada Comparitech, tanto en los planes Estándar como Premium, el país ocupa el tercer puesto entre los más baratos (en dólares), sólo por encima de Turquía y Pakistán. En el segmento Básico, quedó en el cuarto lugar relegado del "podio" por India.

Índice Netflix: bajo poder adquisitivo de los argentinos en dólares

Una de las lecturas que podría hacerse del "Índice Netflix" es el escaso poder adquisitivo en dólares de la población argentina. Es que, tal como remarcan especialistas, buena parte de los usuarios argentinos no estaría en condiciones de pagar la tarifa que rige, por ejemplo, en Estados Unidos, que es de u$s19,99: serían unos $3.960 al dólar solidario o $4.080 al blue.

 
 

"Lo que ocurre en este caso es que el poder adquisitivo de los argentinos en dólares es bajísimo. Si el precio de Netflix estuviera fijado en la divisa norteamericana, en caso de que aumente, los argentinos no podrían pagarlo", señaló a iProfesional Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market.

En la misma línea, Aldo Abram, director de la Fundación Libertad y Progreso, sostuvo: "Sin ser un experto en la materia, esto podría estar relacionado con la posibilidad de segmentar, en un país donde el poder adquisitivo es bajo: si se cobrara más caro, no se vendería el servicio".

"El segundo punto a tener en cuenta es que, además, en el contexto de la pandemia, las plataformas de streaming comenzaron a convivir con un mayor nivel de intensidad de competencia en el mercado. Los consumidores ahora tienen más opciones: por lo cual, de subir el precio, quizá parte de sus clientes migrarían hacia otras plataformas", agregó Di Pace.

La caída del poder adquisitiv
Las suscripciones para la plataforma Netflix son más caras en los países europeos y Estados Unidos.

La teoría sobre la relación del poder adquisitivo con el valor de la plataforma en cada país, parecería confirmarse si se observan –además- los lugares en donde los abonos son más caros. Al respecto, desde la página Comparitech señalan que "las suscripciones más altas suelen estar en países europeos y Estados Unidos". Por ejemplo, en Liechtenstein y Suiza, el paquete Premium cuesta u$s26,66 al mes, en Irlanda u$s22,83 y en Dinamarca, 21,80 dólares.

Menos suscriptores de Netflix y, ¿cambio de reglas?

Después de presentar su último balance a mediados de abril, las acciones de Netflix cayeron en picada. Es que la plataforma de streaming perdió 200.000 suscriptores durante el primer trimestre del año y es por eso que desde la firma señalaron que se evalúan cambios para poder ganar en rentabilidad.

Según explicó Reed Hastings, CEO de la empresa, la compañía "está bastante abierta" a abaratar sus planes y para ello contemplaría implementar un formato con publicidad. "Aquellos que han seguido a Netflix saben que estoy en contra de la complejidad de la publicidad y soy un gran admirador de la simplicidad de las suscripciones", dijo, aunque aclaró: "Pero por mucho que sea un fanático de eso, soy un fanático más grande de la elección del consumidor y permitir que los consumidores a quienes les gustaría tener un precio más bajo y toleran la publicidad, obtengan lo que quieren tiene mucho sentido".

Ante la caída de la rentabilidad, desde la firma no descartan cobrar para compartir contraseña
Ante la caída de la rentabilidad, desde la firma no descartan cobrar para compartir contraseña

La empresa detalló, además, que alrededor de 100 millones de personas comparten sus contraseñas en todo el mundo, lo que significa una gran pérdida de rentabilidad.

Es por eso que la firma realizó una prueba piloto en algunos países en el que se cobra un extra a quienes desean compartir sus claves fuera de sus domicilios.

De todas formas, según analizó Di Pace, aumentar los precios en un mercado tan competitivo como el del streaming, podría terminar siendo perjudicial para la firma en el país: "Si rompiera con esta posibilidad de contratar el servicio y compartirlo con otros hogares, en un mercado en competencia, eso le generaría una mayor pérdida de mercado. Porque los clientes migrarían, también, hacia otras plataformas. Eso en el mercado argentino también le juega una mala pasada, porque tampoco puede escalar en volumen y tiene un precio en dólares bajo, sin poder subirlo".

Temas relacionados