Gremio clave del rubro de la alimentación logró una suba de sueldo del 61%

El gremio estableció el pago de dos sumas extraordinarias no remunerativas. En julio retoman las negociaciones para hacer una revisión
Por Alejandro Di Biasi
23/05/2022 - 12,16hs
Gremio clave del rubro de la alimentación logró una suba de sueldo del 61%

Más allá de las discusiones entre el Gobierno y los empresarios del sector harinero en el marco de la suba de precios y la situación inflacionaria, las patronales y la comisión directiva de la Unión Obrera Molinera Argentina (UOMA) cerraron la paritaria 2021-2022 con un aumento anual en torno al 61%.

La organización gremial pactó la suba con  los representantes de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), la Cámara Argentina de Empresas de la Nutrición Animal (CAENA) y el centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA). En las tres actividades, los salarios tendrán un piso de $100.000 a partir de julio.

En el acuerdo con la FAIM, el gremio estableció el pago de dos sumas extraordinarias no remunerativas de $10.705 para todas las categorías de convenio colectivo con los haberes de mayo y junio, que se convertirán en remunerativas a partir del 1 de julio. Así el salario mínimo de la actividad desde julio será de $108.000 pesos en la categoría E y de $151.200 en la categoría A, la más alta del convenio.

s
El gremio estableció el pago de dos sumas extraordinarias no remunerativas de $10.705

En julio retoman las negociaciones

Asimismo, la organización gremial que conduce Rubén Lafuente y los empresarios molineros acordaron que en julio comenzarán a discutirse la paritaria 2022-2023, aunque dejaron asentado que mantendrán abiertas las conversaciones para monitorear el proceso inflacionario. Justamente las discusiones con los directivos de la FAIM transitaron un camino complejo por no ponerse de acuerdo con el porcentaje a aplicar en la paritaria recientemente cerrada.

Por otro lado, la UOMA pactó con los dirigentes de la CAENA  un incremento adicional del 18,5% en dos tramos en concepto de revisión salarial, quedando el salario inicial, a partir del 1 de junio de 2022, en $99.820 (categoría E) y $139.748 (categoría A).

En julio las partes se volverán a reunir para realizar una revisión
En julio las partes se volverán a reunir para realizar una revisión

Mejora para la rama Avícola

En el caso del convenio de la rama avícola con la CEPA se aplicó una mejora salarial durante abril y mayo, siendo desde el 1 de junio el salario mínimo de la categoría E de $105.000 y de la categoría A de $147.000. También se estableció una actualización de los montos de los premios a la asistencia y puntualidad que ascenderá a $7.350 a partir del 1 de mayo.

En estas dos actividades también quedó establecido que las partes se reunirán en julio para comenzar a delinear la paritaria 2022-2023. Si bien algunos gremios han ido por las llamadas "paritarias cortas" (trimestrales o semestrales), voceros gremiales y empresariales coinciden en un acuerdo anual que rondaría el 60%, a pagarse en tramos, con cláusula de revisión en octubre/noviembre y otra en marzo. Esta modalidad es la preferida por el ministerio de Trabajo y es la más aplicable en las últimas semanas.

Desde el gremio de los obreros molineros se mostraron conformes con los acuerdos firmados, porque "nos permite defender el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras, al tiempo que nos posibilita encarar la próxima negociación salarial con un piso más real".

Agregaron que "la incertidumbre por el alza del costo de vida golpea más fuerte al asalariado; desde nuestro gremio defendemos el poder adquisitivo, pero los empresarios y el Gobierno tienen las herramientas para bajar este proceso inflacionario".

Temas relacionados