iProfesional

Más estrés para el Banco Central: se triplicaron los gastos en dólares con tarjeta

La autoridad monetaria vendió u$s1.516 millones para atender servicios de consumo con proveedores no residentes, 3 veces más que en igual período de 2021
Por iProfesional
24/06/2022 - 21:22hs
Más estrés para el Banco Central: se triplicaron los gastos en dólares con tarjeta

La reactivación del turismo al exterior tras la pandemia aceleró la salida de dólares y sumó un nuevo factor de estrés para el Banco Central.

En los primeros cinco meses del año, la autoridad monetaria vendió 1.516 millones de dólares para atender los servicios de consumo con proveedores no residentes, tres veces más que en el mismo período de 2021 cuando había sido de 491 millones de dólares.

Los datos corresponden al informe sobre Evolución del Mercado de Cambio que publica todos los meses el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Este resultado se conoce en momentos en que se renueva la presión sobre el BCRA para restrinja aún más el acceso a las divisas y que sólo se destinen a alimentar la producción.

Asimismo, entre enero y mayo la entidad a cargo de Miguel Pesce entregó u$s799 millones para ahorro, poco más que el doble que el cedido en el mismo lapso del año pasado cuando había sido de u$s382.

Pesce fue blanco de las críticas del ala kirchnerista de la coalición de gobierno por la continua pérdida de reservas.

Durante los primeros cinco meses de 2022, el ritmo de ventas del de divisas mantuvo la misma tónica triplicando los pagos con tarjeta al exterior y duplicado la entrega de dólar ahorro.

Deudas con tarjetas de crédito en dólares

s
Cada vez más argentinos están usando sus tarjetas de crédito para hacer consumos en moneda extranjera

Cada vez más argentinos están usando sus tarjetas de crédito para hacer consumos en moneda extranjera. Viajes al exterior, compras "puerta a puerta" en webs de afuera y abonos de streaming son los gastos más comunes que luego aparecen en el resumen de deudas alimentando el saldo en dólares.

Frente a esa deuda, la típica opción "salvavidas" es hacer el pago mínimo y refinanciar el resto en cuotas fijas en pesos con interés.

Pero si la idea es esforzarse por cancelar todo en un único pago, el cómo puede hacer la diferencia. Y es que, según de qué manera se elija pagar el saldo en dólares, los consumos terminarán teniendo un impacto muy diferente en el bolsillo.

¿Qué tan diferente? Por cada u$s1.000 "tarjeteados" afuera, por ejemplo, es posible pagar esos mismos u$s1.000, pero también hay formas de quedar al día por u$s960, por u$s915 o incluso por menos de US$ 890.

Semejante ahorro hoy se puede conseguir poniendo en práctica un truco 100% legal que logra aprovechar la creciente brecha cambiaria.

¿Qué opciones hay para cancelar el saldo en dólares y qué tipo de cambio se aplica?

s
La opción de pagar con pesos el saldo en dólares luce ahora como la más atractiva

Actualmente los usuarios de tarjetas de crédito emitidas en Argentina tienen permitido hacer pagos de bienes y servicios en el extranjero sin tope​ de montos. El único límite será el que haya definido el banco emisor en función de los ingresos y del historial crediticio de cada cliente.

Sin importar que las compras se hayan hecho en dólares, euros, libras, reales, pesos uruguayos o cualquier otra divisa, todos los consumos llegarán en el siguiente resumen expresados en dólares estadounidenses.

Entonces, el titular de la tarjeta tendrá dos grandes opciones para abonar esa parte de la liquidación:

  • 1) Pagar con dólares. La persona echa mano a los ahorros que tiene "bajo el colchón" o en su cuenta bancaria, y deposita la cantidad de "verdes" que figura en el resumen.
  • 2) Pagar con pesos. Para esto, el monto en dólares se convierte a pesos aplicando el tipo de cambio oficial del día más un recargo de 65%, compuesto por el "Impuesto PAIS" del 30% y por una percepción del 35% a cuenta de Ganancias y Bienes Personales.

En total, al escoger el pago pesificado, hoy por cada dólar gastado afuera se terminan abonando unos $ 212. Ese es el valor al que se suele llamar "dólar turista", "dólar tarjeta" o "dólar solidario". En cambio, si el pago se hace en dólares, los recargos del 30% y del 35% no se aplica.