Batakis, nueva ministra de Economía: Cristina gana poder, ¿la economía se puede kirchnerizar?

Luces y sombras de la designación de la flamante ministra de Economía. crece la figura Cristina Kirchner y se desvanece el poder de Alberto Fernández
Por Carlos Arbia
04/07/2022 - 07,49hs
Batakis, nueva ministra de Economía: Cristina gana poder, ¿la economía se puede kirchnerizar?

La mala señal de la designación de la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, en reemplazo de Martín Guzmán es que no hubo acuerdo entre el tridente político del Frente de Todos formado por el presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Masa, para designar Marco Lavagna. 

El economista tenía la aprobación del Presidente y Massa  luego de su reunión del domingo por la mañana en Olivos pero fue vetado por la vicepresidenta luego de su conversación telefónica con el presidente a últimas horas de la tarde.   

El aspecto positivo es que la designación de Batakis muestra por primera vez en mucho tiempo que la futura ministra asumirá con el visto bueno de la vicepresidenta quien se mostró el sábado en Ensenada, mientras renunciaba Martín Guzman, como la futura candidata del Frente de Todos para las elecciones presidenciales del 2023 .

El gran punto a favor de la futura ministra es su buena relación con la mayoría de los gobernadores. Una relación que  construyó a través de la secretaría de Relaciones Fiscales de Provincias que funciona en el ministerio de Interior a cargo de Wado de Pedro. También tiene muy buena relación con varios ministros de Economía provinciales por su gestión como ministra de Hacienda en la provincia de Buenos Aires en la gobernación de Daniel Scioli.

 la designación de Batakis muestra por primera vez en mucho tiempo que la futura ministra asumirá con el visto bueno de la vicepresidenta
La designación de Batakis muestra por primera vez en mucho tiempo a alguien que asumirá con el visto bueno deCFK

El poder del Presidente agoniza

Algunos analistas políticos consultados por iProfesional sostienen que la designación de Batakis pone más en juego el futuro del Presidente que el de la vicepresidenta, quien ya dejó claro en su discurso del sábado en Ensenada que aparece como la futura candidata del Frente de Todos con miras a las elecciones del 2023. 

En tanto, Alberto Fernández y la flamante ministra tienen un problema más de corto plazo, que es mejorar la difícil situación económica donde el valor futuro el dólar y la inflación junto al riesgo país presionarán en este segundo semestre donde habrá menos liquidaciones de dólares que el anterior. 

Lo más importante que destacan la mayoría de los analistas es que haya consenso entre los tres socios del Frente de Todos, para que las nuevas medidas económicas que se lancen en el futuro tengan el visto bueno del mercado financiero  y del sector empresario.

La evolución de la inflación, del dólar paralelo,  de los dólares financieros, alternativos, del riesgo país de los últimos días comienzan a preocupar a los analistas del sistema financiero y también generan una gran incertidumbre en el mundo de las empresas.  La reciente suba del dólar paralelo a un valor de $239, de los dólares financieros y la renovación de la deuda en pesos emitida por el Tesoro son tal vez los principales problemas que enfrentará la futura gestión de Batakis. 

 crece la figura Cristina Kirchner y se desvanece el poder de Alberto Fernández
Con la designación de Batakis, crece la figura Cristina Kirchner y se desvanece el poder de Alberto Fernández

La emisión monetaria, el gran problema que enfrentará Batakis 

El gran problema que enfrentará Batakis es moderar la gran cantidad de dinero que emite el BCRA para financiar el déficit fiscal que es el principal causante del aumento de la inflación de los últimos meses. 

En los últimos cuatro trimestres el BCRA emitió unos 2,2 billones de pesos y el mes pasado unos 600.000 millones de pesos. 

El resultado es una inflación del 58% anual y es muy factible que los precios sigan subiendo y que la inflación anual a fines de este año se encuentre entre el 70 al 80 % anual y el valor piso para el dólar paralelo llegue a unos 300 pesos a fines de este año.

 Batakis es moderar la gran cantidad de dinero que emite el BCRA para financiar el déficit fiscal
Batakis deberá moderar la gran cantidad de dinero que emite el BCRA para financiar el déficit fiscal

La política cambiaria, otro dilema

La gran duda de los principales analistas del mercado local y de Wall Street está centrada en saber qué política cambiaria aplicará Batakis. Si solicitara al BCRA mejorar la paridad del peso frente al dólar con un salto devaluatorio o si buscará mantener una suba del tipo de cambio similar o por debajo de la inflación mensual. Por lo qué pudo saber iProfesional, de fuentes cercanas al gobierno,por el momento no habría ninguna modificación de la política cambiaria del BCRA.

Como antecedente de un fuerte salto devaluatorio  registrado en la historia del kirchnerismo solo se registra el del 23 de enero de 2014. Fue cuando el entonces ministro de Economía Axel Kicillof y el presidente del BCRA Juan Carlos Fábrega convalidaron un aumento en la cotización del dólar del 25 % llevando el valor  del dólar oficial de 6,80 a 8 pesos. Hay que destacar que en ese entonces la brecha entre el dólar oficial y el paralelo era del 40 % mientras que al cierre del viernes esa brecha llega al 100 por ciento. 

En ese entonces las reservas líquidas del BCRA llegaban a los 13.200 millones de dólares mientras que el pasado viernes llegaba a los 3000 millones de dólares. 

La diferencia es que en los meses previos a esa devaluación el BCRA había acelerado el ritmo de devaluación del peso que era del 4 % mensual con una inflación que no superaba el 0,8  % mensual frente a la actual del 5 por ciento.

La gran duda de los principales analistas del mercado local y de Wall Street está centrada en saber qué política cambiaria aplicará Batakis.
La gran duda del mercado local y de Wall Street está centrada en saber qué política cambiaria aplicará Batakis

La llegada de Batakis y más dudas que surgen

La llegada de Batakis genera dudas con respecto a otros aspectos de la política económica como el cumplimiento de las metas macroeconómicas fijadas en el nuevo acuerdo firmado con el FMI y la continuidad de la política de reducción de subsidios económicos y aumentos de tarifas de luz y gas uno de los problemas que hasta el viernes pasado no había podido resolver Martin Guzmán por su enfrentamiento con los funcionarios de la secretaría de Energía en particular el subsecretario de Energía Eléctrica Federico Basualdo.  

Al parecer, con Batakis el kirchnerismo seguirá controlando esa estratégica Secretaría. Por ahora no se sabe qué hará Santiago López Osornio, el hombre de confianza que el ex ministro había puesto para acelerar la segmentación de tarifas a través de un registro que deberán llenar los usuarios que quieran mantener los subsidios que hasta el viernes tenía problemas técnicos para funcionar.

Con respecto al FMI un reciente informe de la consultora Invecq señala que "en comunicado emitido el pasado 24 de junio, el organismo dio a conocer que Argentina finalmente aprobó las metas del primer trimestre del año acordadas en el programa de facilidades extendidas, algo obvio dado que el mismo se firmó a solo 5 días de que finalice el mes de marzo. Más importante fue entonces que en el mismo comunicado el organismo confirmó que, tal como se anticipaba, las metas para los trimestres siguientes habían sido redefinidas".

En el plano fiscal, el déficit fiscal primario de 430.000 millones de pesos acumulados hasta el mes de mayo dejaba pocas chances de cumplir el objetivo original de 566.800 millones de pesos para el primer semestre. 

Resulta difícil que en junio se alcance un rojo fiscal de solo 132.000 millones de pesos, dado que mayo ya superó esa cifra holgadamente, y además vale la pena considerar que junio es un mes de elevado gasto fiscal por factores estacionales como el pago de aguinaldos y actualización de jubilaciones y pensiones. 

Considerando la creciente inflación que arrastra nuestro país este año, se decidió incrementar las metas trimestrales de déficit fiscal primario en pesos corrientes, pero manteniendo el acumulado anual en un 2,5% del PBI. De la misma manera, el sendero se mantiene sin modificaciones para los años siguientes, proponiendo alcanzar un desbalance fiscal primario del 1,9% del PBI en 2023, para llegar al 0,9% en 2024.

La llegada de Batakis genera dudas sobre el cumplimiento de las metas macroeconómicas fijadas con el FMI
La llegada de Batakis genera dudas sobre el cumplimiento de las metas macroeconómicas fijadas con el FMI

Cómo financiar el déficit fiscal

El panorama se vuelve más desafiante para el gobierno a la hora de financiar el mencionado déficit. Mientras que dicha meta actualizada permite un rojo 126.000 millones de pesos superior en comparación al objetivo original, la cantidad permitida de asistencia monetaria por parte del Banco Central se incrementó solamente en 60.000 millones de pesos con la nueva revisión. De todas formas, cabe mencionar que la emisión monetaria es incluso bastante mayor de la que refleja el BCRA y alcanza los 750.000  millones de pesos en el año.

El informe de Invecq puntualiza que "por el lado de las reservas, las metas trimestrales también se han relajado mientras que el objetivo de acumulación anual se mantuvo invariable, por un total de 8.125 millones de dólares. La meta de acumulación para el sexto mes del año se redujo de 6.425 a 5.775 millones de dólares". Esa cifra podría ser alcanzada será gracias al desembolso del FMI y otros organismos internacionales, sumado a que el BCRA consiguió la semana pasada comprar unos 1.500  millones de dólares en solo 4 días. En las primeras tres semanas de junio había tenido que vender unos 600  millones de dólares.

El nombramiento de Batakis por ahora cerró la posibilidad de una reestructuración general de los ministerios con una unificación del área económica que le había presentado Sergio Massa al presidente  en la reunión de ayer donde se le ofreció la Jefatura de Gabinete que por ahora sigue a  cargo de Juan Manzur a quien también defendió la vicepresidenta para que continuará en el cargo. Massa pedía controlar organismos claves como Economía, el BCRA y la AFIP pero la vicepresidenta por la tarde le bajó el pulgar a su proyecto. Por ese motivo se tomará un tiempo para analizar si en el futuro se suma al gabinete al que se sumará desde hoy Silvina Batakis quien deberá cubrir por lo menos 5 puestos claves en el ministerio de Economía que quedaron vacantes por las renuncias de los funcionarios más cercanos a Martín Guzmán.