Los rumores de un posible "Plan Bonex" para la deuda en pesos pusieron en alerta al mercado financiero

Así lo afirmó el presidente de una entidad financiera al hablar de los inminentes anuncios del nuevo ministro de Economía. Nerviosismo en los mercados
Por Carlos Arbia
03/08/2022 - 08,33hs
Los rumores de un posible "Plan Bonex" para la deuda en pesos pusieron en alerta al mercado financiero

La afirmación por parte del presidente de una entidad financiera que Sergio Massa lanzaría una especie de Plan Bonex parecido al de marzo de 1990 sacudió fuerte al mercado financiero el martes. 

La noticia de golpe provocó al final de la jornada una suba del dólar blue y de los dólares financieros alternativos. Algunos atribuyen esa suba también a la filtración de que Massa anunciaría un adelanto de impuesto a las Ganancias para las empresas beneficiadas por la suba de alimentos y energía

El monto unos 200.000 millones de pesos que aportarían unas 2000 empresas favorecidas por la suba internacional en los precios de los alimentos y de la energía para mitigar el ajuste fiscal que los mercados esperan que anuncie Sergio Massa.

El presidente de una importante entidad financiera local afirmó el martes frente a algunos empresarios qué "hay que esperar si en las medidas que anunciará Sergio Massa viene la sorpresa de un Plan Bonex para refinanciar los vencimientos de la deuda en pesos. La versión que tengo es que se va a implantar un Plan Bonex  y yo creo qué hay que esperar hasta mañana (por este miércoles) pero la designación de Daniel Marx que es un experto en reestructurar deuda dentro del equipo de Massa potencia esos trascendidos" manifestó el financista.

La afirmación por parte del presidente de una entidad financiera que Sergio Massa lanzaría una especie de Plan Bonex parecido al de marzo de 1990 sacudió fuerte al mercado financiero
La afirmación del presidente de una entidad financiera que Massa lanzaría una especie de Plan Bonex sacudió fuerte al mercado financiero

Qué fue el Plan Bonex

Hace casi 33 años la frase pronunciada por Antonio Erman Gonzalez el 19 de diciembre de 1989 fue el preanuncio de lo que venía. "He escuchado por ahí que el estado va a congelar los depósitos a plazo fijo y quiero desbaratar esas versiones", dijo. 

Luego el 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes, el entonces ministro de Economía, un contador sin visión política,  como lo llamaban algunos allegados al presidente Carlos Saúl Menem lanzaba el tristemente recordado Plan Bonex que incautó gran parte de los depósitos en el sistema financiero que tendían los argentinos.

El mismo consistió en un canje compulsivo de los depósitos a plazo fijo en el sistema financiero local que se canjearon por títulos públicos denominados Bonex 89 con vencimiento a 10 años en un contexto hiperinflacionario. El nombre Bonex venía  de mezclar las dos palabras Bonos Externos. 

Uno de los objetivos del plan era eliminar la gran cantidad de pesos que tenían los ahorristas y al cambiar el efectivo por los bonos esto generaría una menor demanda de bienes y servicios y de compra de dólares  que serviría para reducir la inflación que en diciembre del 89 llegaba al 3000 % anual.

Erman González y Carlos Menem, ideólogos del Plan Bonex
Erman González y Carlos Menem, ideólogos del Plan Bonex

1990, un año complicado para la economía

El rumor estaba en el mercado porque uno de los economistas que le habían presentado el plan a Carlos Menem filtró la noticia a la prensa y a algunos empresarios y financistas. Las apuestas eran que luego de un largo feriado cambiario y bancario  el dólar podría abrir entre 1500 a 3000 australes que era la moneda de ese entonces. Unos de los hombres del equipo económico había manifestado que el feriado bancario finalizaría el lunes y que abriría el martes y que la filosofía del gobierno era respetar el ahorro genuino que finalmente no se respetó. A valores de ese entonces eran unos 1.500 millones de dólares.

La reprogramación de los depósitos a plazo fijo de individuos y de empresas que renovaban a una tasa del 400 por ciento mensual era un hecho. Ese plan fue ideado por economistas que formaban los equipos técnicos de Carlos Menem. Eran  Domingo Felipe Cavallo, Roque Fernández,  Guido Di Tella, Felipe Murolo y Guillermo Calvo, quienes  luego ocuparon  puestos claves en el gobierno de Menem. 

"Por un pedido de Carlos Menem el plan se lo habíamos presentado al "Negro" Erman con el Mingo y Guido y lo importante es que él lo entendió de entrada porque él ya había sido vicepresidente del BCRA", le contó hace unos años Fernández  a este cronista. 

En su libro "Historia de dos Hiperinflaciones", el economista Walter Graziano explica que "el Plan Bonex fue una solución que pensaron un grupo de economistas para solucionar el déficit cuasifiscal pero previo a eso el gobierno de Menem ya había comenzado a instrumentar el proceso de privatizaciones de empresas del estado con la venta de unas  50 empresas públicas entre las que estaban entre las más importantes YPF, Entel, Segba, Gas del Estado, Obras Sanitarias de la Nación, Somisa,  los canales de TV Como el 13, el 11 y el 9 , hoteles como el Llao Llao, el Hipódromo de Palermo, los terrenos de la Sociedad Rural Argentina y muchas empresas que le generaban un gran déficit fiscal". 

Ese fue el paso anterior para que en enero de 1991 llegara al ministerio de Economía, Domingo Cavallo, quien el 1 de abril de ese mismo año lanzó el Plan de Convertibilidad, donde un dólar valía un peso, un relación que se mantuvo hasta el 6 de enero del 2002 cuando el entonces presidente justicialista Eduardo Duhalde decidió eliminar ese sistema de tipo de cambio fijo  y luego de una brutal devaluación de la moneda nacional 1 dólar pasó a costar 4 pesos.    

El Plan Bonex fue el paso previo para el desembarco de Cavallo en Economía
El Plan Bonex fue el paso previo para el desembarco de Cavallo en Economía

 Expectativas por los anuncios de Massa

Más allá de este rumor de ayer, la llegada de Sergio Massa al ministerio de Economía generó que los principales jugadores del mercado redujeron la probabilidad de escenario disruptivos (crisis institucional o aceleración inflacionaria sin límites) a partir del nombramiento de uno de los socios del Frente de Todos a la cartera ministerial más relevante. No es que los inversores ignoran la fragilidad de la situación, pero sí consideran que el nuevo ministro tiene mayor peso político e independencia que sus antecesores Guzmán y Batakis. 

"Si el paquete de medidas a anunciar carece de un claro sendero de consolidación fiscal y, al mismo tiempo, abunda en alquimias cambiarias/financieras para resolver la "escasez de dólares" (lo que revela un error de diagnóstico inicial), comenzará a esfumarse el golpe de efecto inicial y volverán los mismos interrogantes que nos aquejaban hace tan sólo una semana" dice un reciente informe de la consultora Portfolio Personal. En otras palabras destacan que Massa tendría un mayor margen de maniobra y un aval de las tres patas de la coalición de gobierno para hacer los ajustes necesarios y así evitar una crisis macro de proporciones.

El informe describe que "el mercado reconoce lo endeble de la situación está a las claras cuando se compara el valor actual del dólar libre (y, por ende, la brecha) con el previo a la renuncia de Martín Guzmán (hace tan sólo un mes).  El CCL cotizaba a 252,50 el 07/07, muy por debajo de los valores actuales, y la brecha cambiaria era de 100% muy inferior al 130 actual".  

 la llegada de Sergio Massa al ministerio de Economía generó que los principales jugadores del mercado redujeron la probabilidad de escenario disruptivos 
Por la llegada de Massa al ministerio de Economía, los principales jugadores del mercado redujeron la probabilidad de escenario disruptivos 

La mera expectativa del cambio de ministro ha generado que se revierta rápidamente gran parte del deterioro que habían tenido los activos argentinos desde la renuncia de Guzmán. No obstante, para revertir la totalidad del deterioro e ir en buscar de valores similares previos al desplome de la deuda en pesos de inicios de junio el mercado espera señales concretas en las medidas a ser anunciadas hoy. 

Hace 34 años, también un 3 de agosto de 1988, el presidente radical Raul Alfonsin en medio de una gran corrida cambiaria anunció el "Plan Primavera" que antecedió a la hiperinflación que estalló en febrero del 89 cuando el BCRA anunció que dejaba de vender dólares. 

Luego llegó la hiperinflación que provocó el adelantamiento de la entrega de poder al justicialista  Carlos Menem en julio de 1989 que debía asumir en diciembre de ese año. La inflación es el principal problema económico y entre las medidas que se mencionan no parecen ser suficientes para poder bajar la inflación que a fines de este año podría superar el 100 % anual.

Temas relacionados