En el medio de una tregua, Furlán criticó a la CGT por no convocar a un paro en "defensa" de Cristina

Las declaraciones del secretario general de los metalúrgicos generaron un marcado malestar en la mayoría de los máximos referentes sindicales
Por Alejandro Di Biasi
14/09/2022 - 12,51hs
En el medio de una tregua, Furlán criticó a la CGT por no convocar a un paro en "defensa" de Cristina

Tras la tácita tregua en la interna de la Confederación General del Trabajo (CGT), el  secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Abel Furlán, salió a repartir críticas contra el resto de sus pares, al afirmar que la central obrera "debió repudiar el ataque a la Cristina Fernández de Kirchner con un paro y movilización".

El dirigente recordó que el día posterior al atentado, coincidieron en la necesidad de analizar la situación que estaba a travesando el país, pero "no hemos podido encontrar los consensos necesarios" para definir una medida de fuerza.

Las declaraciones de Furlán generaron un marcado malestar en la mayoría de los máximos referentes sindicales, pero evitaron responderle públicamente "para evitar una polémica que profundice las diferencias internas", comentó una fuente cegetista, que agregó: "Se acordó que las discusiones se den puertas adentro… parece que algunos no lo entienden o buscan cierto protagonismo…".

Previo al atentado contra la vicepresidenta, los dirigentes habían mantenido un duro encuentro donde hubo amenazas de fractura. De hecho, las versiones daban cuenta del retiro de varios gremios (algunos de significativo peso) de las secretarías que componen la conducción, pero acordado apaciguar las aguas y avanzar en la gestión de demandas por las obras sociales, y defender el sistema de paritarias para sostener el salario frente a la suba de precios.

El vocero gremial  aprovechó para cuestionar la postura de Frulán dando como ejemplo la posición del titular de la Asociación Bancaria y una de las cabezas de la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT), Sergio Palazzo, quien mostró su disconformidad por la posición tomada por la CGT, pero que en los últimos días prefirió mantenerse en silencio.

Palazzo, como el propio Furlán y otros dirigentes alineados con el Frente Sindical para el Modelo Nacional que lidera Pablo Moyano, manifestaron su desacuerdo por la suspensión de la reunión de consejo directivo que se iba a realizar el pasado lunes 5, cuando se iba a debatir la necesidad de convocar a una huelga nacional con una movilización hacia la Corte Suprema de Justicia, en repudio al ataque contra la vicepresidenta.

s
El  secretario general de la UOM, Abel Furlán, salió a repartir críticas contra el resto de sus pares

Suspensión y documento para conformar a todos

Para dejar a todos "medianamente conformes", la CGT resolvió continuar en "estado de alerta". Insistió en reclamar un cese a la "violencia social y política", al tiempo que exigió "Justicia Independiente para todos los argentinos" y agregó que "el movimiento obrero organizado garantizará con la fuerza de todos los trabajadores la plena vigencia de todos los derechos democráticos de nuestro país".

El secretario Adjunto de la central y titular de los estatales (UPCN), Andrés Rodríguez, explicó que la posibilidad de hacer un paro nacional en repudio al ataque a la Vicepresidenta fue planteada por "algunos compañeros", pero indicó que, en caso de convocarse, "tiene que haber otros fundamentos, como necesidades de los trabajadores". Planteó que una huelga nacional es "un instrumento" que "solamente se usa cuando las realidades del mundo laboral se ven en peligro".  

Consideró que el debate realizado el viernes, previo a la movilización que se realizó hacia Plaza de Mayo, fue "muy bueno" porque permitió que se expresara "la mayoría de los integrantes del consejo directivo de la CGT". Y llamó a "lograr consenso y a la unidad nacional", coincidiendo con las declaraciones del ministro del Interior, Eduardo Wado" De Pedro, quien viene trabajando al respecto.

En tanto, Furlán aclaró que la UOM mantuvo "la idea de ir a una huelga nacional, pero la discusión quedó en la nada Y subrayó que "a la CGT le falta discusión política para movilizarse y hay que hacerse cargo de ser la columna vertebral del peronismo. El movimiento obrero no puede estar mirando para otro lado".

Vienen por los derechos de los trabajadores

El dirigente metalúrgico no dudó en plantear que el atentado contra Cristina Kirchner esconde la intención "de venir por los derechos de los trabajadores y de las organizaciones sindicales". Señaló que "Cristina representa para los trabajadores un momento de felicidad, porque en esos doce años de Néstor y Cristina no nos sucedió lo que nos pasó después". Y manifestó que el atentado "no fue solo hacia Cristina sino también a lo institucional; por eso no había excusa para no hacer un paro y movilización".  

Más allá de las disputas en la CGT, el sindicato metalúrgico está atravesando el traspaso de la gestión de Antonio Caló a manos de Furlán, quien abandonó el línea "independiente" y se ubicó más cerca de los gremios kirchnistas, con buena llegada al diputado del Frente de Todos (FdT) y referente de La Cámpora, Máximo Kirchner y al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

s
Las declaraciones de Furlán generaron un marcado malestar en la mayoría de los máximos referentes sindicales

Para mostrar su alineamiento, Furlán manifestó sus deseos de que Cristina Fernández de Kirchner sea la próxima candidata a Presidenta "para recuperar lo que perdimos" y añadió: "Es tratar de que la puja distributiva sea repartida en forma equitativa, y Cristina representa eso".

En relación al pedido de 12 años de prisión contra la vicepresidenta por la obra pública vial en Santa Cruz, el metalúrgico aseguró que "hay una intención de perseguirla. Néstor y Cristina han representado lo más genuino del peronismo y eso tiene que ver con nuestro derecho. Si atacan a Cristina están queriendo atacar nuestro derecho y, de hecho, no lo están ocultando. Necesitamos defender a Cristina porque es defendernos a nosotros mismos".

Temas relacionados