Economista de Cristina Kirchner critica a Massa: alerta que se está a las puertas de nuevo shock de precios

La economista Fernanda Vallejos denunció que la inflación no está lejos del shock de precios de marzo y pidió la suba del salario mínimo
Por Dolores Olveira
05/11/2022 - 19,08hs
Economista de Cristina Kirchner critica a Massa: alerta que se está a las puertas de nuevo shock de precios

Fernanda Vallejos, ex diputada y economista del riñón de Cristina Kirchner, publicó un trabajo en que denunció, por un lado, la caída del salario real incluso en el tercer trimestre, y por el otro, las consecuencias inflacionarias que está teniendo el avance del dólar oficial del ministro de Economía, Sergio Massa.

Economista jefa del Centro de Estudios Proyecto Económico, Vallejos advirtió que el tamaño del actual impacto inflacionario "no se encuentra muy alejado del shock de precios producido en marzo".

El informe de Proyecto Económico lleva como título último "Después de las paritarias, ¿llegará el turno de los jubilados e informales?".

Los motores de la inflación: el tipo de cambio

Vallejos explicó que "la división de Alimentos y bebidas siguió empujando el índice promedio en agosto y septiembre, por la influencia de los productos estacionales en julio (11,3%), agosto (8,7) y septiembre (11,7%)".

"Además de las fuertes fluctuaciones de los precios de productos estacionales, algunos precios internacionales relevantes (como el del trigo y el del maíz, por ejemplo, que tienen un impacto importante en la producción interna de alimentos) mostraron en septiembre una nueva aceleración", indicó.

Esto "se combinó con un ritmo creciente del tipo de cambio nominal, generando un impacto inflacionario cuyo tamaño no se encuentra muy alejado del shock de precios producido en marzo", consideró en su informe.

La devaluación y precios internacionales de alimentos empujan la inflación
La devaluación y precios internacionales de alimentos empujan la inflación

"Los precios de las commodities básicas (como trigo y otros cereales) y la política cambiaria permiten entender las razones de que los precios de los alimentos sigan siendo uno de los principales motores de la inflación", subrayó.

"La política cambiaria parece ir poniendo en línea la dinámica del tipo de cambio oficial con la tendencia de la inflación, aunque esto tiene como consecuencia una realimentación de la inflación, ya que el tipo de cambio es un impulsor principal del proceso inflacionario", remarcó.

En octubre, el Banco Central convalidó la mayor devaluación mensual en el actual Gobierno, al dejar caer 6,51% el peso en relación con el dólar. El dólar billete pasó de $147,32 a $156,91 para la venta en octubre, Pero, además, en los primeros 4 días de este mes, el dólar ya llegó a $165,15, con una variación de 5,2%.

El salario real sigue en caída

Vallejos sostuvo que de acuerdo a la última medición la participación de los salarios "se encuentra en el valor más bajo registrado por la serie, exceptuando el registro del segundo trimestre de 2021 (40,7%)".

"La caída del salario en el PBI podría haber continuado en el tercer trimestre de este año (aún no informado por el INDEC)", adelantó, y destacó la importancia del salario mínimo como herramienta para fijar un piso a los ingresos de los trabajadores informales, que son los más golpeados", enfatizó.

"Pese al aumento del empleo, la participación de los asalariados en el ingreso disminuyó abruptamente en el segundo trimestre de 2022, de un 47,2% del producto en el primer trimestre a 41,7% en el segundo", afirmó.

La participación de los salarios en el ingreso caería en el tercer trimestre
La participación de los salarios en el ingreso caería en el tercer trimestre

"Para encontrar una pérdida similar de participación de los trabajadores en el ingreso (5,5 puntos porcentuales en un trimestre) hay que remontarse al segundo trimestre de 2016, cuando el gobierno de Mauricio Macri combinaba los efectos de la devaluación para salir del control de cambios y el fuerte aumento de tarifas", recuerda.

Los salarios corren detrás de la inflación

Además de la relación con la aceleración del ritmo de aumento del tipo de cambio oficial en la inflación, Vallejos reconoció que influyen en que los salarios corran detrás de la inflación "por lo menos dos canales indirectos adicionales muy importantes"

"Primero, algunos sectores vinculados a precios regulados (energía, por ejemplo) tienen costos dolarizados por cuestiones meramente contractuales", aseguró.

"Al margen de si su impacto final es compensado o no mediante subsidios del Gobierno, cualquier devaluación empuja los costos y precios del sector y, al ser un insumo altamente difundido, impacta en todos. los precios de la economía (tanto de familias como de empresas)", explicó.

En segundo lugar, el informe consideró que "si el precio de los alimentos o de la energía aumenta, eso produce una caída del salario real y empuja a los trabajadores a tratar de recuperar la pérdida mediante el único instrumento que poseen: el aumento del salario nominal".

La caída de los ingresos en el sector informal

"Claramente los más perjudicados fueron los trabajadores informales que registraron fuertes pérdidas reales en los últimos meses y solo aumentaron en valores nominales un 32% contra diciembre 21, mientras la inflación ascendió a 46%", precisó.

Los trabajadores más perjudicados son los informales
Los trabajadores más perjudicados por el retraso del salario mínimo son los informales

"De este modo, los trabajadores informales acumulan una pérdida real del salario de más de 35% respecto del nivel de hace 5 años", advirtió.

"La mayor disminución de los salarios informales tiene como razón principal el estancamiento (caída real) del salario mínimo, al cual está fuertemente asociado", sostuvo, y agregó que "el sendero fijado para el salario mínimo es sin dudas uno de los factores dominantes de la debilidad de los ingresos informales, y esta carencia contribuye a una mayor extensión de la pobreza".

Vallejos concluye que "en un mercado de trabajo crecientemente segmentado, con grandes sectores informales, la importancia del salario mínimo es mayor aún, ya que puede constituir una referencia para fijar un "piso" salarial y un cierto nivel estable en los mercados "secundarios" de trabajo (trabajadores informales, independientes, entre otros)".