Precios Justos: ante reparos de empresas, el Gobierno asegura que los dólares para importar "van a estar"

Ahora, Comercio Interior prometió que la próxima semana habrá definiciones concretas. Los empresarios condicionan el acuerdo a esa promesa
Por Claudio Zlotnik
17/11/2022 - 13,00hs
Precios Justos: ante reparos de empresas, el Gobierno asegura que los dólares para importar "van a estar"

Para despejar la incertidumbre de las empresas que adhirieron al programa de "Precios Justos", el Gobierno convocó de urgencia a los ejecutivos para garantizarles que no habrá inconvenientes en acceder a los dólares "oficiales" y que la semana que viene tendrán un detalle de cómo será ese acceso a las divisas.

Para adherir al acuerdo de precios -que dispone de un congelamiento de una canasta de más de 1.700 productos durante 120 días y de un tope de aumento del 4% para el resto de los artículos-, el Gobierno les prometió a las compañías que no tendrían ningún inconveniente en conseguir los dólares necesarios para pagar las importaciones de sus insumos o productos críticos para la producción.

Sin embargo, transcurrida una semana del anuncio, las empresas no tuvieron ninguna novedad sobre la flexibilización de los dólares. Los ejecutivos quieren disponer del detalle de la ecuación por la cual se calcularán las divisas que el Banco Central les liberará en los próximos meses.

Frente a las dudas de los empresarios, Matías Tombolini, secretario de Comercio, citó ayer miércoles de urgencia a algunas de las empresas líderes que adhirieron al plan y a los supermercados, con el objetivo de ratificarles que los dólares "van a estar".

Un plan de congelamiento que suma dudas

Para los empresarios, lo más importante ahora es asegurarse los dólares "oficiales" -de $162- para poder pagar sus insumos.

Están dispuestos a mantener congelados los precios de una canasta de 1.700 productos (en realidad, no más de 800 ya que una parte importante son artículos de marca propia de los supermercados), pero no así a comprometerse a aumentos mensuales del 4% como máximo, si el Gobierno no cumple con su promesa.

Los empresarios plantean reparos al programa de precios lanzado por Sergio Massa.
Los empresarios plantean reparos al programa de precios lanzado por Sergio Massa.

Las dudas se extendieron, ya que el Gobierno no puso por escrito que garantizaba ese acceso a las divisas. Esa indefinición llevó a que los ejecutivos plantearan reparos en los últimos días.

La incertidumbre se agrandó en un contexto en donde el Banco Central lleva vendidos casi u$s1.000 millones en lo que va del mes. De hecho, ayer, fue la primera jornada que terminó comprador de u$s5 millones, tras 13 días consecutivos de una racha negativa.

Para Economía, no hay margen para que este programa nazca con problemas. Como admitió el propio ministro, es acaso uno de las pocas anclas que dispone para bajar las expectativas inflacionarias. "Es una muy buena herramienta para intentar desacelerar la inercia inflacionaria hacia el 4% mensual en meses venideros", había dicho Sergio Massa durante la presentación de "Precios Justos".

"Precios Justos no es para eliminar inflación mientras aumenta el déficit como en septiembre de 2021, sino que es solo para bajarla mientras el déficit fiscal baja", defendió a su vez Gabriel Rubinstein, número dos en el Palacio de Hacienda. Un economista que suele plantear su oposición a la regulación de los precios.

El dólar, mala noticia para la inflación

El dato de la inflación de octubre no sorprendió en el gabinete económico -se sabía que el IPC daría por encima del 6% (fue 6,3%)- pero eso no significa que no haya malestar en el equipo. Por más que Alberto Fernández haya celebrado que la inflación "se ha estancado".

En el equipo de Massa no creen lo mismo: los funcionarios son conscientes de que este nivel inflacionario no puede continuar. Que es inviable.

El alza de los dólares paralelos genera nerviosismo entre las empresas.
El alza de los dólares paralelos genera nerviosismo entre las empresas.

El recalentamiento del mercado cambiario de las últimas jornadas juega decididamente en contra de que se enfríen las expectativas inflacionarias.

Que los dólares financieros hayan cruzado largamente la barrera de los $300 no hace más que endurecer la postura de las compañías.

La escasez de divisas en el BCRA preocupa al Gobierno -lo expone Massa en cada discurso público- y también al sector empresario. La falta de definiciones sobre el futuro inmediato, en el actual contexto, hace que los ejecutivos tomen distintas decisiones.

Llegan nuevas subas de precios

Sin la seguridad de que contarán con divisas para los próximos meses, compañías de distintos sectores fueron remarcando los precios de sus productos "por las dudas". "¿Cuál será el dólar de reposición de la mercadería que está en la calle?", pregunta retóricamente un empresario con asiento en la Unión Industrial. Este fenómeno se está extendiendo, advierten en distintas cámaras empresarias.

Dentro del sector industrial, además del fabricante de tornillos, se escuchan quejas de parte de empresarios del vidrio y del rubro autopartista. Justamente, el sector automotor es uno de los que más rápidamente viene acomodando sus precios al valor de los dólares financieros.

Los alimentos, en el sentido contrario, es el sector que mantiene sus precios con la referencia del dólar oficial. Por eso, Massa y Miguel Pesce se niegan a aplicar un ajuste abrupto del tipo de cambio.

Los alimentos, vinculados al precio del dólar oficial.
Los alimentos, vinculados al precio del dólar oficial.

Massa tomó como una verdadera "política de Estado" evitar una devaluación. El ministro está convencido de que ese es su límite; que una devaluación en estas condiciones -con escasas reservas en el Banco Central- y un Gobierno que hace rato cayó en el descrédito, significaría un desbande total de las expectativas. Y un final inimaginable.

La cuestión clave, en este contexto, es que el Gobierno convenza a los empresarios con hechos. ¿Podrá? ¿estará la disponibilidad de los dólares prometidos? Pronto se sabrá.

Temas relacionados