Los impactos que sufrirá la economía argentina a causa de la histórica sequía

Con 175 millones de hectáreas en riesgo de sequía, las consecuencias ya se empiezan a estimar. Los problemas que deberá afrontar el Gobierno en 2023
31/01/2023 - 20:02hs
Los impactos que sufrirá la economía argentina a causa de la histórica sequía

De acuerdo a la Dirección Nacional de Riesgo y Emergencia Agropecuaria son 175 millones de hectáreas las que se encuentran en riesgo de sequía en todo el país, con el agravante que la región central, la más productiva, registró el año más seco de los últimos 62 años.

Siendo el período 2020-2022 el más seco de la historia de la Argentina, los productores argentinos ya no cuentan con reservas de agua ni condiciones favorables que permitan el desarrollo de los cultivos.

Un gran ejemplo de esto es la producción de trigo, la cual ya sufrió una caída interanual de casi el 50%, donde solo se pudo cosechar 12,4 millones de toneladas a nivel país.

Con el resultado del cereal ya puesto y la suerte de la soja y el maíz en los campos, cabe preguntarse qué impacto tendrá esta merma productiva en la economía del país y cuáles serán los desafíos que enfrentará la gestión de Alberto Fernández durante este año.

Las pérdidas por la sequía

En primer lugar y, según los cálculos actualizados de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), entre estos tres cultivos la pérdida de la sequía ya asciende a 10.400 millones de dólaresPero si se observa el efecto neto sobre el producto nacional, las pérdidas del campo generarían un impacto negativo de 14.190 millones de dólares, es decir, una caída estimada del 2,2% del PBI.

Para el caso de la recaudación tributaria, tanto por el cobro de derechos de exportación (retenciones) como por otros impuestos (Ganancias, Ingresos Brutos, etc.), las arcas del Estado nacional sufrirían una caída de 3.554 millones de dólares.

 la pérdida de la sequía ya asciende a 10.400 millones de dólares
La pérdida de la sequía ya asciende a 10.400 millones de dólares

Siendo que los Productos Primarios y Manufacturas de Origen Agropecuario acaparan en promedio más del 70% de las ventas al exterior de la Argentina, también se verá comprometido el ingreso de dólares al país. Independientemente del anuncio del ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, sobre la recompra de deuda externa argentina, en principio por mil millones de dólares; en 2023 no ingresarán aproximadamente 8.000 millones de dólares en concepto de ventas al exterior del agro.

Sintetizando, el Gobierno Nacional deberá afrontar este 2023 electoral con una probable caída del PBI, menor recaudación fiscal, menos exportaciones y posible déficit comercial, menos dólares en las reservas del Banco Central de la República Argentina y con un sector devastado que ya demanda políticas públicas concretas que permitan volver a sembrar los campos.

Daños incontables y el desafío inflacionario

Además de la producción de granos hay otros sectores que están siendo seriamente afectados por la sequía, que si bien tienen menor peso nominal en las cuentas del Estado, tienen un impacto directo en el precio de los alimentos y, por ende, en la inflación del país.

Siendo la categoría "Alimentos y bebidas no alcohólicas" el rubro de mayor incidencia en el Índice de Precios al Consumidor que elabora el INDEC, cuesta pensar que una menor oferta de alimentos no tensione los precios del mercado doméstico.

Actividades pecuarias, como lo son la lechería y la ganadería, están sufriendo pérdidas incontables. Los campos no tienen pasturas para que coman los animales y la comida escasea.

Peor aún, la falta generalizada de agua sumado a las altas temperaturas ocasionó una gran mortandad de animales, teniendo un impacto directo en la oferta de leche, quesos, huevos y carne bovina, porcina y aviar, entre otros alimentos.

Con 175 millones de hectáreas en riesgo de sequía, las consecuencias ya se empiezan a estimar.
Con 175 millones de hectáreas en riesgo de sequía, las consecuencias ya se empiezan a estimar

Según el Mercado Ganadero de Rosario (Rosgan) actualmente hay 26 millones de cabezas de ganado bajo riesgo, solamente en bovinos.

Por otro lado, economías regionales dedicadas a la producción de yerba mate, arroz, frutas, verduras, miel, vino y cítricos, también comenzaron a contabilizar sus pérdidas.

Medidas oficiales y críticas

Ante esta situación crítica del campo argentino el Gobierno Nacional ya destinó, desde el 4 de enero a la fecha, casi 20.000 millones de pesos para asistir a los productores afectados por la sequía, a través de diferentes programas.

Si bien este número puede sonar abundante y probablemente algunos productores puedan hacer uso del beneficio, la realidad es que sólo representa el 1% de las pérdidas estimadas que tendrá el sector agropecuario durante este año.

Por este motivo, desde Federación Agraria Argentina emitieron un comunicado asegurando que "el rol del Estado frente a estas situaciones de emergencia y/o desastre ha sido insuficiente", considerando que "la decisión ha sido abandonar a los productores".

Elbio Laucirica, presidente de Coninagro, sostuvo en esta línea que "pagar retenciones cuando vamos a tener el 50% de la producción es un disparate, al igual que pagar anticipos de ganancias que no vamos a tener".

Temas relacionados