iProfesionaliProfesional

La FED anuncia si sube las tasas de interés: por qué genera expectativa en los mercados de Argentina y el mundo

La última suba de esa tasa se produjo el 14 de diciembre del año pasado cuando la FED decidió una suba de 0,25% luego de cuatro mega subidas de 0,75%
01/02/2023 - 11:00hs
La FED anuncia si sube las tasas de interés: por qué genera expectativa en los mercados de Argentina y el mundo

Luego de la espectacular suba que tuvieron en enero los activos financieros mundiales y en particular las acciones y los bonos argentinos, el elemento más importante para ver cómo se seguirán comportando esos activos es la decisión que tome la Reserva Federal (FED) de los Estados Unidos, cuyo comunicado y posterior conferencia de prensa será hoy.

Luego de las 16.30 la FED anunciará su primera decisión sobre la tasa de interés de Fondos Federales que de acuerdo a las proyecciones de los analistas podría ser de 25 puntos básicos lo que llevaría la tasa de interés de corto plazo en los EEUU al 4,50 - 4,75% anual. En el caso que la suba fuese mayor es probable que esto golpee a los mercados mundiales y en particular a la Argentina.

La última suba de esa tasa se produjo el 14 de diciembre del año pasado cuando la FED decidió una suba de 0,25% luego de cuatro mega subidas de 0,75% que llevaron la tasa a un rango del 4,25 al 4,50% tras comenzar el año en prácticamente cero.

Desde ayer el foco de los mercados financieros está puesto en tres eventos de bancos centrales importantes: la reunión del Comité de la Reserva Federal de Estados Unidos y la reunión del Banco Central Europeo y para la región la primera reunión del Banco Central de Brasil del tercer mandato de Luis Lula Da Silva.

Los mercados ya descuentan con un 98,1% de probabilidad que el incremento de la tasa de interés de corto plazo será de 25 puntos básicos. En caso de confirmarse marcará una gran diferencia respecto a los anteriores 4 aumentos.

Sería el menor incremento desde que la FED inició su ciclo de endurecimiento hace 10 meses y los mercados prevén una última suba en marzo hasta 4,9%, difiriendo del máximo que esperaba alcanzar la Fed de 5,1%.

s
Para frenar la inflación, la FED anunciará su primera decisión sobre la tasa de interés de Fondos Federales

Los mercados del mundo y de Argentina al compás de la decisión de la FED

El mercado también espera que la FED deje de subir las tasas a mediados de marzo e incluso descuenta una marginal baja hacia fines de año, posiblemente asociada a la dinámica mayor esperada de la actividad económica.

En el marco relacionado con las decisiones de la FED podemos citar lo siguiente:

1) Hay dos grupos de decisiones las relacionadas con el nivel de actividad económica y el mercado laboral y las asociadas a la inflación.

2) La FED tiene un objetivo de inflación de largo plazo del 2%, target que rectificó en todas sus proyecciones macroeconómicas del 2022 a pesar de la aceleración inicial y desaceleración posterior que tuvieron los precios a lo largo del año. Por el momento parecería que los precios todavía tienen un gran recorrido para volver a tasas "tolerables" para la economía estadounidense.

3) La evolución del IPC en el último trimestre del 2022 anualizada se ubica en 1,8%, mientras que la núcleo todavía tiene camino por recorrer (3,1%).

4) Los principales motores de la aceleración inflacionaria del primer semestre del 2022 fueron la energía y los alimentos que en los últimos meses también fueron los grandes factores de la desaceleración inflacionaria, producto de una deflación en el precio de los commodities y de la energía a nivel global y en EE.UU.

s
El sendero de la política monetaria de la Fed y sus consecuencias sobre las economías emergentes y la Argentina

5) El factor "núcleo" que mayor incidencia tuvo en los últimos registros de inflación fueron los servicios. Este componente del IPC no está particularmente expuesto a shocks internacionales ni a estacionalidades, por lo que los bancos centrales suelen prestar particular atención a la dinámica de estos precios, pudiendo ser estos entendidos como un reflejo más fiable de la velocidad crucero de los precios excluyendo factores exógenos o estacionales.

6) Con respecto al futuro de la tasa de interés de corto plazo debemos considerar que es lo que hizo en el 2022 la FED en un año que estuvo marcado por una importante modificación en la dirección de la política monetaria de los EEUU y del mundo.

Lo que ocurrió hasta ahora que en respuesta a una inflación que mostró ser menos transitoria de lo que la FED esperaba el banco central estadounidense genero la suba de tasas nominal más acelerada de los últimos tiempos

Por otro lado, se espera que el BCE aumente la tasa en 50 puntos básicos. La entidad, comenzó un poco más tarde su apretón monetario, y la inflación de la Zona Euro aún no ha dado indicios contundentes de una desaceleración, con lo cual no se espera un cambio en su tono para esta reunión.

El impacto de la inflación de Estados Unidos

Los efectos del apretón monetario más fuerte de los últimos 40 años para frenar la inflación más alta de las últimas 4 décadas se comenzaron a observar desde octubre del 2022 cuando las tasas de interés de largo plazo llegaron a un techo y luego comenzaron a bajar. Este movimiento provocó lo que los analistas llaman un mundo "risk on", en donde los inversores fueron a buscar rendimiento en los mercados de deuda.

Esto generó que bonos de países de riesgo como Nigeria, Sri Lanka, El Salvador, Pakistán, y, Argentina, reflejaron subas muy relevantes medidas en dólares. El resultado del apretón monetario se comenzó a notar a partir del último trimestre del año pasado donde la inflación comenzó a bajar.

s
Una Fed más preocupada por la actividad que por la inflación que puede impulsar la demanda por activos emergentes

Por otro lado, se observa que los recientes análisis de inflación de los EEUU confirman una marcada desaceleración luego de haber alcanzado un máximo interanual del 9% en junio del año pasado, el IPC estadounidense registró seis meses consecutivos a la baja y finalizó el 2022 en 6,4%.

En tanto que la llamada inflación núcleo que, por su parte, promedió un 6,1% anual en el 2022 y finalizó el 5,7% interanual.

"En resumen, la economía estadounidense operó en los últimos meses con niveles de inflación más próximos a los deseables por la Reserva Federal. Esto se vio reflejado en la última decisión de política monetaria de la Fed (subió la tasa en 50 bps vs 75 bps en las cuatro reuniones previas), y también se observa en las subas de tasas que "pricea" el mercado: las probabilidades implícitas en el mercado de tasas descuentan únicamente dos subas adicionales de 25 bps para las próximas dos reuniones" destaca un reciente informe de la consultora Invecq.

El trabajo explica además que este escenario descontado por el mercado es de suma relevancia para la economía global, los emergentes y Argentina en particular: una Fed más preocupada por la actividad que por la inflación que puede implicar un año monetariamente menos restrictivo e impulsar la demanda por activos emergentes, como ya se dio en enero.

A su vez, en materia de precios el impacto de la inflación "importada" podría ser menor. No obstante, estas dinámicas se combinan con una economía global en marcada desaceleración.

Por caso, aunque China está reabriéndose al mundo (continuaban las restricciones sanitarias), en el 2022 tuvo la menor tasa de crecimiento desde que adoptó el capitalismo. Brasil, nuestro principal socio comercial, crecería este año a lo sumo un 1%, muy por detrás del promedio global y de otros socios comerciales de argentinos.

Lo concreto es que el foco inflacionario que fue la principal preocupación del 2022 y en especial del primer semestre, parecería lentamente volver a niveles más aceptables para las economías desarrolladas.

No obstante, el foco de riesgo se traslada a la actividad, especialmente en lo que respecta a la eurozona y a un magro crecimiento esperado de nuestro principal socio comercial, Brasil. Mientras que el ciclo de suba de tasas posiblemente encuentre una pausa en el corto plazo, todas las luces apuntarán a los próximos datos de actividad económica en Estados Unidos para definir el sendero de la política monetaria de la Fed, y sus consecuencias sobre las economías emergentes y la Argentina.

Temas relacionados