iProfesional

Inflación de tres dígitos: ¿la suba de precios puede agravarse en el corto plazo?

El economista Salvador Vitelli analiza para iProfesional las tensiones latentes que persisten en la economía y podrían empeorar la suba de precios
Por Salvador Vitelli
16/03/2023 - 13:00hs
Inflación de tres dígitos: ¿la suba de precios puede agravarse en el corto plazo?

¿Todavía no se vio lo peor en materia de inflación? Esa es la gran incógnita que se plantea luego de que febrero marcó un IPC del 6,6% mensual, indicando una interanual del 102,5%. Nos encontramos transitando la interanual más alta desde octubre de 1991, luego del estallido de la hiperinflación. La variación de precios que estamos transitando es la más alta del siglo. Sí, del siglo.

¿Qué esperar de cara a los próximos meses? La misma inercia e indexación de la economía genera fuertes problemas para frenar este mal que azota a nuestro país.

Variables que ajustan por inflación pasada, expectativas nulas sobre una posible mejora de las condiciones actuales, precios relativos completamente distorsionados, Banco Central con baja disponibilidad de dólares y drenando reservas de manera diaria, la seca que atenta con el ingreso actual y, sobre todo, futuro de divisas, hace pensar que cada vez nos encontramos más lejos de esa inflación que el ministro Sergio Massa estableció como objetivo para abril, comenzando con el "3,…%".

Por el contrario, lo que se plantea es un escenario donde se vislumbra baja probabilidad de ver en el corto plazo inflaciones que queden en promedio por debajo del 5,5%/6%, si se piensa estrictamente en:

  • Un Banco Central cuya intervención en el mercado secundario ha sido destinada a financiar las licitaciones del Tesoro, y que probablemente lo siga haciendo en el futuro de cara a los vencimientos que no entraron en el canje del presente mes.
  • Una posible reedición del "Dólar Soja".
  • La ley de moratoria previsional.
  • Pérdida de recaudación tributaria por la sequía.

Sumado a ello, en meses como abril y mayo suele caer la demanda de dinero, generando mayores presiones inflacionarias.

La asistencia del BCRA en el sostenimiento de los bonos del Tesoro, combinado con el drenaje de reservas, agudizará la inflación
Vitelli prevé que la asistencia del BCRA para financiar al Tesoro, combinado con el drenaje de reservas, agudizará la inflación

En la búsqueda de culpables encontraremos en la discursiva a los más diversos actores: el sector empresarial que sube continuamente los precios, la guerra de Ucrania-Rusia, la salida del ministro Martín Guzmán, los turistas que en enero demandaron mucho hoteles y restaurantes… Y por la inflación de febrero quizás se culpe a los aumentos de la carne (aunque no se mencione el fuerte atraso en términos reales que tuvo durante 2022).

Siempre habrá un "perejil", pero lo cierto que hasta ahora ninguna receta pudo parar la inflación incesante.

Cada gestión de gobierno, con más inflación que la anterior

El deterioro del poder de compra de la moneda fue atroz, donde lamentablemente nos hemos acostumbrado a vivir en la aceleración constante, cuyo transitar genera vértigo y el "quedarse quieto" ya no es una opción debido a que sale cada vez más caro.

El poder de compra del peso se erosiona cada día. Solo en febrero, el poder adquisitivo de la moneda perdió un 6,2% y en 2023, un 11,5%. Es decir, tanto el efectivo como los depósitos a la vista sin remuneración (pasivos) financian al Estado, cuyo déficit cubre con emisión monetaria, junto con la emisión que conllevan los tipos de cambios diferenciales -en pos del NO sinceramiento cambiario-, al que se le agrega la emisión por la compra de títulos en el mercado secundario para sostener paridades e intervenir en los dólares financieros, etc.

El viejo refrán "Mal de muchos, consuelo de tontos", hace referencia a que, en verdad, una desgracia no es más llevadera solo por el hecho que otros se encuentren en la misma situación, ¿está de acuerdo?

Para dilucidar esta incógnita, haré foco en datos duros y brindando algo de perspectiva. Para el mismo momento de tiempo de cada gestión desde Néstor Kirchner en adelante, la gráfica no es demasiado alentadora y arroja los siguientes resultados:

Inflación acumulada en cada período presidencial. Fuente: Salvador Vitelle en base a INDEC e IPC San Luis
Inflación acumulada en cada período presidencial. Fuente: Salvador Vitelle en base a INDEC e IPC San Luis

Al mismo mes de cada gestión, la inflación que lleva/ba acumulada cada presidencia, ordenados en ránking (donde el premio justamente no se lo lleva el primero), es:

  • Alberto Fernández: 368%.
  • Mauricio Macri: 172%.
  • Cristina Fernández de Kirchner (segunda gestión): 138%.
  • Cristina Fernández de Kirchner (primera gestión): 87%.
  • Néstor Kirchner: 27%.

Es llamativo que se encuentre ordenado de la misma manera en que se sucedieron las distintas gestiones, cada presidencia con mayor inflación que la anterior, ¿o no?.

La persistencia de desajustes estructurales, como el déficit fiscal crónico, está en la base de la inflación creciente, sostiene Vitelli
La persistencia de desajustes estructurales, como el déficit fiscal crónico, está en la base de la inflación creciente, sostiene Vitelli

Una reflexión final

No hay que subestimar, sin dudas la inflación es una gran adversaria; ha puesto en jaque a más de una presidencia. Erradicarla es y será uno de los desafíos a cumplir para los meses y años venideros. Es poco probable encontrarnos con una gestión exitosa que no logre "tomar el toro por las astas".

El déficit fiscal crónico al que se ha sometido la Argentina, financiado principalmente con emisión no ha hecho otra cosa que financiar el fisco a costa de la población con menor poder adquisitivo. Es el "impuesto" más corrosivo de los últimos años, el cual ni siquiera ha sido sometido a discusión del parlamento y/o la voluntad popular.

Mientras tanto, la clase media se encuentra en extinción con escasa capacidad de ahorro, donde los sueños de la casa propia, y tantos otros más, son cada vez más lejanos.