iProfesional

Se demora el intercambio de información tributaria con EE.UU.: ¿AFIP es vulnerable a filtraciones?

La secretaria del Tesoro, Yanet Yellen, aún no ratificó el cumplimiento de estándares de seguridad informáticos de AFIP para poner en marcha el FATCA
Por Antonio D’Eramo
05/06/2023 - 19,45hs
Se demora el intercambio de información tributaria con EE.UU.: ¿AFIP es vulnerable a filtraciones?

Si bien la gestión del ministro de Economía, Sergio Massa, ha logrado aceitar el vínculo con las autoridades de Washington y consiguió importantes datos que llevaron, por ejemplo, a su equipo en la Aduana, a aportar pruebas judiciales contundentes contra los directivos de la arenera NRG Argentina acusados de contrabando de importación agravado, esta información sensible se consiguió a través de los tratados bilaterales firmados con anterioridad, durante el gobierno de Cristina Fernández y de Mauricio Macri, denominados IGA (Intergovernmental Agreement) que tuvo dos versiones.

La historia de los acuerdos de información fiscal con los Estados Unidos proviene desde la administración estadounidense de Barack Obama.

Hace seis meses, el ministro Massa y el embajador de Estados Unidos Marc R. Stanley suscribieron un Acuerdo Intergubernamental para facilitar la implementación de la ‘Foreign Account Tax Compliance Act’ (Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras).

Esta norma, que viene de los tiempos demócratas y continuó con vigencia durante la administración de Donald Trump en EE.UU. y de Mauricio Macri en Argentina, tiene por objetivo mejorar el cumplimiento tributario internacional. En el caso particular, el acuerdo permite el intercambio recíproco de cierta información de cuentas financieras entre Argentina y Estados Unidos.

AFIP: Estados unidos pule detalles del acuerdo de información fiscal

El consejo Profesional de Ciencias Económicas explicó a sus miembros que "la Ley mencionada es una norma de Estados Unidos aprobada por el Congreso en 2010 y firmada por el presidente Barack Obama que entró en vigencia en el año 2013, se trata de una ley extraterritorial. Su objetivo es el control de la evasión fiscal por el gobierno de Estados Unidos mediante la identificación de los ciudadanos de ese país y residentes en él que tengan dinero, cuentas o fondos depositados en instituciones financieras extranjeras".

Ante esto se requiere obligatoriamente a todas las instituciones financieras del mundo para que identifiquen e informen de los ciudadanos y residentes norteamericanos que tengan depósitos e inversiones en esos bancos poniendo a disposición del Internal Revenue Service (IRS), organismo fiscal de Estados Unidos, esta información.

Por ahora, el gobierno argentino está obligado
El gobierno argentino debe informar sobre depósitos estadounidenses en sus bancos, pero todavía no es recíproco.

El gobierno de Biden sospecha que AFIP puede sufrir filtraciones

Ahora bien, el 30 de mayo pasado se informó que el administrador federal de Ingresos Públicos, Carlos Castagneto y su par del Internal Revenue Service (IRS), Holly Paz, suscribieron un acuerdo de autoridad competente que tiene por objeto establecer las normas y procedimientos para el intercambio automático de la información definido en el acuerdo FATCA.

El periodista y analista económico Carlos Lamiral, señaló que " ...como perdido en un informe del sitio Argentina.gob.ar sobre el acuerdo de intercambio de información fiscal, se señala al final del texto: 'EEUU debe remitir una nota a Argentina que dé cuenta del cumplimiento de los correspondientes estándares de seguridad de la información y de la infraestructura para el intercambio automático'. Ese requisito figura en el punto N 7 y 8 del acuerdo suscripto".

Pues bien, esa carta está ausente.  

Acaso, la diplomacia estadounidense no está dispuesta a que una de sus principales funcionarias, la poderosa titular del Departamento del Tesoro, Janet Yellen, firme un cheque en blanco que certifique la calidad del secreto fiscal en Buenos Aires en pleno proceso eleccionario en Argentina.

Todo indica que la carta llegará con la conformación de un nuevo gobierno en el país que fortalezca la presunción de que no existirán ningún tipo de filtraciones a la prensa o a factores de poder acerca de la información sensible que se comparta entra las dos naciones.

Lo cierto es que por el momento el acuerdo está vigente pero no es recíproco. La Argentina se encuentra obligada a pasar información de los ciudadanos estadounidenses en nuestro país, pero el gobierno de Washington no tiene la misma obligación porque falta la nota firmada de puño y letra por Janet Yellen.