Créditos UVA: tras aprobarse en Diputados, el proyecto que los modifica avanza en el Senado, ¿cuándo se puede aprobar?

El oficialismo apura la iniciativa, que propone ajustar el pago de la deuda a los ingresos de los morosos y evitar que sean desalojados de las viviendas
21/09/2023 - 18:35hs
Créditos UVA: tras aprobarse en Diputados, el proyecto que los modifica avanza en el Senado, ¿cuándo se puede aprobar?

Al calor del debate por la ley de alquileres que el Senado trataría la semana próxima en el recinto, la cámara alta logró hoy firmar el dictamen del proyecto para establecer modificaciones al sistema de créditos hipotecarios UVA, que ya tiene media sanción en la Cámara de Diputados.

Tras escuchar días atrás a entidades financieras y de las asociaciones que aglutinan a los tomadores de créditos UVA, la iniciativa recibió hoy dictamen en la comisión de Presupuesto del Senado y está en condiciones de aprobarse en el recinto la semana próxima.

El Gobierno espera aprobar el proyecto de Créditos UVA la semana próxima

De todos modos, de aprobarse, la iniciativa recibirá algunos cambios por lo que deberá volver a la Cámara baja en segunda revisión.

Entre otras cuestiones, la iniciativa promueve atender la situación de los tomadores de créditos hipotecarios UVA, en base al planteo de que la cuota a abonar no deberá superar el 30% de los ingresos de los deudores, a lo que se agrega la suspensión de los desalojos por un plazo de un año.

Sin embargo, en el dictamen del oficialismo se agregaron algunos puntos que cambian el proyecto original.

En principio, se dejan sin efecto las cláusulas de ajuste UVA-UVI para todos los préstamos que tengan por destino adquisición de vivienda única y se las sustituye por un mecanismo de indexación por el Índice de Salario que publica el INDEC.

Avanza en Senado el proyecto sobre creditos UVA
Avanza en Senado el proyecto sobre creditos UVA, que podria tratarse la semana próxima en el recinto.

Además, se ordena la realización de nuevos mutuos, proponiendo una novación (la transformación de una obligación en otra) en la que el capital debe retrotraerse al 31 de agosto de 2019, sobre el cual hay que restarle las porciones de capital que están contenidas en las cuotas que se hayan abonado entre esa fecha y la fecha del mutuo nuevo.

En el dictamen oficialista, a partir de allí se ajusta por el índice de salarios con más interés del 3,5% nominal anual.

Además, el recálculo que deben hacer para novación las entidades financieras debe ser con fecha de 1 de septiembre de 2023: todos los cálculos para el nuevo crédito deben ser con esta fecha.

Asimismo, se establece como autoridad de aplicación al Banco Central y se le insta a que, a través de las entidades financieras que otorgan los créditos, se ponga en práctica un programa de difusión en materia financiera para los clientes actuales y futuros, poniendo énfasis en los riesgos que se toman ante determinados productos que ofrece el banco para evitar las publicidades confusas.

Además, se puntualizó que en el caso de que la relación cuota ingreso no calce en el 30 por ciento de los ingresos del tomador del crédito, las entidades bancarias deben establecer métodos para llegar a un acuerdo, pero siempre teniendo en cuenta la Ley de Defensa del Consumidor.

Finalmente, el proyecto mantiene los artículos para que quiénes estén alcanzados por el Impuesto a las Ganancias podrán deducir anualmente hasta tres salarios mínimos, mientras que los deudores podrán vender su propiedad y el crédito existente.

El proyecto busca dar solucion a la problematica por los creditos UVA.
El proyecto busca dar solución a la problemática por los créditos UVA.

Además, la iniciativa prevé la creación de un fondo fiduciario para hacerse cargo de hasta tres cuotas del crédito en caso de que el deudor se encuentre en cese laboral.

Créditos UVA: el debate en comisión

Para el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Ricardo Guerra, "el sistema de ajustes de préstamos UVA es un sistema que trajo muchos problemas" y explicó que se busca "trabajar en la búsqueda de un equilibrio para que los deudores paguen de manera razonable y las entidades financieras tengan una rentabilidad razonable".

En esa línea, la bonaerense Juliana Di Tullio, pidió firmar el dictamen "en disidencia" porque, según precisó estaba "preocupada por el patrimonio del Banco Provincia" ya que "el sistema público se hace cargo de la pérdida, pero no el sistema privado".

En tanto, desde la oposición, el radical Víctor Zimmermann dijo que "el sistema de cuotas UVA es un buen sistema" pero, sostuvo que "el problema es la inflación", mientras que el porteño de Evolución Radical, Martín Lousteau afirmó que "se va a tocar una línea de créditos que tiene solo un uno por ciento de mora" y destacó que "la mayoría de los préstamos fueron otorgados por bancos públicos que no ejecutan a nadie que tenga voluntad de pagar".

El proyecto había sido aprobado el 6 de julio pasado en Diputados con 134 votos (con el respaldo del Frente de Todos, Interbloque Federal, y Provincias y la UCR y el rechazo de 40 diputados del PRO, los libertarios y la izquierda, mientras que 18 se abstuvieron, del Interbloque Federal y diputados de la UCR, Evolución Radical y Coalición Cívica).

Uno de los principales puntos del proyecto es que modifica el sistema de actualización de los créditos hipotecarios UVA, definido durante el Gobierno de Mauricio Macri, que establece a la evolución de la inflación como parámetro de ajuste de las cuotas.

La cuota a abonar por los tomadores de ese tipo de crédito no deberá superar el 30% de los ingresos de los deudores.
La cuota a abonar por los tomadores de ese tipo de crédito no deberá superar el 30% de los ingresos de los deudores.

Entre otras cuestiones, establece la suspensión por un año de los juicios de desalojo, lanzamientos, embargos o cualquier tipo de medidas preventivas o cautelares en trámite sobre aquellas viviendas adquiridas a través de este tipo de crédito.

Contempla además que, al momento de ejercer la opción, la cuota a abonar por los tomadores de ese tipo de crédito no deberá superar el 30% de los ingresos de los deudores.

Por otra parte, quienes estén alcanzados por el impuesto a las Ganancias podrán deducir anualmente hasta tres salarios mínimos, mientras que los deudores podrán vender su propiedad y el crédito existente.

También, prevé en caso de que el deudor se encuentre en cese laboral, el Fondo se hará cargo de hasta tres cuotas.

Este debate se produce en un momento en el que los créditos hipotecarios están en los niveles más bajos de la historia de la Argentina, ya que sólo representan el 4,4% del crédito total al sector privado.

Según un informe del Banco Central, desde fines de 2019 cayeron más del 65 por ciento.

El proyecto que logró dictamen en el Senado
El proyecto que logró dictamen en el Senado busca bajar el porcentaje en la relación cuota - ingreso.

De acuerdo a esos datos, el crédito hipotecario al sector privado pasó de u$s17.094 millones en marzo de 2001 a u$s1.557 millones en junio de 2023 –lo que representa una baja del 89%- al tipo de cambio oficial.

El informe también revela que si se analizan solo los últimos 10 años, el máximo se dio en enero del 2019 cuando representaron el 10,5% del crédito al sector privado.

Puntos centrales del proyecto de Créditos UVA

  • Bajar el porcentaje en la relación cuota-ingreso.
  • Desde hace más de dos años se dispuso que la relación cuota-ingreso no podía superar el 35%, es decir, que nadie podía pagarla si superaba ese porcentaje de los ingresos que acreditaba por mes. La mejora que trae la ley es bajar ese porcentaje en un 5%.
  • Propone que los valores se ajusten mediante el RIPTE (aumento de salarios) y no sobre el UVA, que establecía la evolución de la inflación como parámetro de ajuste de las cuotas.
  • Suspensión por un año de los juicios de desalojo, lanzamientos, embargos o cualquier tipo de medidas preventivas o cautelares en trámite sobre aquellas viviendas adquiridas a través de este tipo de crédito.
  • Quienes estén alcanzados por el Impuesto a las Ganancias podrán deducir anualmente hasta tres salarios mínimos, mientras que los deudores podrán vender su propiedad y el crédito existente.
  • Se crea un Fondo Fiduciario que podrá abonar hasta tres cuotas mensuales en caso de que el deudor se encuentre en cese laboral.

Créditos UVA: el proyecto no tiene aval de las entidades privadas

Las entidades privadas nacionales y extranjeras (ABA y Adeba) emitieron un comunicado conjunto en el que advirtieron que la iniciativa dificultará el desarrollo del crédito hipotecario en nuestro país por muchos años.

"ABA y ADEBA reiteran su posición respecto a los efectos negativos del proyecto de Ley aprobado en la Cámara de Diputados sobre los créditos hipotecarios UVA". Y agregaron: "En caso de avanzar en el Senado, dificultará el desarrollo del crédito hipotecario en nuestro país por muchos años. Más allá de las buenas intenciones, los efectos serán los contrarios a los buscados como ya sucedió con la denominada Ley de Alquileres".

Además las entidades señalaron que "será muy difícil atraer los recursos necesarios para desarrollo del crédito hipotecario para la vivienda, en la medida que sea factible que el Congreso modifique los contratos pactados entre particulares". Y consignaron que "esta cuestión deben tenerla en cuenta tanto los legisladores del oficialismo como de la oposición".

Para
Para ABA y ADEBA, el proyecto de créditos UVA que aprobó el Senado dificultará el desarrollo del crédito hipotecario.

¿Qué son los créditos UVA?

El sistema de actualización de los créditos hipotecarios UVA fue definido durante el gobierno de Mauricio Macri y establece a la evolución de la inflación como parámetro de ajuste de las cuotas.

Actualmente, en el país hay 95.000 créditos hipotecarios UVA vigentes. De ese total, el 1,2% está en situación irregular, esto quiere decir que ese porcentaje tuvo algún problema para estar al día con sus cuotas.

Según datos del Banco Central, solo 1576 tomadores de créditos se presentaron para manifestar que no podían pagar el crédito.