iProfesional

Duro revés para el país: Javier Milei pronosticó que habrá estanflación, ¿de qué se trata?

A casi 10 días de asumir como presidente, el libertario adelantó que Argentina vivirá un período de "estanflación" que "va a impactar negativamente"
Por iProfesional
29/11/2023 - 17:56hs
Duro revés para el país: Javier Milei pronosticó que habrá estanflación, ¿de qué se trata?

El próximo 10 de diciembre, Javier Milei asume como presidente, pero en la previa el libertario comenzó a exponer las políticas que llevará adelante duranta su gobierno. La economía será uno de los puntos mas calientes de su gestión y adelantó que el país vivirá los efectos de una "estanflación" como consecuencia de las medidas que implementará para alcanzar un "reordenamiento fiscal".

El presidente electo señaló que "va a haber una estanflación porque cuando hagas el reordenamiento fiscal va a impactar negativamente en la actividad económica". Esto tendrá un efecto negativo en la economía de los argentinos, donde el panorama Inflacionario no es bueno: noviembre se posiciona como mes récord, y todo apunta a que diciembre lo superará.

Para poder "dar contención a los caídos" por las medidas económicas que se implementarán, Milei explicó que "la única billetera que va a estar abierta", en relación a los fondos que permitirá destinar a la estructura del Estado, será para el nuevo Ministerio de Capital Humano, que reunirá a las áreas de Educación, Trabajo, Salud y Desarrollo Social.

Al mismo tiempo, Milei explicó que "la inflación tiene que ver con lo que vos hiciste en política monetaria hace 24 meses y eso ya fue decidido, ya fue hecho. La política monetaria actúa con rezagos". Y sostuvo que los números seguirán siendo altos "porque es el resultado del descalabro que hizo este Gobierno".

"Estamos creando todos los mecanismos para detener la emisión de dinero para que en un lapso de entre 18 a 24 meses (se pueda) terminar con la inflación", remarcó el libertario, y agregó: "La convertibilidad, que funcionaba bajo esa misma regla, tardó 20 meses".

¿Qué es la estanflación?

El término "estanflación" es un juego de palabras: "estancamiento e inflación"; y significa que los precios se mantendrán en alza, a un ritmo acelerado, y que la actividad económica del país sufrirá una caída.

El plan de Milei apunta a terminar con la inflación en un lapso de entre 18 a 24 meses

Este fenómeno económico no es la primera vez que se produce en Argentina: el primer año de estanflación nítida fue 1976, en el inicio de la dictadura de Jorge Rafael Videla, con un PBI que cayó 2% en medio de una inflación de más del 400%, aunque podría tomarse el antecedente de la segunda mitad del año anterior, durante la presidencia de María Estela Martínez de Perón, con la aplicación de lo que posteriormente se conoció como "rodrigazo".

Esta complicada combinación -de inflación y estancamiento económico- volvió a registrarse en 1978, 1981 y 1982, y dejó una situación preocupante para los gobiernos democráticos que se sucedieron a partir de 1983.

El Plan Austral de 1985 procuró ponerle fin a la continuidad del tándem, aunque no pudo evitar que ese año la inflación se ubicara en un 385% y la economía registrara un descenso del 7%.

El presidente Raúl Alfonsín y su ministro Juan Sourrouille debieron esperar al año siguiente para mostrar estadísticas mejores, en un alivio parcial que quedó trunco en 1988 (-2% de evolución del PBI y 387,7% de inflación) y se expresó con virulencia al año siguiente, con una hiperinflación de cuatro dígitos con una economía que tuvo una caída del 7%, performance que, con menor intensidad, se repitió en 1990, ya con Carlos Menem en la Casa Rosada.

La implementación en 1991 del régimen de Convertibilidad interrumpió por una década la continuidad de la estanflación, ya que si bien hubo años de caída de la actividad, esta vez fue la inflación la que estuvo ausente. Hasta el 2002, con el peor registro en lo que se refiere a la evolución del PBI (-10,9%) y una inflación del 40,9%, concentrada en los primeros meses del año.

Luego de ese registro, la coexistencia de las dos variables volvió a darse en 2009, 2012, 2014, 2016, 2018, 2019 y 2020, de lo que se desprende que la estanflación estuvo presente en la Argentina en por lo menos 16 de los últimos 48 años.

Alerta para Milei por la inflación

El proceso inflacionario, que en la Argentina causa estragos en la población, se agravó en estas últimas jornadas. Y es muy probable que tome una velocidad todavía más exacerbada a partir de la última semana de noviembre.

Distintas empresas fabricantes de alimentos comenzaron a aplicar fortísimos aumentos de precios, que llegan al 50%, pero que en algunos casos -como en panificados- superan incluso el 100%.

Luis "Toto" Caputo, quien será el ministro de Economía a partir del 10 de diciembre, tendrá bajo su responsabilidad que esta dinámica no se espiralice.

Caputo, el elegido para integrar el ministerio de Economía de Milei

Está claro que las empresas formadoras de precios se están adelantando a lo que viene: una devaluación, con la posterior unificación del mercado cambiario.

Milei ya dijo que recién podrá eliminar el cepo una vez que resuelva "la bola de las Leliqs". Un diagnóstico que no creen algunos economistas de Juntos por el Cambio, que ponen la mira más en la cuestión fiscal que en esas Letras como prioridad para encaminar la crisis.

Hasta la unificación -la salida del cepo-, seguramente habrá un nuevo tipo de cambio para salir del atraso del actual dólar oficial de $356. Esa cotización, que a precios de hoy, podría ser de $650 o $700, provocará una suba de los precios de los alimentos muy fuerte.

Milei ya adelantó que no está de acuerdo con los controles de precios ni con programas de regulación, como "Precios Justos". Esa fue la señal de largada que tomaron las compañías para concretar (y planear) las fuertes remarcaciones.

Otros mercados también tomaron nota: sucedió en Cañuelas, con el precio del ganado en pie, que subió entre 10% y 15% en la última jornada de operaciones.

Las consultoras proyectan inflación récord para el mes de noviembre

Y también ocurrió en nichos como en la construcción y en sectores vinculados a los importados, que están cotizados a una cotización del dólar más elevado.

Proyectan inflación récord para noviembre

La inflación de este mes se encamina a transformarse en el récord anual. Aunque diciembre la superará, seguramente.

Lo distintivo es que la disparada de los precios se está dando aun cuando no hubo una devaluación.

Sí hubo, en cambio, la aparición de un "dólar exportador" -de $500 hasta la semana pasada, y de $620 a partir de ahora- que trastocó los precios internos.

Evidentemente, a los formadores de precios, ese "dólar exportador" sirve como referencia de lo que puede venir, y envían nuevas listas con valores ajustados.

El director de una de las compañías de alimentos más grandes del país calculó, a pedido de iProfesional, que la mitad del volumen de ventas de esa empresa ya está cotizado a un dólar superior a $500 e inferior a $800, dependiendo de cada producto. Y se encarecen por encima de la inflación promedio.

Fabricantes de alimentos empiezan a aplicar fuertes incrementos en el precio de alimentos

La otra mitad, en cambio, sigue a la inflación promedio. Tienen un ajuste de por lo menos 10% mensual.

Ante la incertidumbre de lo que vendrá -un dólar más alto a partir del 10 de diciembre, pero sin la seguridad de un control de la crisis-, esa compañía, así como también sus competidoras, iniciaron una carrera alcista en los precios de los alimentos.

Para tener una idea: la consultora Eco Go (Dal Poggetto y Menescaldi) estimó que la inflación promedio de las tres semanas de noviembre ya trepó al 15%. Un récord total. Un escenario de incertidumbre máxima.

Temas relacionados