Inversores recalculan precio del dólar, por posible baja de la inflación: qué valor pactan en el mercado de futuros

Nuevas perspectivas cambiarias por optimismo de inversores que descuentan menores niveles inflacionarios para los próximos meses.
20/02/2024 - 07:00hs
La era Milei con nuevas perspectivas cambiarias

La gestión de Javier Milei vuelve a sorprender al acomodarse las expectativas de los precios del dólar a cotizaciones menores a las esperadas por analistas, a pesar del tropezón- en la concreción de la Ley Ómnibus- que no se materializó en caída, sino por el contrario abrió nuevos pactos al dólar oficial reduciéndose drásticamente la curva de dólar futuro para todos sus plazos, hasta fin de año.

En la dinámica de esta mini semana, los mercados manifestaron claramente un guiño de confianza hacia el gobierno en materia cambiaria, especialmente en las brechas que volvieron a retomar el horizonte ideal para Caputo, que se ubica cerca del 30%

Este veranito cambiario, también tuvo su correlato en el mercado de dólar futuro, el cual opera como referencia de valores que puede tomar el tipo de cambio oficial en los próximos meses. Hubo una contundente baja, y recién a partir junio los contratos tienen un precio similar al que tienen los financieros en la actualidad, alineándose a estimaciones de expertos que advierten que el plan de Economía consistiría en evitar un salto cambiario profundo en el corto plazo, resistiendo con un nivel de microdevaluaciones del 2% mensual, ante una posible moderación de la inflación de aquí en adelante.

La desaceleración para los contratos fue muy brusca el pasado viernes, particularmente para mayo y junio, mes en el que el presidente de la Nación planea llevar adelante la salida del cepo. En concreto, para marzo el precio pactado culminó en $880,5 (-0,11%), para abril en $938 (-0,74%), para mayo en $996 (-3,30%)- perforando a la baja la barrera psicológica de los $1.000 -, y  para junio en $1.072 (-4,69%). Este desplome generalizado en la curva de contratos de dólar futuro evidencia un corrimiento profundo de expectativas devaluatorias hasta mitad de año, y a valores menores.

Desplome del precio del dólar oficial pactado por inversores

El ministro de Economía reiteró a viva voz en el fin de semana de Carnaval, además de algunos comentarios por redes sociales, que rechaza la idea de una devaluación, tal como temían expertos para marzo-abril. Por lo cual se fortalece la estrategia cambiaria en la que se trabaja en conjunto con Bausili, titular del BCRA.

Ambos funcionarios evidencian un alto grado de convencimiento de que los datos macroeconómicos de precios podrían ser tan favorables próximamente que el crawlling peg podría sostenerse por más tiempo, sin la necesidad depreciar el peso en la antesala de la cosecha gruesa.

Los contratos de dólar futuro muestran una reducción notable en las expectativas devaluatorias para los siguientes meses

Con respecto a este punto, Mauro Mazza jefe de research de Bull Market sostiene a iProfesional que "comenzamos a entender el plan de Milei-Caputo. Podrían estar buscando una convergencia cambiaria final para desde ahí saltar un nuevo régimen luego de junio.

Al tratar de ponerle un precio al dólar al que podrían ir tanto el oficial como los financieros, Mazza advierte que el valor estaría cercano al A3500 más el impuesto país, una cotización muy por debajo de la que se ofrecía en Matba Rofex hace un mes atrás, cuando ya presentaban en las pizarras un dólar oficial en torno a los $1.100 para el cuarto mes del año.

Sin embargo, el entendido en finanzas no descarta que en caso de haber algunas turbulencias cambiarias, la unificación final de los tipos de cambio requeriría de un pequeño ajuste muy minúsculo, en comparación con el realizado en diciembre por La Libertad Avanza (LLA), que sería menor al 20% para llegar a liberar el cepo.

Cierre masivo de posiciones en pesos

Esta calma cambiaria, que viene ligada a un plan económico de largo plazo donde eventualmente se dolarizaría el ámbito doméstico, avanza con paso firme por las licitaciones de pesos a una velocidad récord que favorece la decisión del Central de atarse las manos para no emitir y continuar ampliando la inflación, ya que tal cual Javier Milei lo describió en varias oportunidades la escalada de precios tiene una causa monetaria.

Las licitaciones tanto públicas como privadas a un ritmo semanal de $2 billones, contribuyen para acelerar la quita de moneda local de la plaza, indica Mazza, y señala que aún se deben retirar en torno a $25 billones de hoy. "A este ritmo para junio o julio podríamos tener a los pasivos remunerados cocinados", amplía.

"Nosotros creíamos que Caputo luego de las licitaciones del BOPREAL, que podrían estar terminando para mitad de marzo, acelerarìa las devaluaciones de la autoridad monetaria para converger a la inflación. Pero parece que no es la idea, y esto nos desorientó", comenta el experto de Bull Market.

Las posiciones en pesos se cierran con una velocidad de $2 billones semanales

Pero al desgranar el comportamiento de las SERIE 1 y 2 de este instrumento, elaborado para ayudar con el pago de importadores a sus proveedores del exterior, materializan un cierre masivo de posiciones en pesos, que antes eran cobertura, especialmente para la segunda versión que estaba hecha a medida de las Pymes. Esta prolongó un éxito en su última exposición de 480 ofertas, las cuales fueron adjudicadas en su totalidad por VN u$s1.170 millones.

"La destrucción de pesos podría extenderse hasta mitad del siguiente mes, y luego de la segunda mitad, con la cosecha gruesa, quizás el Tesoro sea mucho más contractivo en las licitaciones", atestigua.

Estabilidad cambiaria y de precios de largo plazo

En diversas ocasiones, en la última semana, tanto Javier Milei como Caputo enfatizaron la no negociabilidad del Déficit 0, con una mayor disminución en los gastos y en las trasferencias a las provincias, tras la interrupción en la Ley ideada para desregular la economía.

Además, las consecuencias de la restricción de financiamiento mediante emisión monetaria, podrían verse plasmadas en un bajón de los precios en un horizonte temporal menor al previsto. Es así como de PPI esbozan a iProfesional que una vez más, el mercado sobreestimó el dato de inflación de enero, por lo que la desaceleración de precios está siendo más marcada de lo previsto a costa de una recesión más profunda que la estimada inicialmente (la demanda "no convalidó" los aumentos de precios).

Precisamente, el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) esperaba que la inflación general recortara a 21,9% con (el top 10 a 22%) y que la inflación núcleo viajara al 22,9% (23,1% respectivamente). Por ende, la inflación de enero estuvo más en línea con las mediciones de alta frecuencia, que se ubicaban en torno a 20%, nivel que Caputo había insinuado en su cuenta de X.

"Mirando hacia adelante, prevemos una desaceleración inflacionaria tanto de la general como de la núcleo en febrero, aunque con la segunda descendiendo más rápido. En febrero la inflación general podría rondar 14%, mientras que la subyacente acercarse a 10/11%. Por ende, podría volver a ubicarse muy por debajo de lo anticipado por el REM para febrero (18% general y 18,2% núcleo), mostrando una rápida convergencia de los precios ante el plan de Milei", destacan desde el equipo de research de PPI.

En la misma línea Mazza destaca que está todo alineado desde lo técnico para que Milei pueda asegurar la estabilidad econòmica de largo plazo hacia junio con un cambio de régimen, y se plasmaría con la Dolarización y la competencia de monedas. Aunque para lograr este triunfo libertario se debería no sólo ir a una Dolarización con dólares, sino con una legitimación del sistema político que esta vez sí apoye esta solución final para la inflación.

Temas relacionados