Más artículos
Chavez: ya prestó u$s5000 M, pero cuesta el doble que el FMI

Chavez: ya prestó u$s5000 M, pero cuesta el doble que el FMI

Chavez: ya prestó u$s5000 M, pero cuesta el doble que el FMI
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, confirmó la compra de BODEN 2015 a una tasa de 10,6%. Es el interés más caro pagado desde la salida del default
Por iProfesional
08.08.2007 14.01hs Economía

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, confirmó ayer que su paí­s adquirió tí­tulos de deuda argentina por u$s500 M con sus reservas monetarias. (ver nota: Chávez, un amigo que le cuesta un poco caro a la Argentina)

Chávez dijo en una rueda de prensa que Argentina le habí­a solicitado, en primera instancia, la colocación directa de bonos por u$s1.000 M.

El gobernante venezolano señaló que comprar esa suma era "muy duro" para su paí­s, por lo que se resolvió realizar la operación en dos etapas, la primera de ellas concretada este lunes, y la segunda prevista para los "próximos meses".

Venezuela se ha convertido desde 2005 en una de las principales fuentes de financiamiento externo para el paí­s con millonarias compras de tí­tulos que el paí­s caribeño utilizó en parte para lanzar el año pasado los llamados "Bonos del Sur", cuya segunda emisión está planeada para este segundo semestre del año.

El viceministro de Finanzas de Venezuela, Rafael Izea, confirmó que la tasa será de 10,6%, la más cara pagada por la Argentina desde la salida del default.

Pero Chávez y su funcionario se encargaron de aclarar que "la parte argentina estableció el precio y la tasa".

Son BODEN 2015, que serán parte de otra emisión del Bono del Sur. En verdad, la tasa y el precio quedaron fijadas por el mercado, porque ese es el precio (y la consecuente tasa que rinde el bono) observado en los últimos dí­as.

Isea indicó que esos tí­tulos serán destinados a una nueva emisión de "Bonos del Sur", que tienen un componente de deuda pública nacional venezolana y otro de deuda argentina, a partes iguales.

Las compras de parte de Venezuela le permiten a Argentina afrontar sin sobresaltos sus compromisos de pago, que este mes suman vencimientos de deuda por unos u$s2.500 M.

Chávez destacó que, con la compra concretada en las últimas horas, ya suman u$s5.147 M las adquisiciones de deuda pública argentina que Venezuela ha concretado en el plazo de dos años.

"Es un esfuerzo para Venezuela, pero lo hacemos porque estamos conscientes de lo que se trata. Argentina se está liberando de Drácula, está rompiendo las cadenas del Fondo Monetario Internacional", indicó.

El gobernante venezolano adelantó que su paí­s también comprará tí­tulos de deuda a Ecuador y Bolivia.

Chávez reconoció que estas operaciones "se hacen pesadas desde el punto de vista de la cantidad", pues Venezuela no es "una entidad financiera internacional".

"Pero estamos tratando de ser útiles y modestamente creo que lo hemos sido para los argentinos (...). Venezuela no es un paí­s rico, es un paí­s pobre", dijo.

Este lunes, el dirigente opositor venezolano Nicolás Sosa afirmó que, con sus donaciones y ayudas a otros paí­ses, Chávez elevó la deuda de Venezuela a tal punto que el acumulado "compromete a diez generaciones".

El polí­tico del partido Movimiento Al Socialismo (MAS) cifró las deudas interna y externa del paí­s en "casi u$s70.000 M", lo que no coincide con las cuentas gubernamentales.

A precio de mercado

Venezuela siempre compra bonos argentinos a los precios de mercado. Y, el lunes, cuando se cerró la operación, se fijó un precio de u$s82,65 cada 100 de valor nominal de los BODEN 2015 emitidos para esta operación.

Esto quiere decir que Venezuela giró u$s500 M y logrará un rendimiento anual del 10,6%. A cambio, la Argentina emitirá bonos por US$ 605 M.

Venezuela pone el dinero porque responde al pedido de la Argentina. En estos momentos, los mercados voluntarios están cerrados para el paí­s y por eso se acude a Hugo Chávez.

Así­, si bien se paga tasa de mercado, el Gobierno argentino evita hacer un llamado a licitación que podrí­a arrojar una tasa de interés aún más alta.

Además, como no hay mayor interés en traer dólares a la Argentina, los inversores que quisieran comprar el BODEN 2015 terminarí­an vendiendo otros bonos argentinos para hacerse de la liquidez necesaria.

Temas relacionados