NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Reunión con inversores

La mano derecha de Caputo en el Banco Central confirmó que el plan B es pedir que el Fondo adelante la plata para 2019

La mano derecha de Caputo en el Banco Central confirmó que el plan B es pedir que el Fondo adelante la plata para 2019
Gustavo Cañonero, el vicepresidente de la entidad, trajo esa novedad en Nueva York. El secretario de Finanzas buscó despejar dudas acerca de la deuda
Por Leandro Gabin
20.08.2018 05.50hs Finanzas

Fueron días de reuniones tras reuniones con la mayor cantidad de fondos y bancos de inversión posibles. La agenda de los emisarios del presidente Mauricio Macri en Nueva York, que regresaron el viernes al país, tuvo una sola consigna: transmitir que las políticas económicas terminarán siendo sostenibles y que no hay riesgo de otro default de la deuda.

En Wall Street hubo gran preocupación por el salto del dólar y el derrumbe de los bonos soberanos que llevaron los rendimientos a casi el 11%. Niveles que presagiaban el peor desenlace. Para los banqueros, la situación del país es extremadamente complicada y dudan de la capacidad del Gobierno de obtener los fondos necesarios para cubrir los vencimientos del año próximo.

Para llevar calma sobre esos temas viajaron a la Gran Manzana el vicepresidente del Banco Central, Gustavo Cañonero; y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, quienes escoltaron al vicejefe de Gabinete, Mario Quintana. Las espadas económicas transmitieron un claro mensaje en todas sus reuniones: los dólares para el año que viene están asegurados.

Esa consigna le llevaron a cada cónclave, almuerzo y cena en la que participaron. Para más allá de hacer el marketing habitual, los hombres de Macri dejaron definiciones todavía desconcidas en Buenos Aires.

Según pudo reconstruir iProfesional, quien fue más allá en esta idea de mostrar certezas hacia los inversores fue la mano derecha de Luis Caputo en el Central. Cañonero, un ex banquero del Deutsche Bank, confirmó algo que este medio había adelantado: pedirán que el Fondo Monetario Internacional (FMI) les gire el dinero para afrontar los vencimientos de deuda del 2019 en caso de que los mercados sigan cerrados.

"Cañonero explicó que el acuerdo con el Fondo se puede ampliar o acelerar. Esto es, que el Gobierno podría solicitar el adelanto del dinero o incluso que le acerquen más plata de los u$s50.000 millones que consiguieron inicialmente. Pero destacó que solo es un ´plan B´que tienen guardado en caso de que se complique el escenario global", detalló a iProfesional uno de los asistentes a esas reuniones con funcionarios argentinos. 

De esta manera, el mensaje claro y contundente que llevaron los hombres del presidente a Nueva York es que no hay forma de que la Argentina tenga problemas para cancelar sus deudas en el año electoral. 

Además, reafirma la buena sintonía que tiene la administración de Cambiemos con el FMI. No sólo el organismo de crédito cambió su punto de vista al permitir que usen sus dólares para financiar el desarme el Lebac, borrar la meta de reservas mínimas y darle un generoso monto al país con pocas condicionalidades, sino que estaría dispuesto a mucho más para mantener en pelea al Gobierno de cara a las elecciones. 

Si bien fue una buena noticia para los fondos de inversión, varios de ellos siguen desconfiados de la estrategia oficial. "Las presentaciones fueron un tanto flojas. No está claro que puedan atacar el tema fiscal y menos en un año electoral", dijo a este medio un banquero que participó de las reuniones. 

Parte del operativo oficial para explicar las bondades del plan fue explicado punto por punto por Bausili, otro hombre del riñon de Caputo que está a cargo del programa financiero 2019.

En esas reuniones privadas con inversores, el funcionario trató de despejar dudas acerca de las Letes que emite Hacienda, un instrumento que empezó a generar preocupación en el mercado por su crecimiento exponencial (la otra bola de nieve después de las Lebac) y porque no se están pudiendo renovar en la totalidad. 

-Señaló que el país ya no tiene necesidades de financiamiento este año y que la única duda es el vencimiento de Letes

-Con respecto a las Letes en dólares, hay que pagar alrededor de u$s2.000 millones por mes este año. Desde que se deterioró el clima externo, Bausili admitió que los inversores extranjeros empezaron a no renovar esos bonos

-Estiman en Finanzas que el 30% del stock está en manos de extranjeros, lo que representa algo así como u$s3.500 millones que hay que pagar este año

-Pero el funcionario remarcó que ahora los inversores locales compran más Letes que antes, un crecimiento de hasta el 130% más, lo que debería compensar la salida de los ahorristas internacionales

También Bausili trató de llevar calma con lo que tiene que ver con el película para el año electoral. Dijo ante banqueros que las necesidades de financiamiento netas están estimadas en u$s8.000 millones, de los cuales u$s3.000 millones serían en el mercado internacional y los otros u$s5.000 millones en la plaza local. Claro que esos números contemplan que el total de las Letes se refinancian, algo que no viene sucediendo.

La esperanza oficial, según adelantó el secretario de Finanzas, es que un tercio de los tenedores de Lebac que no son bancos (o sea, los minoristas, inversores internacionales y fondos comunes), calculados en u$s5.000 millones, vayan a comprar estos papeles que emite Hacienda. Si fuera así, sería un alivio para el programa financiero del año próximo. 

Por otra parte, los fondos de inversión quiseron saber de primer mano cómo sigue la pelea del Banco Central contra la inflación y el alza del dólar. Para ese apartado, Cañonero volvió al centro de la escena y dejó algunas definiciones ante los asistentes a este reuniones a puertas cerradas. 

-Las últimas medidas del Central (por las tasas al 45%, suba de encajes y demás) demostraron que el banco va en serio a luchar contra el aumento de los precios. Cañonero destacó que por primera vez en cinco meses están bajando las expectativas de inflación

-Además dijo que la meta del 17% para este año fue demasiado ambiciosa pero el 19% pactado con el FMI para el 2019 es "alcanzable"

-Señaló que controlar la demanda de dinero, algo que hizo este nuevo BCRA, es precisamente para acotar la volatilidad del tipo de cambio y se está logrando con éxito

-El objetivo es la flotación cambiaria pero en este momento es peligroso dejar flotar la moneda, por eso están interviniendo en el mercado

-Reveló que la entidad ya recompró los u$s1.000 millones que vendieron en los mercados de futuros para paliar la crisis cambiaria

Si bien el vice del Central no quiso revelar el nuevo nivel de reservas mínimas que pactó con el Fondo, un cambio que se produjo para que pudieran utilizar los dólares prestados con el fin de desarmar las Lebac, avisó que "hay margen para seguir interviniendo en el mercado considerando las nuevas metas de reservas".

Cañonero también pasó revista a la situación de las Lebac en sus exposiciones ante inversores. Volvió a repetir que el esquema de "Lebac cero" podrá lograrse hacia fin de año y confió en que parte de ese dinero que liberarán mes a mes irá a comprar Letes, algo que beneficia a Hacienda con su programa financiero. "Cualquier necesidad de más dólares para cancelar Lebac será manejable", avisó el vicepresidente del Central.

Más sobre Finanzas