Más artículos

El Banco Central, a punto de firmar un swap con China por 9.000 millones de dólares

El Banco Central, a punto de firmar un swap con China por 9.000 millones de dólares
La intención oficial es renovar el que ya está vigente y cerrar uno nuevo por ese importe para respaldar el stock de reservas de la entidad
24.09.2018 13.20hs Finanzas

En paralelo a las intensas negociaciones que el Gobierno mantiene con los técnicos del Fondo Monetario Internacional para definir un nuevo paquete de ayuda financiera, el Banco Central está a punto de firmar un nuevo acuerdo para reforzar las reservas monetarias con el Banco Central de China. Se trata de un swap de reservas por 9.000 millones de dólares.

Ese monto se sumaría a las actuales reservas que administra el BCRA -por 49.561 millones de dólares- y le darían poder de fuego al organismo monetario para enfrentar cualquier corrida cambiaria, aun en el nuevo esquema de política monetaria que se implementará desde ahora, donde se abandona el esquema de tipo de cambio libre para pasar al esquema de bandas, que determinan un piso y un techo dentro del cual el dólar se moverá libremente.

Pero cuando el precio de la divisa amenace con perforar el techo de la banda -se habla de un valor de entre 40 y 44 pesos por dólar- el BCRA vende divisas, y cuando perfora el piso (de entre 32 y 36 dólares) compra.

Un swap (o “intercambio”, en español) es un mecanismo por el cual dos agentes (gobiernos, bancos, empresas) se comprometen a cambiar divisas o dinero en ciertas fechas. La operación no se realiza de forma inmediata sino que se efectúa en “cuotas”, es decir montos y fechas previstas a lo largo de un período acordado.

En octubre de 2014, la Argentina negoció un crédito por un total de yuanes (moneda china) equivalente a US$ 11 mil millones. Esto no significa que dicho monto haya ingresado de forma instantánea en la economía local, sino que el BCRA incorporó en forma progresiva dichas divisas según la necesidad doméstica.

Una vez finalizado el intercambio financiero, el Central deberá devolver la cantidad de yuanes utilizados y, a su vez, China deberá reintegrar el total de pesos recibidos, según afirma Clarín.

El acuerdo de swap lo introdujo por primera vez, en 2009, Martín Redrado, entonces presidente del BCRA, cuando las reservas alcanzaron el nivel máximo del 15% del PBI. El objetivo del canje era tener un resguardo de liquidez frente a una eventual crisis internacional.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas