Más artículos

inversiones atractivas

Pagan 50% por el plazo fijo e "invierten" en Leliq: cuánto ganan los bancos por la "bicicleta" con Banco Central

Pagan 50% por los plazos fijos y compran Leliq: cuánto ganan los bancos por la "bicicleta" con el Central
Las medidas del BCRA empujan a los bancos a cambiar sus políticas hacia los ahorristas. Vuelven las tasas atractivas y se puede colocar en Leliq, al 72%
Por Mariano Jaimovich
17.10.2018 06.04hs Finanzas

Están apareciendo los primeros indicios de que la estrategia del Banco Central da resultado.

La contracara de un dólar tranquilo debe ser un aumento en el atractivo de los plazos fijos en pesos. Y eso es lo que se está constatando, con una suba de 8% en el monto colocado desde que comenzaron a aplicarse las nuevas medidas financieras.

En los últimos días, los bancos mejoraron las tasas de interés que ofrecen a sus clientes, al punto que ya los seducen con rendimientos que llegan al 50% anual.

Es una rentabilidad bastante tentadora para los ahorristas, ya que supera las estimaciones de inflación para los próximos meses.

Incluso, también le ganaría al incremento del dólar a un año vista, si es que se toman como referencia los acuerdos realizados en los mercados a futuros del Rofex. Allí, para agosto del 2019 se está convalidando un alza en torno al 45%.

A lo anterior se suma un tipo de cambio estable, en el marco de la nueva política oficial de "bandas móviles", que está logrando su objetivo de que se mantenga por debajo de los $40 y cada vez más cerca del "piso", lo que eleva el incentivo a volcarse a los instrumentos en pesos.

Esto se evidencia en el mayor volumen colocado en depósitos, que crece a un ritmo de casi 6% intermensual, según datos del IERAL de Fundación Mediterránea, de la mano del incremento de la renta ofrecida.

Por lo pronto, las tasas del sistema escalaron a un nivel muy seductor: 73% anual para las Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días, que son los papeles que el Banco Central les permite comprar a los bancos.

Un nivel atractivo que los induce a tratar de colocar el mayor volumen posible en este instrumento. Y, en virtud de ello, a captar más pesos de sus clientes convalidando un premio mayor por las captaciones.

Tanto es así que:

- Para depósitos de hasta $100.000 (30 a 44 días), la renta llegó a un piso de 37% anual, a fines de septiembre, para luego incrementarse al 43% (promedio actual).

- En tanto, para montos mayores al millón de pesos, esa cifra se elevó al 50% en promedio

Algunos bancos también brindan al público hasta 50% anual a 30 días, sobre todo a través del homebanking. Por ejemplo, el Nación ofrece 48% y el Ciudad, hasta 46% (30 a 90 días).

"Para los plazos fijos, los bancos están pagando entre un 45% y un 50% a un mes", detalla a iProfesional Javier Dicristo, gerente de Inversiones de Banco Meridian.

"La renta ofrecida por cada uno depende de su grado de necesidad por captar pesos, por eso algunos otorgan porcentajes más altos", añade.

Los datos del Banco Central corroboran sus dichos. Para tener una idea del incremento de los depósitos del sector privado:

- El 17 de septiembre (con un mercado nervioso y dólar por encima de los $40), se registraban plazos fijos por $754.000 millones

- Al 10 de octubre, último dato disponible, saltó a $814.000 millones. Es decir, en casi un mes trepó casi 8 por ciento

El BCRA busca fomentar los depósitos. Es por eso que el primer día hábil de octubre comenzó a regir una normativa por la que se les permite a los bancos pagar los intereses cada 30 días, más allá de que el período de vencimiento sea de hasta 90 días, en cuyo caso el cliente podrá recibir tres pagos mensuales de su renta.

"Este aumento de las opciones disponibles le posibilita a las entidades ofrecer los instrumentos más adecuados a las preferencias del público", indicaron desde el BCRA.

Telaraña Central

Los bancos están captando fondos al 50% (plazos fijos) y obteniendo una tasa en torno al 72% (al comprar Leliq). No obstante, la diferencia que logran "en mano" es menor a esa ganancia teórica del 22%.

La explicación es que están inmersos en la "telaraña" del Banco Central, que viene aplicando una política monetaria restrictiva tendiente a secar la plaza de pesos, para que ese caudal no sea volcado al dólar.

Con ello apunta a que la moneda estadounidense no se vaya más allá del máximo de la banda de flotación, de entre $34 y $44.

Sin embargo, no todos los billetes que captan pueden volcarlos a la compra de Leliq ya que, por regulación oficial, deben conservar una parte encajada (inmovilizada) en el sistema financiero.

En octubre los encajes subieron otros tres puntos porcentuales, al 44% del volumen total a la vista. Así, las entidades no tienen total libertad para hacer usufructo de los pesos tal como les gustaría.

El plan oficial es retirar del mercado cada vez más moneda local y, en el actual contexto, les queda poco margen para acumular más Leliq.

Para entender cómo es el negocio bancario, el directivo de una firma líder grafica la situación a iProfesional:

"Sin un banco paga a sus clientes una tasa de 50% a 30 días, en realidad el costo de captación se eleva al 64,3%", dice.

Esto, ya que debe mantener parte de esos pesos inmovilizados y entonces no puede sacarle rédito de la intermediación. A ello se suma el 0,18% que debe ir al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

Según afirma, el banco gana unos 8 puntos porcentuales entre lo que capta/paga por los plazos fijos y lo que coloca en Leliq.

"Hay una diferencia entre la tasa que nos pagan por Letras Líquidas y la renta que recibe el cliente. Pero casi $4 de cada $10 colocados en un plazo fijo deben quedar inmovilizados, no podemos hacer nada con ellos", añade.

Desde la City estiman que las tasas de las Leliq, en los niveles actuales, no tienen demasiado margen para persistir por encima del 70%, ya que eso se traduce en un alto costo incluso para el Central a la hora de tener que aspirar moneda local del sistema.

"En el caso de las Leliq, no tenemos mucha proyección. El escenario actual pueden durar uno o dos meses más. No podemos trazar un panorama más largo porque las reglas de juego cambian constantemente", afirma a iProfesional un alto ejecutivo de un banco líder.

Un colega suyo, que también pide no ser mencionado, señala su malestar: "El Banco Central decide lo que quiere en cualquier momento y hay que adecuarse".

"Nos dijeron que las medidas restrictivas son para pasar este momento del país y que luego las tasas y los encajes bajarán. Todos dependemos de la gran variable en juego, que es el dólar" añade.

Dónde van los pesos

Además de la traba que les genera los encajes, las entidades no pueden intermediar con buena parte del dinero que reciben de sus ahorristas ya que deben contar con fondos líquidos para su operatoria diaria y para los productos que ofrecen.

En períodos calmos, el negocio bancario tradicional es captar depósitos a una tasa, prestar ese dinero a un interés mayor y ganar con la diferencia.

El problema es que en este momento recesivo, el panorama no es el mejor para dar créditos. De hecho han caído fuerte en el último tiempo y además les juega en contra el plan oficial de retirar pesos del mercado.

"Tras permanecer prácticamente estancados en septiembre, los primeros datos de octubre muestran una caída de 0,8% mensual en los préstamos al sector privado", señalan del IERAL.

Las líneas más afectadas han sido principalmente las comerciales, como los adelantos en cuenta corriente, documentos a sola firma y documentos comprados/descontados, entre otros. Además, decrecieron las líneas vinculadas al consumo (personales y tarjetas de crédito).

Es que en la City, la pregunta que circula es qué empresa puede operar con una tasa que ronda el 80% anual.

Esto también ha dejado su huella en las acciones: "Los papeles más castigados fueron los bancarios. Principalmente, porque se esperan meses difíciles para la economía", dice a iProfesional Pablo Castagna, director de Portfolio Personal.

"Las Pymes están cada vez más complicadas por las altas tasas y una morosidad que viene en aumento. Esto hace pensar que los resultados de sus balances bancarios van a sufrir deterioros", completa.

Por lo tanto, en caso que los ahorristas sigan viéndose seducidos por los plazos fijos y el volumen de pesos captados por los bancos sea mayor, las entidades ya tienen previsto en qué van a reinvertirlos.

Los préstamos están para atrás. Se mantiene la demanda de cartera de cheques, prendarios y personales. Por eso se destinarán a financiar estas líneas y, en lo que se pueda, a las Leliq", resume el ejecutivo de uno de los principales bancos privados.

Dicristo va por la misma línea: "Con el dinero captados de los plazos fijos, financiamos a corto plazo cheques y tarjetas de crédito. Y el sobrante que podemos lo colocamos a Leliq", concluye.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Finanzas
Te puede interesar