Más artículos

En una jornada con escaso volumen, el dólar mayorista rebotó hasta $35,58 y se aleja de la zona de intervención

En una jornada con escaso volumen, el dólar mayorista rebotó hasta $35,58 y se aleja de la zona de intervención
Debido al feriado en EEUU, el caudal de negocios fue ínfimo. Por eso los analistas no pueden pronosticar si el alza del billete terminará siendo tendencia
Por Ruben Ramallo
12.11.2018 10.44hs Finanzas

El mercado cambiario inició la semana a ritmo moderado, debido al feriado parcial en Wall Street, en donde se celebra el Día del Veterano de Guerra. Debido a ello, en esa plaza no operará el mercado de bonos, pero sí el de acciones.

El caudal de negocios en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) fue anecdótico: se hicieron tan sólo u$s90 millones pero no hubo operaciones en los futuros del MAE.

Así las cosas, el billete mayorista donde operan los bancos y las empresas subió 18 centavos para quedar en $35,58. "En una jornada con muy bajo volumen de operaciones por el feriado en los EEUU, la divisa norteamericana se recuperó parcialmente de la fuerte caída de fines de la semana pasada", reseñó Gustavo Quintana, operador de PR Cambios.

"El irrelevante monto operado en la fecha impide confirmar que la suba de hoy marque un inicio de repunte del tipo de cambio", agregó el especialista.

En el mercado minorista, el precio de la divisa estadounidense mostró una mínima suba de cuatro centavos para quedar en $36,42 en promedio, de acuerdo al habitual relevamiento que efectúa el Banco Central.

Finalmente, en las denominadas "cuevas" de la City, el precio del dólar blue rondaba los $35,50 para la venta. 

El Banco Central aprovechó la quietud con el dólar para seguir bajando las tasas. Efectuó una subasta Letras de Liquidez a 8 días de plazo: el monto adjudicado fue de $111.981 millones y la tasa promedio de corte se ubicó en 65,772%, siendo la tasa máxima adjudicada de 66%.

Desde ya que la mayor expectativa pasa por lo que sucederá en los próximos días en el segmento mayorista, en donde la mirada de los analistas y operadores está puesta en la posibilidad de que la divisa toque la banda inferior y si ello ocurriera, cuál sería la reacción del Banco Central

La pregunta concreta que se hace el mercado es si el Banco Central apelará a la potestad acordada en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de intervenir cuando alcance los límites, superior o inferior, de una amplia zona en la que las autoridades se comprometieron a no participar.

El caso es que el viernes pasado el dólar mayorista cerró a $35,38, es decir por debajo del nivel al que llegará hoy el piso de la zona de intervención, que es de $35.402.

Cabe recordar que hasta diciembre las bandas se ajustan a diario a razón del 3% mensual y luego serán replanteadas en función de la evolución de la inflación. Según la carta de entendimiento del acuerdo con el FMI el BCRA podrá, de considerarlo necesario, comprar hasta u$s150 millones diarios para ayudar a sostener el  precio de dólar.

En caso de hacerlo, por un lado sumaría reservas, pero la contracara de ello es que para poder hacerlo debería emitir pesos que, según el acuerdo con el Fondo, no serían esterilizados.

Si bien el ingreso de pesos frescos al sistema tendría un efecto positivo en términos de las tasas de interés, la preocupación oficial es que actualmente se encuentra muy lejos de haber domado la inflación.

“Ahora que el dólar está ya coqueteando con la banda inferior, la atención de los inversores se concentra en el BCRA, dado que se espera evaluar si el organismo impulsará compras de divisas, ya sean esterilizadas o no por sus efectos en la liberación de pesos, o se inclinará por una reducción de encajes que expanda la oferta monetaria y así acelerar el descenso en las tasas”, dijo Gustavo Ber economista de Estudio Ber.

Por su parte, desde Saber Invertir sostienen que “en este delicado momento tenemos dólar y tasas de interés a la baja, juntos, cosa que pocas veces de vio en la historia argentina. Y se está dando en un marco con la inflación a la baja: del 6,5% mensual de inflación de setiembre se pasó a un hipotético 5% en octubre, iríamos a un 4% en noviembre y habría 2% en enero. En camino a una supuesta normalización”.

Finalmente, desde la consultora Neix consideran que “la compra de dólares para atesoramiento toca un mínimo en octubre ascendiendo a u$s500 millones, y se consolida la desaceleración de los últimos meses. Creemos que esta tendencia se mantendrá los próximos meses dándole estabilidad al mercado cambiario".

Atento a que la persistente caída de la cotización puede llevar a que el peso se aprecie más allá de lo conveniente, el viernes pasado el Banco Central decidió tratar de ponerle un freno a esa situación. Lo hizo a através de la Comunicación A 6595, según la cula se fijan nuevos porcentajes para la constitución de efectivos mínimos para las obligaciones por líneas financieras del exterior contraídas por bancos.

De esta manera, las obligaciones por líneas financieras del exterior suben a 23% a 29 días, ; de 30 a 59 días al 17%; de 60 a 89 días 11%; de 90 a 179 días 5%; de 180 a 365 días 2% y más de 365 días pasa a cero. 

Dicho sea de paso, estos son los mismos encajes a los que están sometidos el fondeo a través de depósitos o colocaciones de deuda como obligaciones negociables. En ese sentido, iguala las condiciones. 

"Si bien salieron a aclarar que fue simplemente para normalizar una distorsión de los encajes de acuerdo a como se fondeaba, lo que se intenta evitar es que entren dólares
para aprovechar las tasas altas y en el momento en que se quieran ir traigan un problema", dijo el analista financiero Christian Buteler. "No quieren que les pase como
con las Lebac", agregó.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas