Más artículos

Efecto post G20: qué se espera para dólar, acciones y bonos de Argentina, según la City

Contagiado por el optimismo post G20, el mercado financiero espera un despegue de fin de año
El riesgo país tuvo una abrupta baja, beneficiado por el cambio de humor a nivel global. Los operadores anticipan si la nueva tendencia puede consolidarse
Por Juan Bergelín
04.12.2018 06.33hs Finanzas

La bandera blanca que China y Estados Unidos izaron en la cumbre del G20, en medio de la guerra comercial, parece haber cambiado el humor de los inversores y promete ser el combustible que alimente el esperado rally de fin de año en los mercados.

Además de la euforia que se vivió este lunes en las Bolsas de todo el mundo, los analistas esperan que genere un mayor apetito por el riesgo, al menos en el corto plazo, beneficiando a la Argentina y al resto de los emergentes.

La paz decretada entre los dos gigantes se sumó a las declaraciones del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, quien días atrás dio a entender que la suba de tasas terminaría más pronto de lo planeado y, en el plano local, el anuncio del acuerdo entre el Banco Central y su par chino para ampliar la línea de swap a u$s19.000 millones.

"La coyuntura externa, al menos en el corto plazo, parece más despejada para sostener un rebote más sólido antes de finalizar el año", señaló a iProfesional Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones

"Primero, por las señales del discurso de Powell la semana pasada. Luego, por la tregua entre Estados Unidos y China", completó.

En su visión, desde el punto de vista de los análisis técnicos "los índices habían testeado soportes, los respetaron y eso es un buen punto".

La pipa de la paz

Durante la cena que mantuvieron el sábado en el marco de la cumbre del G20, Trump y su par chino, Xi Jinping, acordaron suspender la aplicación de nuevos gravámenes, declarando así una tregua tras meses de escalada de tensiones vinculadas con el comercio de bienes.

Al día siguiente, el propio mandatario estadounidense tuiteó que el gigante asiático acordó rebajar los aranceles a vehículos fabricados en los Estados Unidos.
"Mi reunión en Argentina con el Presidente Xi de China fue extraordinaria. ¡Las relaciones han dado un gran salto hacia adelante! Pasarán cosas muy buenas", escribió en la red del pajarito.

"El tono ‘dovish’ (más flexible) de Powell se combinó con la tregua comercial entre ambos países acordada en el G20, y así es que Wall Street activó un tono de ‘risk-on’ (mayor apetito al riesgo)", señaló Gustavo Ber, del Estudio Ber.

"Esto vuelve a acercar al S&P 500 a los 2.800 puntos, mientras se especula con el ‘rally’ de fin de año", vaticinó el ex.

"Un dato que refleja el efecto de las palabras de Powell es que hace un mes la probabilidad acumulada de que en todo 2019 la FED aplicara tres o más subas era del 62%. Hoy, en cambio, se redujo al 36%", indicó Nery Persichini, gerente de inversiones en GMA Capital.

Ya desde el fin de semana, en la previa de que abran los mercados, los contratos a futuro anticipaban un día de pantallas verdes.

Wall Street cerró con subas de más del 1% en todos sus indicadores: el Dow Jones Industriales trepó 1,13%; el Nasdaq avanzó 1,51% y el S&P 500 ganó 1,09%.

Además, el oro tocó su nivel más alto en un mes y el dólar cedió terreno frente al resto de las monedas.

Los próximos 90 días, claves

Respecto a la tregua en la guerra comercial, el secretario del Tesoro de los EE.UU, Steven Mnuchin, afirmó que hubo un cambio de tono evidente en esa cena en comparación con los encuentros pasados, ya que Xi Jinping ofreció un compromiso claro para abrir los mercados de su país a las compañías estadounidenses.

"Es la primera vez que tenemos un compromiso de su parte de que será un acuerdo real", dijo Mnuchin a la cadena de televisión CNBC, agregando que el gobierno sabría "de manera muy rápida" si puede documentarse un acuerdo, según cita la agencia Reuters.

"Necesitamos algo concreto en estos 90 días. No va a ser algo que tenga sólo compromisos suaves que son pateados por el camino", agregó.

Viento de cola

Este mejor panorama en los mercados del mundo genera un mejor contexto para los activos argentinos, con títulos y acciones en alza y un tipo de cambio cada vez más cerca del piso de la banda de flotación.

"El envión externo está reavivando la demanda por activos domésticos, tal como reflejan los rebotes de los ADR y los bonos, ya que los inversores se esperanzan de que las señales positivas que ha dejado el G20 puedan contribuir a un mayor apetito por riesgo", destacó Gustavo Ber.

Las acciones locales que cotizan en Wall Street cerraron este lunes con repuntes de hasta el 8%, mientras que la bolsa porteña avanzó 2%, con picos de hasta 3,5% durante la rueda.

En tanto, el dólar cedió 3,4% frente al peso y quedó a menos de 1% del piso de la banda de flotación, en una rueda en la que el Banco Central volvió a recortar la tasa de interés mientras absorbió más de 23.500 millones de pesos del mercado a través de las Leliq.

Con subas de más del 2% en los bonos, el riesgo país perforó la barrera de los 700 puntos y cerró a 690 unidades.

"Influyó la tregua en la guerra comercial entre EE.UU. y China, que es algo bueno para China. Eso debilitó al dólar en el mundo y favorece a los mercados emergentes", apuntó Daniel Chodos, jefe de estrategia de bonos soberanos en Credit Suisse.

En su visión, si bien el mayor efecto estuvo vinculado a la bandera blanca entre los dos gigantes, lo que también impactó en el mercado de cambios fue que el peso había sido una de las monedas más golpeadas en las últimas semanas.

Otro aspecto que jugó a favor entre los inversores fue el acuerdo entre el BCRA y su par chino para ampliar la línea de swap, por u$s8.700 millones.

Un nuevo round para el peso

Desde el 15 de noviembre la moneda local fue la más golpeada entre sus pares latinoamericanas.

A partir de ese día y hasta el miércoles pasado:

- El peso había perdido 4,5%
- El real había caído 3,7%
- El peso colombiano, 1,9%
- El peso mexicano, 1,2%
- El peso chileno se había apreciado 1,4%.

La moneda local, "por lejos, había sido la más goleada y ahora se está recuperando un poco", comentó Chodos.

"Lo más relevante continuará pasando porque dichas expectativas se puedan traducir en una importante reducción del riesgo país que permita recuperar el acceso al financiamiento externo en busca de completar y despejar dudas respecto al programa financiero 2020, ya con menores recursos del FMI", indicó Ber.

Para Corujo, "el G20 dio una buena exposición para la Argentina, lo que sumado a un contexto externo más positivo, quizá permita tener una recuperación más sostenida de los activos".

En rigor, según vaticinó, "puede haber un rebote que invite a pensar que lo peor ya pasó. No obstante, para tener una recuperación sostenida falta despejar el componente electoral, algo que no se va dar en el corto plazo".

En este marco, sostuvo que puede que el riesgo país siga bajando, aunque no espera que vuelva a niveles de hace un año, al menos en lo inmediato.

Hoy, el foco en el REM

Más allá de este contexto más favorable, el mercado local hoy pondrá el foco en el resultado del Relevamiento de Expectativa de Mercado (REM), que podría habilitar al Banco Central a eliminar el límite que hoy tiene la tasa de referencia en el 60%.

En rigor, según acordó Guido Sandleris con el FMI, el BCRA quitaría ese piso si se registran dos meses consecutivos de baja en las expectativas de inflación de los próximos 12 meses, algo que se espera suceda hoy.

"Hay que ver cómo impacta en el peso. Es positivo porque las expectativas de inflación están cayendo como espera el BCRA. Pero, por otro lado, el Central va a tener que ser muy cuidadoso en el manejo de los agregados monetarios para que no ocurra lo de la semana pasada, cuando expandió y el tipo de cambio se disparó", advirtió Chodos.

El economista agregó que también será clave cómo comunica la decisión el organismo monetario, para transmitir la idea de que mantiene una política restrictiva.

En la misma línea, Corujo destacó: "Más allá de que baje la inflación, es necesario que caigan las expectativas de devaluación".

Vaticinó que el tipo de cambio "se va a seguir moviendo entre la mitad y el piso de la banda cambiaria, en un contexto en el que los desequilibrios se están corrigiendo, el índice de precios tiende a caer y las expectativas de devaluación deberían acompañar, con tasa de interés real disminuyendo de manera gradual".

Las cartas están echadas. Y si bien los grandes fondos de inversión no suelen tomar posiciones riesgosas en el último mes del año, al menos un contexto más favorable promete un suave viento de cola que sirva para recuperar terreno en un año teñido de rojo para el mercado de capitales local.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas